La OEA mantiene la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro
La OEA mantiene la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro

Estados Unidos y otros once países americanos convocaron este miércoles a los cancilleres de los estados que forman parte del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) a una reunión en la segunda quincena de este mes para tratar el "impacto desestabilizador" de la crisis en Venezuela.

La activación del órgano de consulta del TIAR fue votada en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) por 12 de los 19 países signatarios del convenio: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Venezuela -representada por los delegados de Juan Guaidó-. Cinco países se abstuvieron: Costa Rica, Panamá, Perú, Trinidad y Tobago y Uruguay; en tanto Bahamas y Cuba estuvieron ausentes.

En un documento suscrito por esos doce países, se argumentó que "la crisis en Venezuela tiene un efecto desestabilizador, representando una clara amenaza a la paz y a la seguridad" en la región y, por ello, cabe aplicar el principio de defensa mutua proclamado en el TIAR.

Concretamente, lo que esos doce países decidieron este miércoles fue convocar una reunión de los ministros de Exteriores de las naciones firmantes del TIAR para que, en la segunda quincena de este mes de septiembre, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, decidan qué medidas tomar con respecto a Venezuela.

Gustavo Tarre Briceño, representante de Juan Guaidó ante la OEA
Gustavo Tarre Briceño, representante de Juan Guaidó ante la OEA

Las delegaciones de esos países tendrán que decidir cómo presionar a Maduro y determinar si rompen las relaciones diplomáticas y económicas, o si irán más lejos y decretarán un bloqueo al transporte naval y aéreo.

Un bloqueo marítimo significaría que los turistas que, por ejemplo, vayan a la Isla de Margarita (uno de los mayores atractivos turísticos de Venezuela) no podrían entrar. Entretanto, de aplicarse un cerco aéreo, ningún avión que tenga destino o origen en Venezuela podría pasar por el espacio aéreo de los países del TIAR.

La opción más agresiva que incluye el tratado es la posibilidad del "empleo de la fuerza armada", pero por el momento algunos países, como EEUU, han dicho que esa opción no está sobre la mesa.

Costa Rica, que abolió su ejército hace más de 70 años, instó este miércoles a los países firmantes del TIAR a incluir en el texto aprobado una precisión: que solo se adopten medidas que "contribuyan a la restauración pacífica de la democracia en Venezuela, excluyendo aquellas que impliquen el empleo de la fuerza armada".

Nicolás Maduro, cada vez más presionado por la comunidad internacional
Nicolás Maduro, cada vez más presionado por la comunidad internacional

Sin embargo, esa propuesta costarricense no prosperó, por lo que la opción militar seguiría siendo factible a pesar de no contar con apoyo entre los países del TIAR.

Venezuela se retiró de ese tratado en 2013 por iniciativa del fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez; pero, en julio de este año, el Parlamento dirigido por Guaidó aprobó el regreso del país a ese pacto de defensa, una decisión que no reconoce el Ejecutivo de Maduro.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: