Continúa la polémica sobre el origen del coronavirus: nuevas teorías dicen que habría surgido de modo natural

Con argumentos a favor y en contra sobre la supuesta fuga del SARS-CoV-2 de un laboratorio en China, nuevos hallazgos suscriben la teoría que indica que el virus se propagó desde un animal al ser humano por naturaleza. ¿Habrá algún día evidencia suficiente para saber la verdad?

Algunos científicos creen que "es posible que existan otras teorías que no están recibiendo la atención que merecen" (Reuters)
Algunos científicos creen que "es posible que existan otras teorías que no están recibiendo la atención que merecen" (Reuters)

La pandemia de coronavirus planteó y plantea interrogantes desde su inicio, muchos de ellos aún sin respuesta, a los que se suman dudas nuevas
Sin embargo, la primera de ellas sigue siendo la más polémica: ¿de dónde surgió el nuevo coronavirus?

La respuesta baraja desde hace un año y medio tanto la posibilidad de que el virus evolucionó de forma natural antes de extenderse a los humanos a partir de un animal infectado, como que el virus evolucionó de forma natural, pero un empleado del laboratorio se infectó a partir de una muestra y accidentalmente la “filtró” a la comunidad, o bien que los científicos del laboratorio estaban manipulando muestras de virus y liberaron accidental o intencionalmente el patógeno.

Ahora, luego de que hace una semana más de 30 prestigiosos científicos de todo el mundo volvieran a pedir en una carta abierta una investigación exhaustiva del origen del SARS-CoV-2 en momentos en que gana cada vez más fuerza la hipótesis de la “fuga” del Instituto de Virología de Wuhan, nuevas evidencias apuntan lejos de esta posibilidad.

La mayoría de los científicos están a favor de la teoría de que el virus se propagó de un animal a un ser humano por naturaleza. “La mejor evidencia científica apunta a esto”, dijo el director de Wellcome Trust, Jeremy Farrar, según publicó The Guardian.

Mientras para algunos cobra fuerza la hipótesis de la "fuga" del Instituto de Virología de Wuhan, nuevas evidencias apuntan lejos de esta posibilidad (Reuters)
Mientras para algunos cobra fuerza la hipótesis de la "fuga" del Instituto de Virología de Wuhan, nuevas evidencias apuntan lejos de esta posibilidad (Reuters)

“Pero si hay menos evidencia para apoyar la teoría de las fugas de laboratorio, dicen otros, es porque nadie la ha buscado”, apuntó el periódico británico.

Para Maciej Boni, profesor asociado de biología en la Penn State University, “no ha habido nueva evidencia en los últimos 16 meses de que el virus tenga un origen de laboratorio”. dijo, que se especializa en epidemiología de enfermedades tropicales y evolución viral.

El laboratorio del instituto en cuestión tiene un nivel de bioseguridad de 4 (conocido como BSL-4, el nivel más alto), lo que significa que está equipado para estudiar los agentes infecciosos y toxinas de mayor riesgo del mundo, aquellos que requieren las más estrictas medidas de biocontención. Es esa designación, y la ubicación del laboratorio en la ciudad donde se informó por primera vez del brote, lo que convirtió al instituto en uno de los primeros sospechosos.

“Si tuviéramos una pandemia que se originara cerca de un laboratorio BSL-4 en los EEUU, lo primero que se preguntaría es si estaban trabajando con ese patógeno en ese laboratorio”, dijo el experto en genética evolutiva de enfermedades infecciosas, Andrew Read, profesor de biología en Penn State.

Aún así, advirtió que si bien una fuga de laboratorio es plausible, eso no significa necesariamente que sea la explicación más probable.

Boni, que se especializa en epidemiología de enfermedades tropicales y evolución viral, opinó en tanto que “es aún más probable que el virus pase de un animal, como un murciélago, a los humanos”. Dijo que sus experiencias en la realización de trabajos de epidemiología de campo sobre la influenza aviar en Vietnam de 2008 a 2016 demostraron cómo el contacto cercano con la vida silvestre, como en los “mercados húmedos” de todo el mundo, donde los puestos al aire libre venden carne, mariscos y animales vivos para el consumo, puede ser fácil. oportunidades para que los patógenos se propaguen a las poblaciones humanas.

El laboratorio del instituto en cuestión tiene un nivel de bioseguridad de 4, el nivel más alto, lo que significa que está equipado para estudiar los agentes infecciosos y toxinas de mayor riesgo del mundo
El laboratorio del instituto en cuestión tiene un nivel de bioseguridad de 4, el nivel más alto, lo que significa que está equipado para estudiar los agentes infecciosos y toxinas de mayor riesgo del mundo

“Volviendo a los últimos 25 años de virus emergentes que han cruzado los límites de las especies de animales a humanos, la ruta más común es algo así como un mercado o granja húmeda o alguna otra forma de contacto humano y animal -consideró-. Estos son mucho más comunes que los accidentes de laboratorio”.

De hecho, el primer grupo de infecciones por COVID-19 se rastreó hasta el mercado de mariscos de Huanan en Wuhan, lo que llevó a las primeras especulaciones de que pudo haber sido el lugar donde el virus saltó de los animales a los humanos. Pero los investigadores chinos descubrieron desde entonces que varios de los primeros casos conocidos de la enfermedad en la ciudad no estaban relacionados con el mercado, lo que significa que es posible que el virus ya se había propagado en la comunidad.

Una investigación conjunta de este año de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y China se centró en la posibilidad de un origen zoonótico o animal. El informe del equipo, publicado en marzo, encontró que el virus probablemente surgió en murciélagos y saltó a un animal intermediario antes de propagarse a los humanos.

Cuando la OMS envió una misión preliminar a China en enero, el equipo entrevistó al personal de los laboratorios en Wuhan, la ciudad donde se informó por primera vez sobre Covid-19, pero no llevó a cabo una investigación forense exhaustiva, porque ese no era su cometido.

La mayoría de los científicos están a favor de la teoría de que el virus se propagó de un animal a un ser humano por naturaleza (Efe)
La mayoría de los científicos están a favor de la teoría de que el virus se propagó de un animal a un ser humano por naturaleza (Efe)

“Nunca fue una auditoría”, señaló Keith Hamilton, jefe de preparación y resiliencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal con sede en París, que acompañó al equipo. “Fue una colaboración con colegas en China para buscar pruebas y diseñar estudios para una mayor investigación”.

Para Filippa Lentzos, experta en amenazas biológicas en el King’s College de Londres, la misión de la OMS debería haber ido antes y profundizado, muestreando colecciones virales en los laboratorios que estaban trabajando con coronavirus, por ejemplo, y examinando los tipos de experimentos llevados a cabo y la se siguieron los procedimientos de seguridad. Para ella, “el verdadero problema fue la influencia de China”. “China influyó en el mandato, la independencia y el acceso de la misión”, señaló.

Mientras tanto, es posible que existan otras teorías que no están recibiendo la atención que merecen. En una investigación que aún no fue revisada por pares, por ejemplo, Xiaowei Jiang, un biólogo evolutivo viral de la Universidad Xi’an Jiaotong-Liverpool en Suzhou, China, y otros señalaron que después de que la peste porcina africana diezmó las poblaciones de cerdos en China en 2018, la demanda aumentó por fuentes de carne más exóticas, incluidos los animales salvajes, que potencialmente podrían haber sido infectados con SARS-CoV-2, hecho que podría haber aumentado la presión ecológica para que surgiera COVID-19.

Al parecer, ninguna teoría fue hasta el momento probada de manera suficiente, y todas permanecen sobre la mesa. ¿Será cuestión de tiempo?

SEGUIR LEYENDO