El desafío mundial para las aerolíneas en el transporte y la distribución de millones de dosis de vacunas contra COVID-19

En un año muy duro para las empresas de aviación, surge la esperanza de nuevos contratos de distribución para vacunar a casi 8000 millones de personas en el planeta. Cómo será el operativo en Argentina

Un lote de vacunas se despacha desde el aeropuerto de Schipol en Holanda - REUTERS/Piroschka van de Wouw
Un lote de vacunas se despacha desde el aeropuerto de Schipol en Holanda - REUTERS/Piroschka van de Wouw

Llegó fin de año y con él la etapa donde los resultados de fase III de varias vacunas contra el nuevo coronavirus y la enfermedad COVID-19 que genera se están publicando, a la vez que varios países a través de sus agencias de regulación médica comienzan a aprobar el uso de inoculaciones para aplicar a sus habitantes a fin de generar la inmunidad necesaria para impedir un nuevo rebrote.

Este hito sin precedente en la historia mundial implicará un enorme desafío para cientos de países que deberán coordinar diferentes planes de logística, almacenamiento, distribución y finalmente vacunación de las distintas candidatas aprobadas por sus agencias regulatorias y ministerios de Salud. Eso se pudo vislumbrar recientemente al escuchar las palabras de la directora de vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kate O’Brien, quien manifestó que “desarrollar la vacuna en tiempo récord fue “como construir el campamento base en el Everest. Pero entregarlas y garantizar que la gente sea, de hecho, inmunizada con el número correcto de dosis... Eso es lo que se va a necesitar para alcanzar la cima”.

Y uno de los sectores que será clave para ello será el de la aeronáutica, que ha transitado un año duro para sus operaciones y negocios con millones de pasajes cancelados y la sombra de la quiebra por la inoperatividad aérea ante el virus. Según las últimas cifras de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, en siglas en inglés), las líneas aéreas perderán 100.000 millones de dólares en 2020 —casi cuatro veces más de lo que auguraba el ente en febrero, en los albores de la crisis sanitaria— y arrastrarán los números rojos, aunque notablemente menores, a lo largo del siguiente ejercicio. Recién la recuperación estará prevista para 2022 si las vacunas tienen éxito para frenar la pandemia por coronavirus.

Los aeropuertos deberán contener miles de dosis de vacunas perfectamente refrigeradas.
Los aeropuertos deberán contener miles de dosis de vacunas perfectamente refrigeradas.

Las empresas de aviación tienen motivos para alegrarse ya que este enorme esfuerzo de distribución de millones de dosis de vacunas implicará miles de contratos para llegar en tiempo récord a todos los rincones del mundo. Esto obligará a reorganizar el mapa de rutas de los principales operadores con negocio de carga, un sector que se vio revitalizado en la crisis aérea del 2020 ya que han logrado obtener ganancias sin precedentes. Esto sucedió ya que al suspenderse los vuelos de pasajeros, las tarifas de carga elevaron exponencialmente sus valores –hasta un 30% más de las cifras de 2019-, lo que ayudó a mantener abiertas las rutas aéreas y evitar más números en rojo.

Transporte de vacunas

La IATA publicó en noviembre una guía para garantizar que la industria de carga aérea esté lista para respaldar la gestión, transporte y distribución a gran escala de vacunas COVID-19. Así, esta guía para la logística y distribución de vacunas y productos farmacéuticos, proporciona recomendaciones para los gobiernos y la cadena de suministro logístico en preparación para lo que será la operación logística global más grande y compleja jamás emprendida. Reflejando la complejidad del desafío, la guía se ha elaborado con el apoyo de una amplia gama de socios, incluida la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Federación Internacional de Asociaciones de Transitarios (FIATA), la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones de Productos Farmacéuticos (IFPMA). ), Organización Panamericana de la Salud (OPS), Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido, Banco Mundial, Organización Mundial de Aduanas (OMA) y Organización Mundial del Comercio (OMC).

Una heladera industrial a -81 grados Celcius es vista en un aeropuerto italiano -REUTERS TV via REUTERS
Una heladera industrial a -81 grados Celcius es vista en un aeropuerto italiano -REUTERS TV via REUTERS

La guía incluye un conjunto de normas y directrices internacionales relacionadas con el transporte de vacunas y se actualizará periódicamente a medida que la información esté disponible para la industria. Junto con la guía, la IATA estableció un foro de intercambio de información conjunto para las partes interesadas. “La entrega de miles de millones de dosis de una vacuna que debe transportarse y almacenarse en un estado ultracongelado a todo el mundo de manera eficiente implicará desafíos logísticos enormemente complejos en toda la cadena de suministro. Si bien el desafío inmediato es la implementación de medidas de prueba de Covid-19 para reabrir las fronteras sin cuarentena, debemos estar preparados para cuando una vacuna esté lista. Este material de orientación es una parte importante de esos preparativos”, explicó el CEO de IATA, Alexandre de Juniac.

Los desafíos clave que se abordan en la Guía para la logística y distribución de vacunas y productos farmacéuticos de la IATA incluyen:

– La disponibilidad de instalaciones de almacenamiento con temperatura controlada y contingencias cuando dichas instalaciones no estén disponibles.

– Definir las funciones y responsabilidades de las partes involucradas en la distribución de vacunas, en particular las autoridades gubernamentales y las ONG, para ayudar a una distribución segura, rápida y equitativa lo más amplia posible.

Dosis de la vacuna de AstraZeneca ya están listos para ser empaquetados y embarcados - REUTERS/Francis Mascarenhas/File Photo/File Photo
Dosis de la vacuna de AstraZeneca ya están listos para ser empaquetados y embarcados - REUTERS/Francis Mascarenhas/File Photo/File Photo

– Preparación de la industria para la distribución de vacunas que incluye:

Capacidad y conectividad: la red de rutas global se ha reducido drásticamente de los 22.000 pares de ciudades anteriores a COVID. Los gobiernos deben restablecer la conectividad aérea para garantizar que se disponga de la capacidad adecuada para la distribución de vacunas.

Instalaciones e infraestructura: el primer fabricante de vacunas en solicitar la aprobación reglamentaria requiere que la vacuna se envíe y almacene en un estado ultracongelado, lo que hace que las instalaciones de la cadena de ultra frío en toda la cadena de suministro sean esenciales. Algunos tipos de refrigerantes se clasifican como mercancías peligrosas y los volúmenes están regulados, lo que agrega una capa adicional de complejidad. Las consideraciones incluyen la disponibilidad de instalaciones y equipo con temperatura controlada y personal capacitado para manejar vacunas sensibles al tiempo y la temperatura.

El premier israelí Benjamin Netanyahu recibe un lote de vacunas de Pfizer/BioNTech en el aeropuerto de Ben Gurion - Abir Sultan/Pool via REUTERS
El premier israelí Benjamin Netanyahu recibe un lote de vacunas de Pfizer/BioNTech en el aeropuerto de Ben Gurion - Abir Sultan/Pool via REUTERS

Logística y programa en Argentina

Siguiendo las recomendaciones internacionales de la IATA, la Asociación Argentina de Agentes de Carga Internacional (AAACI) comunicó: “En la lucha contra la pandemia global lo importante no sólo es contar con la vacuna. A la marcha a contrarreloj para el desarrollo de fármacos se suma el desafío de contar con la infraestructura necesaria para la distribución de medicamentos. El anuncio de las nuevas vacunas se da en un momento difícil para las industrias, especialmente para las empresas de transporte de mercancías que han reducido sus operaciones como efecto de la pandemia global por el nuevo coronavirus”.

Y agregaron: “Se deben tomar en cuenta, sin embargo, otros aspectos clave. La trazabilidad debe estar garantizada en todo momento y una vez que las vacunas lleguen a las diferentes bodegas a las que son enviadas, se debe realizar una nueva cuarentena en cadena de frío”.

