Estados Unidos sancionó a Maikel Moreno, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia chavista, y ofreció USD 5 millones por información que lleve a su arresto

Así lo informó el secretario de Estado, Mike Pompeo: "Un lacayo de Maduro, usó su posición de autoridad para obtener beneficios personales, aceptando sobornos para influir el resultado de causas criminales en Venezuela", indicó a la hora de comunicar la decisión

Maikel Moreno. Foto: REUTERS/Manaure Quintero
Maikel Moreno. Foto: REUTERS/Manaure Quintero

El gobierno de los Estados Unidos sancionó este martes a Maikel Moreno, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia chavista, y ofreció USD 5 millones por información pueda contribuir a su arresto.

Así lo anunció el secretario de Estado, Mike Pompeo, a través de un comunicado y de su cuenta de Twitter. El funcionario calificó a Moreno de “lacayo” del dictador Nicolás Maduro y aseguró que “usó su posición de autoridad, recibiendo sobornos para influir en el resultado de causas criminales en Venezuela”.

“Al designarlo públicamente hoy, estamos mandando un claro mensaje: los Estados Unidos se oponen firmemente a la corrupción”, agregó en su publicación.

En paralelo, el departamento de Estado publicó un comunicado en el que Pompeo indicó que, “en el marco del Programa contra el Crimen Organizado Transnacional”, la administración de Donald Trump ofrecerá “hasta USD 5 millones por información que lleve al arresto o la condena” de Moreno.

Foto del martes del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, durante una rueda de prensa con el canciller británico, Dominic Raab, en Londres. 
Jul 21, 2020. REUTERS/Hannah McKay
Foto del martes del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, durante una rueda de prensa con el canciller británico, Dominic Raab, en Londres. Jul 21, 2020. REUTERS/Hannah McKay

Moreno, ex agente de inteligencia y abogado que pasó tiempo detenido por el asesinato de un adolescente, ostenta su puesto desde 2014. Una figura extremadamente cercana a Maduro, fue uno de los autores intelectuales de maniobras como la declaración de desacato de la Asamblea Nacional, que la vació de poder real declarando como nulos todos sus actos.

Además, a cargo de la Sala de Casación ratificó la condena a 14 años de prisión contra Leopoldo López por las protestas contra Maduro en todo el país en 2014. En ellas, el régimen ejecutó a 41 víctimas.

Moreno ya había sido sancionado en distintas ocasiones por el gobierno de Estados Unidos. La primera acción fue consecuencia precisamente del fallo concerniente al “desacato” del órgano legislativo venezolano. Por esa razón, junto a otros siete miembros del TSJ chavista, vieron en 2017 congelados sus activos en el país norteamericano, a cuyos ciudadanos se les prohibió además hacer transacciones con ellos.

En marzo, en tanto, había sido incluido en la lista de 14 funcionarios del régimen que fueron acusados formalmente de narcoterrorismo por el departamento de Justicia. De hecho, la cara de Moreno aparecía en uno de los recuadros más prominentes, a la izquierda de Maduro y segundo en importancia junto al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

El dictador venezolano Nicolás Maduro junto al presidente del TSJ chavista, Maikel Moreno. Foto: REUTERS/Manaure Quintero
El dictador venezolano Nicolás Maduro junto al presidente del TSJ chavista, Maikel Moreno. Foto: REUTERS/Manaure Quintero

En ese momento, el departamento de Justicia no ofreció una recompensa monetaria por información que llevara a su arresto, acción que si tomó con respecto a Maduro y otros cuatro figuras del chavismo: Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y considerado el número dos del régimen; por el ministro de Industria y vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami; por el ex general y ex director de inteligencia militar de Venezuela (DGCOM) Hugo Carvajal; y el ex jefe militar Cliver Alcalá Cordones.

Alcalá, quien ya había abandonado el régimen y se encontraba en Colombia, se entregó a las autoridades poco después. Por el dictador se ofrecen USD 15 millones, mientras que por las otras figuras la cifra es de USD 10 millones.

El primero de junio, en tanto, el Departamento de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) ofreció USD 5 millones por la captura de Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, superintendente de criptografía de Venezuela y cercano a El Aissami.

Ello implica que Moreno sea la séptima figura chavista en tener una recompensa del gobierno de Estados Unidos sobre su cabeza este año. De esta manera, el conjunto de recompensas ofrecidas en los últimos meses asciente a USD 65 millones.

Más sobre este tema:

Maikel Moreno, el espía y guardaespaldas que se convirtió en la máxima autoridad del Tribunal Supremo de Venezuela

Nueva arremetida de la dictadura de Maduro: el Tribunal Supremo de Justicia chavista anuló la presidencia parlamentaria de Juan Guaidó

MAS NOTICIAS