Nicolás Maduro y Vladimir Putin. Bloomberg descubrió los vuelos que llevaban dinero en efectivo a Caracas desde Moscú (EFE)
Nicolás Maduro y Vladimir Putin. Bloomberg descubrió los vuelos que llevaban dinero en efectivo a Caracas desde Moscú (EFE)

Cientos de millones de dólares en efectivo han sido enviados de Rusia a Venezuela, un salvavidas para el país suramericano con acceso limitado al sistema financiero global por las sanciones de los Estados Unidos.

Se despachó un total de US$315 millones entre dólares y euros en seis envíos separados de Moscú a Caracas desde mayo 2018 hasta abril 2019, según datos revisados por Bloomberg de ImportGenius, que compiló los registros aduaneros rusos que obtiene a través de fuentes privadas. El efectivo proviene de prestamistas administrados por los gobiernos de los países y su destino fue el banco de desarrollo de Venezuela, según los registros.

Si bien el dinero podría ser para cualquier cantidad de cosas -repatriación de efectivo de Venezuela en el extranjero, o dividendos de una participación en un banco con sede en Moscú, o ingresos por ventas de crudo u oro-, la compleja hazaña logística muestra una de las formas en que la administración del presidente Nicolás Maduro ha tratado de eludir las agresivas sanciones financieras de los Estados Unidos. Como consecuencia del escrutinio, el banco central ahora realiza más transacciones en efectivo, y a veces ofrece a clientes locales acceso a euros.

Los datos de ImportGenius van hasta abril de este año. Ese mes, se enviaron aproximadamente US$97 millones en dos cargas del banco Evrofinance Mosnarbank, con sede en Moscú, al Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, o Bandes. Evrofinance es una asociación entre Bandes y la agencia estatal de administración de propiedades de Rusia.

En enero, se envió el equivalente de US$113 millones en billetes de 100 euros desde el prestamista estatal Gazprombank, que en ese momento tenía una participación en Evrofinance. La misma entidad envió US$50 millones tan solo dos días antes, y se realizaron dos envíos separados de moneda no especificada por un total de US$55 millones en mayo y julio del año pasado.

Un oficial de prensa de Evrofinance no respondió a una solicitud de comentarios. Las solicitudes hechas a Bandes a través del Ministerio para la Economía de Venezuela fueron redirigidas al Ministerio de Información, que no respondió.

Un funcionario del gobierno venezolano, que pidió no ser identificado porque el asunto es delicado, confirmó que el país había recibido envíos en efectivo vinculados a Evrofinance, pero no quiso hacer más comentarios.

Anton Trifonov, portavoz de Gazprombank, se negó a comentar sobre los envíos en efectivo, pero señaló que “la cuenta corresponsal de Bandes con Gazprombank, así como cualquier cooperación entre los bancos, se canceló por completo en marzo de 2019”.

El régimen venezolano ha hecho todo lo posible para mantener el acceso a la moneda fuerte, ya que la represión de Estados Unidos lo aísla de los sistemas financieros convencionales, y los principales bancos se niegan a hacer negocios con Maduro. Entre otras cosas, el régimen ha acudido a ventas secretas de oro para recaudar fondos, a la vez que estudia la posibilidad de usar criptomonedas o un sistema de pago global administrado por Rusia para enviar dinero.

Bandes fue sancionado en marzo por Estados Unidos, que alegó que Maduro usa las cuentas del banco para mantener una cantidad sustancial de dinero en el extranjero, principalmente en Europa. Los funcionarios dijeron que el gobierno venezolano había comenzado a retirar fondos del banco central, trasladándolos a Bandes.

El año pasado, el gobierno de Maduro seleccionó a Evrofinance para manejar algunos pagos a sus proveedores, a quienes se instó a canalizar las transacciones internacionales a través del banco de Moscú. Más tarde ese año, Venezuela nombró a un exmiembro de la junta de Evrofinance como funcionario superior en el sistema bancario de la nación.

(Fuente: Bloomberg).

LEA MÁS SOBRE ESTE TEMA: