Doublicat, la app para crear GIF animados con tu cara en pocos segundos

Permite hacer intercambio de rostros o “face swap” para generar memes que se pueden compartir en WhatsApp, Telegram, Instagram y otras plataformas.

djaimovich@infobae.com
infobae-image

Doublicat es una aplicación gratuita, disponible para iOS y Android, que permite crear memes con tu rostro. Puntualmente es posible generar archivos de video o GIF que se pueden compartir por medio de WhatsApp, Telegram y otras tantas plataformas.

Aquí se puede ver el resultado de varias pruebas realizadas con Doublicat.
Aquí se puede ver el resultado de varias pruebas realizadas con Doublicat.

Cómo usarla

Una vez que se descarga la app, la plataforma pedirá acceso a la cámara para tomar una foto del rostro del usuario.

Luego, se podrá elegir qué meme se quiere generar. Hay varias opciones agrupadas en torno a series populares como Game of Thrones, Silicon Valley o Friends. También hay temáticas relacionadas con el contenido o tipo de mensaje que se quiera transmitir; amor, celebración, saludos, etc.

Se puede elegir entre varias temáticas para crear el meme.
Se puede elegir entre varias temáticas para crear el meme.

Una vez que se haya elegido la opción deseada, se presiona la opción “Reface” y en poco segundos se tendrá el meme en formato GIF o video para compartir.

Se elige "Reface" para hacer el intercambio de rostros.
Se elige "Reface" para hacer el intercambio de rostros.


Los deep fakes

Esta opción que permite cambiar rostros remite a Zao, la aplicación china que se hizo viral el año pasado y que se hizo conocer como la plataforma que creaba “deep fakes”. Se conoce como deep fakes a los videos que surgen del uso de sistemas de inteligencia artificial, usualmente potenciados por algoritmos de aprendizaje automático que permiten generar videos donde se intercambian rostros.

Zao es una app para crear videos falsos intercambiando rostros de manera virtual.
Zao es una app para crear videos falsos intercambiando rostros de manera virtual.

El punto en cuestión es pensar para qué se usa este contenido. ¿Se emplea para generar algún engaño, difamar a alguna persona o hacer creer que alguien está diciendo algo que no dijo nunca? Cuando se utilizan los algoritmos para generar estos videos falsos híper realistas entonces se pueden generar grandes daños, ya que se convierten en herramientas para potenciar la desinformación.

Ocurre que en ocasiones surgen aplicaciones como éstas u otras que utilizan esa tecnología para generar memes o humoradas de diferente tipo. El punto es que muchas veces no dejan de despertar inquietud el nivel de precisión que se puede llegar a alcanzar en estos videos manipulados.

El otro punto es que cada vez que se usa una aplicación para retocar fotos, videos de nuestro rostro muchos usuarios se comienzan a preocupar por el tipo de uso que se le puede dar a esas fotos a las que accede la plataforma. De hecho FaceApp generó polémicas por este motivo. Hay que aclarar de todos modos que no es la única app que accede a imágenes y las guarda para procesar información. Y de hecho sus términos y condiciones de uso guardan bastante similitud con la de muchas otras aplicaciones populares.

Los términos y condiciones

Siempre se sugiere leer con atención los términos y condiciones de las plataformas. En el caso de Doublicat se aclara que las fotos sólo se utilizarán para generar los GIF o videos en la plataforma. Se destaca que no utiliza las facciones de los usuarios ni las imágenes para reconocimiento facial. No se emplea para procesar datos biométricos con el fin de identificar usuarios, según se aclara.

Como en la mayoría de las plataformas, se recoge información respecto de la actividad que tiene el usuario dentro de la app, se accede, por supuesto, a las fotos que se saca el usuario.

En las políticas de privacidad se menciona que las fotos del usuario se almacenan en el servidor de Doublicat hasta que se termina la sesión de edición o como máximo durante 24 horas; en tanto de los datos sobre los rasgos faciales se emplacen en el servidor por un período de 30 días luego de que se haya usado por última vez la app.

Más allá de que se lean las condiciones y que puedan resultar o no confiables, lo cierto es que cada vez que se permite a un servicio acceder a fotos, videos o cualquier información confidencial, existe un riesgo potencial de que, por alguna falla o hackeo esos datos se filtren. En el mundo digital como en el analógico es imposible estar 100% protegidos, sólo se pueden tomar precauciones para cuidar la privacidad y seguridad pero hay muchas cosas que escapan de control.