Los teléfonos inteligentes necesitan las últimas actualizaciones del sistema operativo para mantener su buen rendimiento (Foto: Reuters)
Los teléfonos inteligentes necesitan las últimas actualizaciones del sistema operativo para mantener su buen rendimiento (Foto: Reuters)

Uno de los principales problemas de Android es que las actualizaciones del sistema operativo no están disponibles para todos los usuarios al mismo tiempo, como sí sucede en iOs, por lo que algunos pueden tener las últimas versiones mientras otros todavía usan una o dos atrás.

Los dos últimos Android fueron el Oreo y el Pie, la próxima semana estará disponible el Android 10. Aunque la marca está en un proceso de transformación, pues renovó su imagen y abandonó la nomenclatura de postres para los nombres de las versiones, todavía no consigue que sus actualizaciones lleguen a todos los dispositivos al mismo tiempo.

Los usuarios ahora pueden saber cuáles fabricantes las liberan más rápido gracias al estudio "Actualizaciones de software y seguridad: El eslabón perdido para smartphones", realizado por la firma Counterpoint Research, la cual monitoreó las actualizaciones de celulares de diferentes fabricantes desde tercer trimestre del 2018 hasta el segundo trimestre de 2019, es decir un año, para saber cuál obtiene más rápido las nuevas versiones.

Android Pie es la última versión del sistema operativo, se espera que la próxima semana salga el Android 10 (Foto: Archivo)
Android Pie es la última versión del sistema operativo, se espera que la próxima semana salga el Android 10 (Foto: Archivo)

De acuerdo con el estudio, el fabricante que primero libera las actualizaciones a sus usuarios es Nokia. Casi el 96% de los teléfonos inteligentes de esta compañía que fueron vendidos a partir del tercer trimestre del 2018 ya ejecutan el Android Pie.

En el segundo lugar, con una diferencia notable respecto Nokia, se sitúa la surcoreana Samsung con un 89% de sus dispositivos actualizados. Después sigue la china Xiaomi con el 82% de sus celulares con las últimas versiones.

Otra empresa china, Huawei, que estuvo en los últimos meses en el centro de la conversación luego de ser vetada por EEUU, tuvo el 82% de sus equipos al día en el sistema operativo. Le sigue Lenovo, dueña de Motorola, con sólo un 43% de sus teléfonos con Android Pie, mientras que la mayoría (45%) tienen la versión Oreo.

Las actualizaciones de Android se liberan más rápido en los equipos de Nokia, Samsung y Xiaomi (Foto: Reuters)
Las actualizaciones de Android se liberan más rápido en los equipos de Nokia, Samsung y Xiaomi (Foto: Reuters)

Las fabricantes LG, Alcatel y Tecno están en los puestos finales con menos del 20% de las actualizaciones al día. La mayoría de los dispositivos de estas marcas ejecutan el Android Oreo 8.1.

El tiempo promedio que los consumidores mantienen un equipo hasta comprar uno nuevo ha ido en aumento, de acuerdo con el estudio. En países como Estados Unidos, China o en el continente europeo se estima que cerca de 30 meses es lo que suelen conservar un dispositivo antes de renovarlo.

Esto hace necesario que el software se mantenga actualizado porque de este depende que los teléfonos tengan un buen rendimiento y seguridad. Sin embargo, los fabricantes no suelen tomar este elemento en cuenta al momento de planificar los plazos para ofrecer soporte a sus dispositivos.

Las actualizaciones del sistema operativo también son necesarias para la duración de la batería, el procesador, la cámara y la memoria (Foto: Pixabay)
Las actualizaciones del sistema operativo también son necesarias para la duración de la batería, el procesador, la cámara y la memoria (Foto: Pixabay)

"El sistema operativo y las actualizaciones de seguridad son un aspecto de los teléfonos inteligentes Android que reciben relativamente poca atención", dijo el director de investigación, Peter Richardson. Y agregó que pocas marcas se enfocan realmente en esto.

Las actualizaciones periódicas del sistema operativo y la seguridad del dispositivo son dos elementos fundamentales para el rendimiento seguro y continuo del equipo. De esto dependen características como la duración de la batería, el procesador, la cámara y la memoria.