El presidente venezolano Nicolas Maduro (Archivo/Reuters)
El presidente venezolano Nicolas Maduro (Archivo/Reuters)

Nicolás Maduro se quejó de la publicidad opositora en Facebook e Instagram durante la campaña de las elecciones regionales del domingo 15 de octubre. "Yo no sé quiénes son, pero quiero hablar con los directivos de Facebook e Instagram en Venezuela. Que me los citen", dijo con tono amenazante el chavista.

"Me meten retardadores para que  no llegue mi verdad, me vetan", aseguró.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro aseguró este martes que los venezolanos dieron "un mensaje brutal" al gobierno estadounidense de Donald Trump y sus aliados en las elecciones regionales que ganó el oficialismo el domingo.

El chavista criticó que durante la campaña electoral intentó poner publicidades en las dos redes sociales, pero las plataformas se lo impidieron, "Yo voy a actuar, porque tengo el deber de defender al pueblo" dijo.

Maduro llamó a liberarse de "la tiranía de los dueños de las redes sociales del mundo", a quienes les tienen "una sorpresita para las próximas semanas". "Y después no se quejen, compadre", concluyó el gobernante, que aseguró que su país se encuentra ante "una nueva guerra" que, "más temprano que tarde", ganará.

El jefe de Estado había hecho referencia poco antes a la "ley contra delitos de odio" que debe aprobar en los próximos días la plenipotenciaria y oficialista Asamblea Nacional Constituyente. Según se adelantó desde la propia Constituyente, la ley se ocupará, entre otras cosas, de los contenidos que se escriben y difunden en las redes sociales.

"Si yo saco un video de una información importante, yo no puedo meter publicidad, (…) pero sí puedo recibir publicidad del mundo entero y de Venezuela en Instagram y Facebook. (…) Y me meten retardadores para sacarme seguidores o para que no les lleguen mis videos o mi verdad", insistió Maduro sobre el supuesto veto en las redes.

Los resultados electorales

"Nuestro pueblo le ha dado un mensaje brutal al imperialismo, a Trump, a sus aliados regionales y a la derecha local", dijo Maduro.

Los Estados Unidos, Francia y la Unión Europea (UE) expresaron su preocupación por la "ausencia" de elecciones libres tras los resultados del comicio venezolano.

En América Latina, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, planteó este martes la necesidad de "elecciones generales" en Venezuela con una autoridad electoral "independiente".

La oposición, que acusa al Consejo Nacional Electoral (CNE) de servir al Gobierno, pidió una auditoría de todo el proceso con verificación internacional e independientes, pues señaló una serie de "irregularidades".

LEA MÁS: