El dictador Nicolás Maduro indicó este miércoles que, por temor a una agresión extranjera, ya lleva armados a 3,7 millones de milicianos. En un acto con los miembros del cuerpo armado irregular, pidió que cada uno de ellos convoque a dos personas más para llegar a los 12 millones.

Además, aseguró que el próximo 15 y 16 de febrero el régimen conducirá ejercicios militares en ciudades de Venezuela. “Unos ejercicios especiales, el despliegue de la milicia el sábado 15 y domingo 16. Ejercicios militares para defender las ciudades desde adentro, desde el campo”, dijo.

Y agregó: “Estamos listos para reventarle los dientes a quien ose pisar suelo venezolano, reventarles los dientes al imperialismo estadounidense o a la oligarquía colombiana”.

En otro pasaje de su alocución, Maduro expresó la necesidad de “establecer sistemas de vigilia permanente”. “Tenemos que garantizar que nuestra patria esté cuidada las 24 horas los 365 días. Ojos, oídos. Mosca todo el mundo. En las costas, en las montañas, las ciudades, en el barrio. Chequeo, reporte”.

El anuncio sigue a la decisión por parte del régimen de distribuir en diciembre más de 300.000 armas a las milicias, lo que representa una violación de la Constitución del país. Los hechos reflejan la intención por parte de Maduro de desarmar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en detrimento del cuerpo irregular.

La Milicia Bolivariana es el ejército pretoriano de Nicolás Maduro y por ello depende directamente de la Presidencia de la República y Comandancia en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Operativamente es dirigida por el Comando Estratégico Operacional (Ceofanb) y administrativamente depende del Ministro de la Defensa.

No obstante, a mediados de diciembre la dictadura presentó un proyecto para reformar la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, mediante el cual pretende darle rango constitucional a la legislación e incluir a las milicias dentro del cuerpo.

El proyecto fue presentado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), únicamente compuesta por chavistas. De esta manera, formaliza el pedido del dictador Nicolás Maduro, quien la anunciado públicamente el mes pasado.

Maduro junto a Diosdado Cabello. Foto: REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Maduro junto a Diosdado Cabello. Foto: REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

La reforma transmite la intención de Maduro de forzar la barra para que la Milicia Nacional Bolivariana sea legalmente aceptada como componente de la institución armada, lo que ni siquiera Hugo Chávez logró. Según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Fuerza Armada solo tiene cuatro componentes: Ejército, Guardia Nacional, Aviación y Armada.

En otro pasaje de su alocución, Maduro también criticó a la oposición venezolana, que este martes logró atravesar distintos cercos policiales y sesionar en la Asamblea Nacional, luego de que el domingo las fuerzas armadas de la dictadura les impidieran entrar al recinto mientras el chavismo elegía -irregularmente y sin quórum- a Luis Parra como jefe del Parlamento.

En referencia a la escena del domingo donde agentes del régimen le impidieron al presidente encargado Juan Guaidó saltar una valla para ingresar a las inmediaciones de la Asamblea, dijo que el hecho fue “un show barato para las cámaras internacionales". “Es un imbécil saltando una reja. Ellos hundieron la Asamblea Nacional, el pueblo la recuperará este año con votos”, agregó.

Maduro expresó a su vez que la ANC del chavismo “habló en voz de Diosdado Cabello (su presidente) y han dicho que van a poner orden”. “Anuncio que le doy todo mi apoyo a la ANC para poner orden y garantizar la paz”, dijo al respecto.

Guaidó, por su parte, convocó el martes a manifestaciones para el jueves, viernes y sábado, tras renovar su juramento como presidente encargado. Además adelantó que el martes próximo habrá otra movilización hasta el Palacio Legislativo.

Es momento de levantarse y levantarse con fuerza. Vamos a movilizarnos en actividades de calle jueves y viernes; sábado, vamos a la calle; y el martes vamos todos juntos a la Asamblea Nacional”, dijo Guaidó en una rueda de prensa en Caracas. Horas después, Diosdado Cabello, anunció una marcha propia para el mismo día.

Más sobre este tema: