Qué tecnología usó el Liverpool para llegar a la final de la Champions League

Los jugadores del equipo fueron vistos en días pasados entrenando con un aparato en sus cabezas

Soccer Football - Champions League - Final - Liverpool Media Day - AXA Training Centre, Liverpool, Britain - May 25, 2022 Liverpool's Trent Alexander-Arnold during training Action Images via Reuters/Jason Cairnduff
Soccer Football - Champions League - Final - Liverpool Media Day - AXA Training Centre, Liverpool, Britain - May 25, 2022 Liverpool's Trent Alexander-Arnold during training Action Images via Reuters/Jason Cairnduff

Los jugadores del Liverpool FC, finalista de la UEFA Champions League de este año, llamaron la atención de las personas el pasado miércoles 25 de mayo durante una jornada de entrenamiento, debido a que estuvieron utilizando unos cables en sus cabezas.

Resultó que esos extraños aparatos, que jugadores como Trent Alexander-Arnold tenían en la cabeza, son unos sensores cerebrales que sirven para tener mayor concentración en determinados momentos y mejorar el estado mental para rendir mejor en la cancha.

Estos sensores cerebrales, son un tipo de tecnología utilizada para entrenar el órgano más importante del cuerpo humano, el cerebro.

Los cables que llevaban los futbolistas en la cabeza se conocen como electrodos y recogen información neuronal que pueda servir para enfocar los programas de entrenamiento de manera individual. Es decir, después de registrar la actividad cerebral por medio de estos cables, se pueden identificar los aspectos en los que es necesario optimizar los niveles de concentración.

Estos sistemas de monitoreo cerebral son utilizados principalmente en el sector de la salud durante procesos que requieran anestesia para llevar control de la oxigenación en el cerebro.

Igualmente, este tipo de tecnología, que también se conoce como interfaz cerebro-máquina, está siendo desarrollada con el objetivo de mejorar las capacidades mentales de los humanos.

Con lo anterior, cuando se habla de mejorar el rendimiento del cerebro por medio de la tecnología, las personas podrían imaginarse superhumanos como en las películas de ciencia ficción. Sin embargo, estas técnicas enfocadas a la medicina y psicología lo que buscan es reconocer en qué conductas existe menor concentración.

En pocas palabras, estos artefactos lo que hacen es recoger datos del funcionamiento del cerebro, con un sistema similar a un electrocardiograma o un detector de mentiras, y posteriormente por medio de programas especializados se descifra la información recopilada.

Los electrodos por sí solos no van a mejorar el rendimiento mental de las personas. “Digamos que los sensores son micrófonos que permiten escuchar a las neuronas”, explicó María López, CEO de la empresa Bitbrain, especializada en desarrollar sensores que detectan la actividad cerebral y el software que analiza los datos.

Finalmente, el objetivo de esta tecnología, que se aplica principalmente en el sector de la salud y el deporte, es conocer en qué aspectos de las actividades cotidianas de las personas, como leer, aprender, estudiar, etc., hay fugas de atención para poder mejorarlo.

Por ejemplo, si esto se aplica en niños con problemas de atención, se va a poder reconocer en qué momentos precios es que ellos pierden su concentración y en qué actividades específicas para poder hacer un mejor diagnóstico y buscar una mejor solución.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR