El cordón policial en Carapita (Caracas)
El cordón policial en Carapita (Caracas)

La jornada de atención médica organizada por la ONG Rescate Venezuela se vio parcialmente frustrada por la intervención de la Policía Nacional en Caracas, donde se impidió la instalación de un punto sanitario mientras cientos de personas reclamaban poder ser atendidos ante la grave crisis que afecta al país.

Los llamados "campamentos humanitarios" se desplegaron en 10 estados del país, aunque los principales inconvenientes fueron vistos en Caracas, a pocas semanas de que el régimen de Nicolás Maduro haya impedido el ingreso al país de los alimentos y medicinas donados por la comunidad internacional.

El parlamentario Winston Flores aseguró que los obligaron a quitar los toldos y el material necesario para ejecutar la labor de voluntariado. Insistió en que, incluso, los funcionarios de la PNB pretendieron evitar que la actividad se llevara a cabo dentro de las viviendas.

Una médica que tenía planeado participar de la jornada condenó que los efectivos no dejaran al personal chequear a los ciudadanos que tienen enfermedades en la zona.

"Estaba viendo a un niño que tiene un tumor en la axila y no pude terminar de hacerlo porque estos señores no nos dejan. ¿Dónde está su corazón? Ustedes creen que estamos jugando con la vida de la gente, tenemos pacientes con hipertensión. Ustedes no se pueden llamar venezolanos, ya que nosotros no somos así", expresó en un video la mujer, especialista en nefrología pediátrica.

De todas formas, los activistas consideraron que el balance general fue exitoso, ya que se pudo atender a más de 4 mil pacientes que sufren la crisis sanitaria y la falta de atención e insumos en los hospitales, agravada por el reciente apagón histórico que afectó a gran parte del país.

Visita de la ONU

Por su parte, una multitud protestó este domingo a las afueras del Hospital Central de Barquisimeto Antonio María Pineda, ubicado en el estado de Lara, para mostrar la crisis de salud a la comisión de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU que se encuentra en el país.

Aunque la agenda de esta comisión no es pública, medios locales aseguraban que los delegados podrían realizar una visita a dicho centro de salud. Las personas que se concentraban ante el centro asistencial buscaban conversar con la comisión de la ONU para denunciar que el nosocomio fue pintado y dotado de materiales y medicamentos ante el anuncio de su visita.

"Si sacan unos medicamentos que le negaban a los pacientes en los días previos a esta visita de la ONU demuestran que los tenían secuestrados (…) para bachaquear -revenderlos- o permitir que el pueblo siga muriendo", dijo a periodistas la ex directora del hospital María Pérez.

Las decenas de ciudadanos portaban carteles exigiendo ayuda humanitaria debido a la escasez de medicinas y materiales médicos que se registra desde hace cinco años.

Desde el pasado fin de semana se encuentra en Venezuela un equipo de cinco personas de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para observar la situación en esta materia.

La misión oficial "se lleva a cabo para tener certeza de que la Alta Comisionada (Michelle Bachelet) obtendría acceso irrestricto (en una eventual visita a Venezuela) a todas las personas y a todos los lugares que quisiera visitar, en aras de obtener una visión nítida de la situación de derechos humanos en el país", informó la ONU en un comunicado previo.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: