El rol central que jugó la pandemia de H1N1 en la vacuna de Oxford-AstraZeneca

El doctor Ricardo Rüttimann, pediatra infectólogo de FUNCEI y experto en vacunas, explicó a Infobae los motivos que hicieron posible que el país sea seleccionado para producir las dosis destinadas a América Latina

Argentina fabricará la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra el coronavirus (Reuters)
Argentina fabricará la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra el coronavirus (Reuters)

Tal como lo anunció el presidente Alberto Fernández, Argentina fabricará la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford en conjunto con el laboratorio AstraZeneca. Según Ricardo Rüttimann (M.N. 72.566), pediatra infectólogo de la Fundación del Centro de estudios Infectológicos (FUNCEI) y de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y experto en desarrollo de vacunas, “la clave de este anuncio está en la transferencia de tecnología, en donde Argentina tiene la experiencia y el camino allanado en su gestión a la hora de producir vacunas de influenza (gripe) y fue a punto de partida de la pandemia de la gripe H1N1 de 2009″. En la opinión del experto, “este fue un motivo importante por el cuál se eligió a la Argentina para su fabricación”.

El caso de Oxford es interesante porque es el único que utiliza adenovirus de chimpancé”, entre los 7 candidatos más avanzados a lograr una posible inmunidad contra el virus SARS-CoV-2, responsable de causar la enfermedad COVID-19. “Los resultados son alentadores y nos dicen que esta vacuna es la más avanzada y es la que más información publica en la medida que avanza”, reflexionó el profesional.

Según el experto en vacunas Ricardo Rüttimann, la gestión lograda en la pandemia por H1N1 fue determinante en la elección de la Argentina para fabricar la vacuna de Oxford-Astrazeneca (REUTERS)
Según el experto en vacunas Ricardo Rüttimann, la gestión lograda en la pandemia por H1N1 fue determinante en la elección de la Argentina para fabricar la vacuna de Oxford-Astrazeneca (REUTERS)

Consultado por Infobae al respecto de las características más sobresalientes de la vacuna que se confeccionará en nuestro país, el infectólogo precisó: “Esta es una vacuna de vector viral, que funciona como un transportador de un pedazo de material antigénico del coronavirus, este vector viral es otro virus que se llama adenovirus por estar inactivado, es decir muerto”.

“La función de este vector viral es hacer como una especie de transportador de la proteína que va a ser identificada por el sistema inmunológico que es la proteína del coronavirus. Ese es el fundamento de la generación de este tipo de vacuna que se encuentra dentro del grupo de vectores virales”, precisó Rüttimann.

Ricardo Rüttimann (M.N. 72.566), pediatra infectólogo de FUNCEI, experto en vacunas y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP)
Ricardo Rüttimann (M.N. 72.566), pediatra infectólogo de FUNCEI, experto en vacunas y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP)

En relación a los orígenes de este tipo de tecnología aplicada, afirmó: “El primer candidato a vacuna que se hizo con esta técnica es la desarrollada para el virus del ébola. Ya hay antecedentes con este tipo de vectores virales. Algunas aprovechan esta tecnología, pero utilizan otros virus también. La que más se ha utilizado para la vacuna del SARS-CoV-2 es la del adenovirus, en el caso de Oxford y AstraZeneca es interesante porque es un adenovirus de chimpancé, no es humano. Es la única de esta línea que utiliza adenovirus de este animal, el resto que son parecidas, como por ejemplo la vacuna rusa, utiliza un adenovirus humano”.

“Lo importante -para esta línea de investigación- es que existe ya un antecedente de vacunas comerciales. La diferencias con las de ARN mensajero, por ejemplo la vacuna que se está desarrollando por Pfizer y se está haciendo el estudio clínico acá en la Argentina, es que no hay experiencia de otras vacunas comerciales con esa línea de investigación. Por eso, para nosotros desde el punto de vista de la vacunología es importante, porque ya conocemos de alguna forma la tecnología utilizada”, evaluó el experto.

Consultado por la posibilidad de que sea necesario aplicarse dos dosis, el especialista manifestó: “Casi todas hoy por hoy incluyen esa indicación de las dos dosis, que no es para nada infrecuente. Tenemos vacunas como por ejemplo la del hepatitis B que son 3 dosis, la de HPV son 2 dosis. No es llamativo para nada y me parece que el esquema está muy bien, es acelerado, ya que por lo general son 0-21 días o 0-28 días. Las dos dosis están bastante cerca entre sí, a la semana de completar el esquema ya la persona tendría respuesta de anticuerpos como para estar protegida”.

La vacuna de Oxford se confeccionará en la Argentina y en México, en lo que se llama una "transferencia tecnológica" (REUTERS)
La vacuna de Oxford se confeccionará en la Argentina y en México, en lo que se llama una "transferencia tecnológica" (REUTERS)

Esta vacuna es de las primeras que comenzó el desarrollo, es la que más adelantada está. Yo creo que es una muy buena noticia que se trabaje con esta vacuna porque es un muy interesante desarrollo y por el otro lado tenemos bastante información sobre ella, aunque por supuesto tenemos que esperar los resultados de la fase 3 que se está haciendo en el Reino Unido, en Brasil y en Sudáfrica”, analizó Ricardo Rüttimann para Infobae.

La vacuna de Oxford y Astrazeneca es la que más publicación científica tiene y eso es muy importante para los científicos, por que ya estamos viendo la información, los resultados son alentadores”, enfatizó.

Consultado con respecto a la razón por la que Argentina haya sido seleccionado para la fabricación de esta vacuna, opinó: “Esto se llama transferencia de tecnología. Casi todos los laboratorios o los productores de vacuna suelen tenerla con algunos países. En Argentina, el grupo Sinergium Biotech tiene transferencia tecnológica de vacunas de influenza, de gripe y fue a punto de partida de la pandemia de la gripe H1N1 de 2009. Ya tenemos experiencia con una vacuna pandémica que es la de influenza, que se fabrica desde el año 2010, y hoy por hoy prácticamente toda la producción de esa vacuna, que se aplica a través del Calendario Nacional de Inmunización, se fabrica en Sinergium. Esa experiencia ya la tenemos”.

“Por otro lado, esta misma vacuna de adenovirus de Oxford también ha hecho un acuerdo de transferencia tecnológica con un instituto muy prestigioso de Río de Janeiro, es decir que no es infrecuente tener estas transferencias de tecnología que permiten tener acceso a las vacunas en forma rápida, relativamente baratas y permiten no estar pendientes de laboratorios que tienen plantas fuera de tu país que tienen otros acuerdos comerciales en el medio”, sintetizó Rüttimann.

El presidente argentino Alberto Fernández encabezó el anuncio, acompañado por los referentes de la cartera de Salud, Ginés González García y Carla Vizzotti (REUTERS)
El presidente argentino Alberto Fernández encabezó el anuncio, acompañado por los referentes de la cartera de Salud, Ginés González García y Carla Vizzotti (REUTERS)

“Esta decisión nos posiciona mejor para poder recibir esta vacuna en la Argentina. Nuestro país está siguiendo el mismo camino y la experiencia que hizo con la pandemia de 2009-2010 de gripe. Eso permitió que Argentina fuera el primer país de América Latina que disponga de la vacuna en ese momento en particular, para la pandemia del H1N1. Si podemos repetir esa experiencia sería fantástico, nos daría disponibilidad de una vacuna que hoy parece ser y es la más avanzada. Es un proyecto y una noticia muy importante”, puntualizó.

Según agregó a Infobae, “es muy difícil decir hoy si es la mejor, porque hay 5 o 6 candidatos más que están en fase 3, pero es de la que contamos con más información y nos permite ser muy optimistas”.

SEGUÍ LEYENDO:

Qué piensan los expertos sobre la vacuna de Oxford

Coronavirus en Argentina: quiénes tendrán prioridad para acceder a la vacuna de la Universidad de Oxford que se producirá en el país

La vacuna rusa contra el Covid-19 no podrá suministrarse a dos grupos demográficos clave

MAS NOTICIAS