El primero de los cinco buques con petróleo enviados por Irán llegó a Venezuela

El tanquero Fortune atracó en el puerto de la refinería El Palito, la más grande del país, semiparalizada por el derrumbe de la industria local. La llegada del resto de naves que espera el régimen chavista será en los próximos días

El buque Fortune en el puerto venezolano
El buque Fortune en el puerto venezolano

El petrolero Fortune, el primero de cinco buques iraníes que traen a Venezuela petróleo y derivados para producir combustible, atracó este lunes en el puerto de la refinería El Palito (estado Carabobo), informó el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami.

“Imágenes de la llegada del primer buque ‘Fortune’ a nuestra refinería El Palito. Seguimos avanzando y VENCIENDO!!”, escribió en Twitter El Aissami, al compartir fotos del tanquero.

El sábado por la noche, la nave había llegado a aguas venezolanas escoltado por naves de la Fuerza Armada Bolivariana de Venezuela.

La ubicación del Fortune, poco antes de atracar en el puerto
La ubicación del Fortune, poco antes de atracar en el puerto

Venezuela necesita petróleo para mantener el país funcionando, debido a que su circuito refinador está operando a menos del 10% de su capacidad de 1,3 millones de bpd, lo que la obliga a depender de importaciones.

El domingo, Maduro defendió su derecho a comerciar en aguas y espacios aéreos internacionales, pese a las sanciones que pesan sobre las economías de Caracas y Teherán.

“Gracias al presidente (Hasán) Rohaní (...) y a toda Irán, desde el corazón, por su solidaridad, por su apoyo, por su valentía, por su decisión”, sostuvo durante una participación telemática en una reunión con parte de su equipo de Gobierno.

Además del crudo, explicó el mandatario, estas embarcaciones que recorrerán los mares venezolanos durante cuatro días también traen materiales para hacer más combustible, un producto que escasea desde hace años, en las últimas semanas más que antes, en el país con las mayores reservas probadas de petróleo.

Irán ha expresado en reiteradas ocasiones su respaldo a Maduro, mientras que Juan Guaidó considera que el reforzado acercamiento entre Teherán y Caracas es un “motivo de alarma” para América Latina. En un comunicado, Guaidó (reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, encabezados por Estados Unidos) consideró el jueves que los barcos “solo servirán para enriquecer a la mafia dictatorial”, refiriéndose a un mercado negro que florece con la escasez de gasolina, y “suministrar por pocas semanas” a la población.

Los buques iraníes buscan dar “aire” al régimen chavista, pero no tendrán “impacto real sobre escasez actual de gasolina”, comentó a la AFP el especialista petrolero Luis Oliveros.

La producción de crudo de Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo, viene en caída libre por un colapso de la industria que expertos atribuyen a políticas erradas, falta de inversión y corrupción. La actividad de sus refinerías se ha desplomado al mismo tiempo, por lo que importa gasolina en los últimos años para cubrir el consumo interno, pese a lo cual mantiene irrisorias tarifas.

La estatal petrolera PDVSA produjo el mes pasado poco más de 600.000 barriles diarios, según la OPEP, una quinta parte de lo que colocaba hace una década.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Luis Almagro condenó el envío de buques iraníes a Venezuela: “Es un atentado contra la paz y un acto de provocación”

MAS NOTICIAS