A comienzos de noviembre, el presidente Alberto Fernández anunció cómo será el operativo de compra, almacenamiento y distribución de las vacunas. “Vamos a dedicarnos a preparar el proceso de vacunación de los argentinos. Para eso vamos a hacer una suerte de gran comando al que voy a poner al frente a los ministerios de Salud, Defensa, Seguridad, Interior y vamos a ponernos en contacto con las 24 provincias de Argentina, con el propósito de organizar del mejor modo la vacunación de los argentinos y argentinas”.

Argentina armó una suerte de gran comando con los ministerios de Salud, Defensa, Seguridad, Interior - REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
Argentina armó una suerte de gran comando con los ministerios de Salud, Defensa, Seguridad, Interior - REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, afirmó que desde principios de noviembre empezaron a trabajar con el Ministerio de Salud para el armado de este “gran comando nacional” que apuntará a “garantizar la correcta distribución y en tiempo récord de las vacunas contra el coronavirus”.

Y resaltó la necesidad de coordinar con todas las provincias el despliegue de las Fuerzas Armadas y el apoyo logístico de las fuerzas de seguridad para garantizar que llegue la vacuna cuanto antes a todas las capitales provinciales en simultáneo. Es decir, que no haya distritos que reciban antes que otros la medicación y que se coordine luego con los gobernadores la distribución en el interior de cada provincia. “Pondremos a disposición todos los efectivos que sean necesarios y si hace falta que vayan los 80.000 uniformados que hay en las Fuerzas Armadas se hará”, dijo Rossi sobre el plan de vacunación masivo que prepara el Gobierno en todo el país.

En lo que va de la pandemia el Ministerio de Defensa ya coordinó más de 1.500 operativos para la distribución de alimentos a sectores vulnerables en todo el país, acompañó las tareas logísticas para controles en el Plan Detectar y prevé ahora sumarse a este plan nacional de vacunación.

Desde el ministerio de Defensa afirmaron que las Fuerzas Armadas se encargarán de la distribución de las vacunas .REUTERS/Yves Herman
Desde el ministerio de Defensa afirmaron que las Fuerzas Armadas se encargarán de la distribución de las vacunas .REUTERS/Yves Herman

A la vez, desde el Ministerio del Interior que lidera Eduardo de Pedro se mencionó la decisión de que este comando nacional sea coordinado por la cartera política que unifica el diálogo con los gobernadores y el resto de los ministerios. Así ha sucedido en el despliegue del Plan Detectar o los controles del ASPO.

El Presidente destacó que “en algunos casos la vacuna requiere un nivel de enfriamiento importante, en otro menor, y todo eso nos exige prepararnos y organizarnos. Y saber con cuántos vacunadores y vacunadoras contamos para llevar adelante la epopeya de ponerle fin al virus con la vacuna”, resaltó.

De esta manera, en el Gobierno no descartan también sumar al Ministerio de Transporte para realizar acuerdos con diferentes empresas privadas de logística con el fin de lograr una distribución más ordenada y rápida de las vacunas. Es que en las Fuerzas Armadas o en el Ministerio de Salud no se cuentan con todos los medios disponibles para enfrentar un operativo que será histórico para la Argentina en virtud de un plan de vacunación en tiempo récord.

Desde el punto de vista legal, la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia y los expertos legales del Ministerio de Salud, ya dejaron promulgada la Ley 27.573 que declaró “de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición” de las vacunas destinadas a generar inmunidad contra el COVID-19. Este es un paso excluyente para la firma de los contratos del Gobierno con los laboratorios proveedores.

SEGUÍ LEYENDO:

Nueva evidencia de que China ocultó la existencia del COVID-19: un nuevo estudio detectó la enfermedad en un niño italiano en noviembre de 2019

Una provincia china vacunará “de urgencia” a 2 millones de personas por un rebrote de siete casos

El dramático ruego de Merkel ante la segunda ola de covid-19: “Si termina siendo la última Navidad con nuestros abuelos, habremos hecho algo mal”