Los ataques de ransomware consisten en cifrar la información de los equipos para luego pedir un rescate para descifrar el contenido.
Los ataques de ransomware consisten en cifrar la información de los equipos para luego pedir un rescate para descifrar el contenido.

La Cadena SER (Grupo PRISA) y Everis son víctimas de un ataque de ransomware, un software malicioso que secuestra y cifra los archivos de los sistemas vulnerados.

Los cibercriminales piden a cambio el pago de una suma en criptomonedas para desencriptar el contenido. Así suelen actuar quienes están detrás de estos ataques de ransomware. Uno de los más grandes de los últimos tiempos fue WannaCry que en 2017 afectó el funcionamiento de empresas y organismos en 150 países.

Al ingresar al sitio de la Cadena Ser se puede leer el siguiente comunicado: “La Cadena Ser ha sufrido esta madrugada un ataque de virus informático del tipo ransomware, encriptador de archivos, que ha tenido una afectación grave y generalizada de todos sus sistemas informáticos. Siguiendo el protocolo establecido en ciberataques, la Ser se ha visto en la necesidad de desconectar todos sus sistemas informáticos operativos”.

En los equipos que fueron víctimas del ransomware se ve una pantalla negra con un texto donde se les avisa que el acceso al sistema está bloqueado y cifrado.
En los equipos que fueron víctimas del ransomware se ve una pantalla negra con un texto donde se les avisa que el acceso al sistema está bloqueado y cifrado.

Como consecuencia de esto, Ser desconectó sus sistemas informáticos operativos. La emisión de la cadena se está llevando a cabo desde su sede central en Madrid, “apoyada en equipos autónomos”, según se menciona en el comunicado, donde también se detalla que los técnicos ya están trabajando para lograr una recuperación progresiva de la programación local en cada una de sus emisoras.

Everis también fue víctima de este ataque y le habría indicado a sus empleados que apaguen sus dispositivos y no se conecten a la red interna, según publicó el sitio Xataka. Los equipos afectados muestran una pantalla negra donde se solicita el pago de un rescate en criptomonedas para volver a tener acceso a los archivos y el resto de los componentes que fueron cifrados.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) en España explicó que ya está trabajando junto con las empresas afectadas y empresas de ciberseguridad que le dan soporte, para ayudarlos a resolver este incidente.

WannaCry surgió a raíz de una vulnerabilidad del sistema Windows y fue uno de los ataques de ransomware más grandes hasta el momento (iStock)
WannaCry surgió a raíz de una vulnerabilidad del sistema Windows y fue uno de los ataques de ransomware más grandes hasta el momento (iStock)

Esta entidad tiene un apartado donde explica cómo funcionan los ransomware y remarca que nunca hay que pagar los rescates que se exigen por varios motivos: por empezar no hay que hacerlo para evitar fomentar el negocio de los ciberdelincuentes; por otro lado, abonar no asegura que se vaya a recuperar el acceso a los datos cifrados y, por último, puede ser solo el comienzo de una sucesión de pedidos sin fin para seguir estafando a las víctimas.

Cuando uno es víctima de estos tipos de ataques hay que hacer la denuncia, tal como se haría si uno es víctima de cualquier otro tipo delito. Además, hay países donde cuentan con fiscalías especializadas para hacer este tipo de denuncias, así como organismos donde se puede recibir ayuda para resolver estos incidentes.

Por qué ocurren los ataques de ransomware

El ataque de ransomware, como el de cualquier otro software malicioso puede ocurrir por varios motivos que principalmente consisten en fallas o agujeros de seguridad por donde se filtra el atacante, o alguna falta de precaución por parte del usuario que puede derivar en la instalación de algún malware.

Para protegerse de un posible ciberataque lo que hay que hacer siempre es mantener el sistema operativo actualizado, tener una solución de seguridad integral instalada y que los usuarios estén atentos ante los posibles intentos de estafas que circulan para que no caigan en las redes de los cibercriminales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: