Por qué el rey Carlos III invitó a Sarah Ferguson a pasar Navidad con la familia real por primera vez en 30 años

Fergie, de 63 años, podría hacer acto de presencia con su ex marido Andrés durante el tradicional paseo navideño en Sandringham

Sarah Ferguson, Fergie, ex esposa del duque de York y madre de Beatriz y Eugenia, saluda a los medios gráficos antes de entrar en el castillo de Windsor (AP)
Sarah Ferguson, Fergie, ex esposa del duque de York y madre de Beatriz y Eugenia, saluda a los medios gráficos antes de entrar en el castillo de Windsor (AP)

El rey Carlos III, de 74 años, se prepara para su primera Navidad como monarca e invitó a la ex esposa del príncipe Andrés, Sarah Ferguson, a celebrar con el resto de la familia real en Sandringham. Si la duquesa de York acepta la invitación será su primera vez en la mesa navideña en tres décadas.

La invitación del rey Carlos para que Fergie pase la Navidad con la familia sería un acercamiento del monarca a su hermano, pero nunca se le habría permitido mientras el príncipe Felipe estuviera vivo, afirmó el biógrafo y experto real Phil Dampier.

“Esto parece una rama de olivo del rey Carlos a su hermano”, dijo Dampier. “Todavía es un miembro de la familia y al invitar a su ex esposa Fergie, parece que Carlos está siendo amable”.

“Nunca hubiera sucedido mientras el príncipe Felipe estaba vivo y Fergie pasó muchas Navidades sola en Wood Farm mientras el resto de la realeza estaba en The Big House”, detalló.

“Sus hijas ya son adultas y tienen sus propios hijos, por lo que tiene sentido que todas estén invitadas, incluida la duquesa de York. Esto complacerá a Andrés, pero no creo que él y Sarah se vuelvan a casar”, añadió el experto real.

Sarah Ferguson con su hija Beatrice en Westminster Abbey tras el funeral de la reina Isabel II (Reuters)
Sarah Ferguson con su hija Beatrice en Westminster Abbey tras el funeral de la reina Isabel II (Reuters)

El duque de York fue despojado de sus deberes reales a raíz del escándalo de tráfico sexual de Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell.

Fergie fue aislada de la familia luego de su separación en 1992. Todo empeoró cuando aparecieron fotos en las que su “asesor financiero” John Bryan le chupaba los dedos de los pies. Su crítico más feroz fue el príncipe Felipe, de quien se decía que pensaba que Sarah estaba “más allá de los límites”.

Te puede interesar: Ghislaine Maxwell habló desde la cárcel sobre su “querido amigo” el príncipe Andrés

“Conozco a Sarah desde hace 30 años y, aunque tiene sus detractores, es indiscutible que ha estado al lado del príncipe Andrés”, señaló el periodista Robert Jobson a The Sun. “Al invitarla a pasar las vacaciones con la familia real, el rey Carlos nos muestra de qué se trata la Navidad: familia y perdón”.

Al perdonar a Fergie está siguiendo el ejemplo de su madre. La reina, antes de su fallecimiento en septiembre, se había reconciliado con Sarah, su ex nuera”, detalló. “Fergie siempre lamentó la forma en que la echaron de ‘La Firma’ y confesó que si le dieran una segunda oportunidad se comportaría mejor”, añadió Jobson en su artículo para The Sun.

El casamiento de los duques de York el 23 de julio  de 1986  (Photo by Tim Graham Photo Library via Getty Images)
El casamiento de los duques de York el 23 de julio de 1986 (Photo by Tim Graham Photo Library via Getty Images)

De acuerdo al medio, no es una sorpresa que Carlos se haya acercado a Sarah ya que solían llevarse muy bien.

“A la reina le cayó bien desde el principio y le tenía tanto cariño que le regaló una tiara de diamantes para que la usara en su boda de cuento de hadas con Andrés en 1986, vista por 500 millones de televidentes en todo el mundo”, detalló.

Fergie se adaptó fácilmente a la vida real, algo que Carlos admiraba. “Solía decirle a su esposa Diana: ‘¿Por qué no puedes ser más como Sara?’”. Tanto Lady Di como Fergie eran grandes amigas, a pesar de los intentos de enfrentarlas.

Ella y yo éramos las únicas dos que realmente entendíamos cómo era en los años ochenta. La presión era feroz y, sin embargo, juntas, los dos éramos poderosas. No poderosas en el sentido de fuerza o importancia, sino en el amor que teníamos y la forma en que nos ayudábamos mutuamente a sobrellevar la situación”, dijo Fergie años atrás.

 Sarah Ferguson y Lady Di (Photo by Georges De Keerle/Getty Images)
Sarah Ferguson y Lady Di (Photo by Georges De Keerle/Getty Images)

Su matrimonio con Andrés no pudo soportar la presión y en 1992 se separaron. Luego, aparecieron las fotos de Fergie con un asesor y fue catalogada como persona non grata en la familia real. Pero todo empeoró cuando, en la misma línea de los duques de Sussex, ofreció una entrevista a Oprah Winfrey. A esto le siguió un escándalo tras otro. Uno de los momentos más recordados fue cuando fue grabada en una cámara oculta mientras intentaba vender acceso a su ex marido en 2010.

“Está acostumbrada a ignorar los insultos y se quedó con Andrés muchos años después de su divorcio”, detalló Jobson al periódico.

La muerte de Felipe en 2021 despejó el camino para un relanzamiento tentativo a la famiial real. Sarah fue invitada, junto con el príncipe Andrés, sus hijas, Beatrice y Eugenie, y sus nietos, a pasar el verano en Balmoral y se le dio acceso a los archivos de Windsor para investigar para su novela, “Her Heart For A Compass”.

A pesar de todo lo sucedido, Isabel II, a quien siempre le gustó la personalidad de Sarah, agradeció su lealtad y el apoyo que le brindó a su hijo predilecto en los momentos más difíciles. Al parecer, Carlos III comparte este sentimiento, y tiene cierto grado de simpatía por su hermano después del escándalo de Jeffrey Epstein, y gratitud a Sarah por ayudarlo.

Despojado de sus patrocinios reales y títulos militares por decisión de su madre, el duque de York vive completamente aislado de los asuntos oficiales.

Una fuente de Sandringham le dijo a The Sun: “Andrés tiene prohibida la vida pública, pero no puedes prohibirle la Navidad familiar. El personal de Sandringham tiene la tarea de preparar Wood Farm -una casa de campo aislada ubicada en Sandringham- para toda la familia York”.

“Cuando se separó de Andrés, a Sarah nunca se le permitió asistir a la Nochebuena familiar ni al día de Navidad mientras Felipe y la reina estuvieran vivos. Durante 30 años solía cenar sola en Navidad”, añadió el informante al citado medio.

En Navidad, los miembros de la realeza tradicionalmente intercambian regalos en el White Room de Sandringham, seguido de una cena formal. Al día siguiente participan de un servicio religioso, y saludan a las personas que acercan a conocerlos.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR