(Foto: Netflix)
(Foto: Netflix)

Hace poco se estrenó en Netflix la tercera temporada de la amada serie de nostalgia y suspenso Stranger Things, lo que llevó a Hawkins, Indiana, al verano estadounidense de 1985. En las poblaciones que no tuvieron un portal hacia el Otro Lado, los meses de ese año tal vez fueron memorables por películas como Volver al futuro, eventos culturales como el concierto Live Aid y victorias deportivas que marcaron hitos, como cuando los Lakers derrotaron a los Celtics en las finales de la NBA. A continuación, una lista de reproducción de diecinueve éxitos —y una transmisión musical icónica— que flotaban en la atmósfera musical en ese entonces.

'Shout' de Tears for Fears

La canción número uno durante tres semanas en agosto, el llamado a la protesta de Tears for Fears que suena radiante y como un himno fue sin duda la canción de ese verano.

'Raspberry Beret' de Prince

La ligeramente psicodélica y repleta de cuerdas "Raspberry Beret" fue el primer sencillo después del reinado mediático de "Purple Rain" de Prince. "La historia de la canción está cubierta por el misterio, pero considerando cómo trabajaba Prince, eso no es una sorpresa", escribió Duane Tudahl, experto en las sesiones de grabación de Prince, en su libro Prince and the Purple Rain Era Studio Sessions: 1983 and 1984, publicado en 2017.

'Take On Me' de a-ha

El coro de este éxito indeleble del synth-pop fue inspirado por la melodía in crescendo de "Así habló Zaratustra" de Richard Strauss (más conocida por la secuencia "El amanecer del hombre" donde se lanza un hueso en 2001: Odisea en el espacio). Primer gran triunfo para el trío noruego a-ha, esta canción fue lanzada tres veces en 1984 y 1985, pero solo se convirtió en un éxito después de que su video visionario con animación de rotoscopio conquistara MTV.

'Walking on Sunshine' de Katrina and the Waves

Katrina and the Waves eran veteranas de la escena subterránea: la guitarrista Kimberley Rew estaba en la banda de punk psicodélico Soft Boys de Robyn Hitchcock que influyó a muchos otros músicos, y las otras tres integrantes habían recorrido Inglaterra como una banda de versiones de canciones de otros artistas llamada Mama's Cookin'. Sus primeros sencillos no lograron ser exitosos, pero las Waves obtuvieron algo de atención cuando las Bangles hicieron una versión de la canción "Going Down to Liverpool" de su álbum de 1982. Una buena producción y un arreglo con instrumentos de viento de otra canción vieja convirtió a "Walking on Sunshine" en un éxito aplastante. Katrina Leskanich le dijo a The Guardian en 2015: "He sido una gótica malhumorada y repentinamente era 'Chrissie Hynde [vocalista de The Pretenders] con una sonrisa' como vocalista de 'los nuevos Monkees'".

'You Spin Me Round (Like a Record)' de Dead or Alive

Este fue el primer éxito del trío de producción Stock Aitken Waterman, cuya mezcla de melodía Motown y pulsaciones de luz estroboscópica generó grandes canciones para Bananarama, Rick Astley y Kylie Minogue. El líder de la banda, Pete Burns, produjo un demo inspirado por la canción de 1984 "I Wanted Your Love", de Luther Vandross (una canción que fue algo exitosa en el Reino Unido); y "See You Round Like a Record", de Little Nell (una curiosa pieza de la actriz Nell Campbell que apareció en El show de terror de Rocky).

'Voices Carry' de 'Til Tuesday

Aimee Mann, lideresa de 'Til Tuesday, tuvo al final una larga trayectoria como compositora de rock independiente culto y amado, al componer una canción nominada al Oscar para la película Magnolia (1999) y lanzar siete álbumes con su propia disquera, SuperEgo Records. Sin embargo, en 1985, era una expunk de Boston que lograba su primer sencillo entre las diez canciones más populares, la cual dijo que era "la primera o segunda o tercera canción" que compuso por ella misma, excepto por "un par de terribles canciones basura" cuando tenía 16 años. La canción consiguió permanecer; sin embargo, la larga melena rubia que lució en el arte del disco y en el video musical no permanecieron. "Pienso que eso podría estar en una caja de puros en algún lado", dijo a Rolling Stone en 1996.

'I Wonder if I Take You Home' de Lisa Lisa and Cult Jam con Full Force

Pasarían otros dos años antes de que Lisa Lisa and Cult Jam y el equipo de producción Full Force pudieran convertir el freestyle —la mezcla neoyorquina de electro, hip-hop, R&B y ritmos latinos— en una fuerza pop que escalaba las listas de popularidad. Sin embargo, este sencillo, uno de los primeros, fue un éxito en Europa y posteriormente un éxito en la lista de las cuarenta canciones más populares en Estados Unidos.

'In My House' de Mary Jane Girls

El éxito más grande de estas protegidas del famoso intérprete de funk Rick James llegó a la lista de las diez canciones más populares. Frases como I'll be your sugar in the morning/And the sweet stuff you need at night (Seré tu azúcar en la mañana / Y lo dulce que necesitas por la noche) generaron reacciones de parte del Parents Music Resource Center, que Tipper Gore —la esposa de Al Gore— ayudó a fundar, por lo que su boyante melodía bailable acabó en la lista de las Filthy 15 —quince canciones consideradas como obscenas por el Parents Music Resource Center—. "En ese momento también sentí que ese era solamente un endeble intento de 'censurar' la música creada por Rick James", dijo Jojo McDuffie, la lideresa del grupo, a Rolling Stone.

'Can't Get There From Here' de R. E. M.

Solo unas cuantas de las llamadas bandas de rock universitarias —entre ellas Talking Heads, U2 y X— lograron hacer funcionar los peinados voluminosos y la reverberación cerrada en las cuarenta canciones más populares de la corriente tradicional del rock en el verano de 1985. El más increíble sin duda fue R. E. M., un grupo de Georgia que solo había lanzado tres álbumes. En su melodía mezclaba su sonido metálico pospunk con instrumentos de viento y ritmos artísticos de funk.

'People Are People' de Depeche Mode

Un cálido mensaje de aceptación cobijado en una fría producción industrial. Ya un grupo establecido en su natal Reino Unido, el pionero del synth-pop Depeche Mode tenía su primer éxito pop en Estados Unidos con su helada colección de teclados, cajas de ritmos, bucles de cinta y metales. Dave Gahan dijo a Entertainment Weekly sobre esta etapa: "Solíamos ir a estudios y la primera cosa que hacíamos era preguntar dónde estaba la cocina, literalmente, para encontrar ollas y sartenes y cosas que pudiéramos arrojar por las escaleras y grabar los ritmos que hacían al chocar en su camino hacia abajo, y después convertirlos en bucles".

'19' de Paul Hardcastle

Después de ver un documental de PBS sobre los veteranos de Vietnam que lidian con el trastorno de estrés postraumático, el productor británico Paul Hardcastle hizo muestras con fragmentos de ese diálogo desolador y lo convirtió en un poco probable éxito del electro. Inspirado por la música de Afrika Bambaataa, fue un éxito rotundo que se trató menos sobre la política de bailar y más de bailar sobre política.

'Freeway of Love' de Aretha Franklin

Una de las más exitosas reinterpretaciones de un icono del baby boom en la era MTV: la más grande vocalista de pop de todos los tiempos se prueba metafóricamente los característicos sombreros de Devo con el productor y baterista Narada Michael Walden y ofrece un recorrido completamente moderno aunque un poco sucio en un Cadillac de color rosa. Entre sus pasajeros musicales estaban Clarence Clemons, saxofonista de Bruce Springsteen; el que posteriormente se convertiría juez de American Idol, Randy Jackson, en el sintetizador, el icono del dance Sylvester como corista y miembros de la banda de Carlos Santana que brindaron asistencia con las percusiones.

'You Talk Too Much' de Run-DMC

Esta dispersa fiesta de quejas fue el séptimo sencillo de Run-DMC, entonces el grupo de rap más famoso de todos los tiempos. Para el final del verano, serían el primer grupo de rap en presentarse en American Bandstand y el único en participar del histórico concierto Live Aid.

'A Fly Girl' de Boogie Boys

Boogie Boys, el trío de hip-hop originario de Harlem, había producido uno de los mejores álbumes de la era disco del hip-hop con "Rappin' Aint No Thing" (1981). Sin embargo, el grupo realmente despegó en la época de las cajas de ritmos. El productor Ted Currier recicló la batería de otra canción que él había hecho, "Let's Go All the Way" de Sly Fox. "Una canción completamente diferente pero la misma pista, con la acumulación de capas de audio y omisiones", dijo Currier a Red Bull Music Academy. "El pulso del álbum exigía atención. ¿Y con qué frecuencia ocurre eso?".

'A View to a Kill' de Duran Duran

En un comentario del DVD de 007: En la mira de los asesinos, el bajista de Duran Duran, John Taylor, dijo que había conocido al productor de la franquicia de James Bond, Albert "Cubby" Broccoli, en una fiesta en Londres y que este le preguntó: "Oiga, ¿cuándo van a volver a tener un tema musical decente?". Producida en colaboración con John Barry, el compositor del icónico tema original de James Bond, "A View to a Kill" se convirtió en el primer —y, hasta este día, el único— tema de una película de Bond en alcanzar el número uno en las listas de popularidad.

'Every Time You Go Away' de Paul Young

"Every Time You Go Away" fue originalmente grabada por Hall & Oates en 1980 como una canción triste sureña con estilo de soul. Con una producción moderna y un sitar eléctrico, el baladista británico Paul Young la convirtió en una balada sentimental y en un éxito que llegó al primer lugar.

'Meeting in the Ladies Room' de Klymaxx

El funk estaba a dos años de llegar a ser comercial y críticamente devorado por el hip-hop. Aun así, los mediados de la década de los ochenta produjeron una vasta cantidad de sencillos de funk esenciales de parte de Cameo, Zapp, Midnight Star y este sexteto totalmente femenino de Los Ángeles.

'Smokin' in the Boys Room' de Mötley Crüe

Estos malhechores del glam-metal sin ninguna vergüenza hicieron una versión de esta canción de 1973 de Brownsville Station debido a la sugerencia del vocalista Vince Neil (que solía hacer versiones con la banda con la que estaba antes de unirse a Mötley Crue, Rock Candy). A Mötley Crue le dio su primer éxito en la lista de las veinte canciones más escuchadas. "Pero cada noche, aunque me encantaba cantarla en vivo, Nikki [Sixx, el bajista de la banda] se quejaba de que la canción era estúpida y de que no quería interpretarla", recordó Neil en la biografía de la banda, The Dirt.

'Summertime Girls' de Y&T

En su séptimo álbum, los músicos de glam-metal Y&T finalmente lograron un éxito con el destellante y lleno de sonidos de teclado "Summertime Girls", que es como una desviación del pop del rock pesado bañado de whisky de canciones como "Mean Streak" y "Don't Stop Runnin'".

'Radio Ga Ga' (en directo desde el Live Aid) de Queen

Una de las más importantes presentaciones en vivo de todos los tiempos fue transmitida a todo el mundo en el verano de 1985. El set de seis canciones de Queen en el concierto Live Aid el 13 de julio fue tan espectacular que fue el clímax de la biografía fílmica ganadora del Oscar del año pasado, Bohemian Rhapsody. Para la segunda canción de la banda, "Radio Gaga", el público en el estadio de Wembley en Londres, estimado en 72.000 personas, aplaudió al ritmo de la canción.

*Copyright: c.2019 New York Times News Service