Por tercer año consecutivo eligieron a Pepe in Grani como la mejor pizzería del mundo

Franco Pepe y su pizza
Franco Pepe y su pizza

Pepe in Grani, de Franco Pepe, en Caiazzo (provincia de Caserta) confirmó por tercer año consecutivo su lugar como la mejor pizzería de Italia y el mundo.

infobae-image

Este año, sin embargo, compartió el podio con I Masaniellide Francesco Martucci, en Caserta, según Top Pizza 50, la primera y principal guía online del sector, que premia a las cincuenta mejores pizzerías de Italia y el mundo.

El tercer puesto fue para 50 Kalò, de Ciro Salvo, en Nápoles.

infobae-image

"Trabajamos en la evolución del menú, este año, por ejemplo, apuntamos al menú funcional, creando con una nutricionista un menú donde equilibramos bien proteínas, carbohidratos y lípidos con el agregado de fibras; además creamos un condimento para consumir el borde", comentó Franco Pepe a ANSA.

La mejor pizza vegana fue para Seu Pizza Illuminati, de Pier Daniele Seu, en Roma, por una pizza con crucíferas, crema de mostaza y avellanas, mientras el premio S. Pellegrino Innovación y Sustentabilidad fue para Denis Lovatel, propietario de Ezio en Alano di Piave, (Belluno).

infobae-image

Como mejor "pizzaiolo" del año fue premiado Pier Daniele Seu, de Seu Pizza Illuminati, en Roma.

Los secretos de la mejor pizza 

Franco Pepe, el pizzaiolo en cuestión, se enorgullece de haber situado al pueblo napolitano de Caiazzo en el mapa, y haberlo convertido en un auténtico lugar de peregrinaje para quienes la pizza no es precisamente 'fast food' sino una forma de arte a precio asequible.

infobae-image

Franco, tercera generación al frente del negocio familiar, lo sabe bien. Dedica a sus masas todo el tiempo que éstas requieran para tener buen sabor y también para resultar digestivas.

"A través del tacto sé lo que necesitan", asegura. Las trabaja a mano, las palpa con las yemas de los dedos, las redondea en piezas individuales que deja fermentar durante horas y acaba estirando con delicadeza.

infobae-image

Ese proceso artesanal se repite casi a diario -Pepe in Grani solo cierra los lunes- y antes de su horneado, el maestro imprime su sello a cada masa con producto autóctono. "No hay secreto en la elaboración, si bien es cierto que tampoco se puede decir que una buena pizza se aprenda en cuestión de días. Se necesita un profundo conocimiento de la materia prima y varios cursos de formación", advierte el pizzero.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El restaurante más popular de Londres abrirá un segundo local