Amazon, el gigante estadounidense de las ventas por Internet, anunció hoy que abrirá dos nuevas sedes en los estados de Nueva York y Virginia, en los que empleará a unas 50.000 personas.

Con esta medida, estas dos nuevas sedes se unirán al cuartel general de Seattle, en Washington, desde donde se gestiona la compañía, que emplea a 650.000 personas en todo el mundo.

Los nuevos centros de avanzada estarán en Crystal City, en el norte de Virginia, y en la ciudad de Nueva York, en concreto en el distrito de Long Island.

Tras meses de expectativa, Amazon también apuntó que desarrollará un centro de operaciones y logístico de menor tamaño en Nashville, que se ubicará en el centro de la capital tennesiana.

Jeff Bezos tiene previsto invertir 5.000 millones de dólares.

Las contrataciones en los tres nuevos centros comenzarán en 2019 y sus trabajadores recibirán un salario medio de 150.000 dólares anuales.

"Estamos entusiasmados de construir una nueva sede en la ciudad de Nueva York y el norte de Virginia", dijo el fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, en un comunicado.

"Estas dos ubicaciones nos permitirán atraer gran talento mundial que nos ayudará a seguir innovando el servicio al clientes durante los próximos años. El equipo hizo un gran trabajo al seleccionar estos dos lugares y esperamos convertirnos en gran parte de esas comunidades".

Cada una de las oficinas de Nueva York y Virginia ocuparán una superficie de más de 370.000 metros cuadrados, ampliables al doble.

La elección de Crystal City en el condado de Arlington, Virginia como una de las ciudades ganadoras será un imán para los negocios y, posiblemente, convertirá a la región de Washington en un lugar de avanzada durante la próxima década.

Crystal City es un vecindario urbano en el sureste del condado de Arlington, Virginia, al sur del centro de Washington, D.C.
La compañía apuntó que en Nueva York aportará 10.000 millones de dólares en impuestos en los próximos 20 años y que la sede de Virginia, que estará ubicada a tres kilómetros del centro de Washington, pagará otros 3.200 millones de dólares en impuestos en el mismo periodo.
En contrapartida, Amazon recibirá unos incentivos fiscales de 2.200 millones de dólares en la próxima década, de los cuales 1.525 millones de dólares los recibirá del estado de Nueva York, 573 millones de dólares de Virginia y el resto -102 millones de dólares- del estado de Tennessee.
Crystal City
Crystal City

La empresa, que hasta ahora tenía un cuartel general, situado en en Seattle (Washington), anunció el año pasado su intención de crear una segunda base en Estados Unidos, lo que provocó una carrera entre ciudades de todo el país para atraer la nueva sede de Amazon, un proceso que se ha vivido con gran expectación.

El pasado enero, la empresa dio a conocer una lista de 20 ciudades finalistas, de entre casi 240 candidaturas, que incluían también lugares en México y Canadá.

Según los medios locales, la decisión del portal de ventas busca el aumento de su personal especializado pero reduciendo posibles problemas de añadir decenas de miles de trabajadores en una única localidad, como dificultades de alojamiento o de transporte.