Urdangarin, marido de la Infanta Cristina de España, fotografiado paseando de la mano con otra mujer

El entorno de Cristina de Borbón ha declarado, tras publicarse las fotos del paseo del cuñado del rey Felipe VI por una playa de Bidart (Francia), que “ella ya lo sabía” y que “sólo le preocupan sus hijos”

La portada de la revista con la revelación
La portada de la revista con la revelación

La Monarquía española ha sufrido hoy una nueva sacudida: Iñaki Urdangarin, marido de Cristina de Borbón, hija menor del rey Juan Carlos I, ha sido fotografiado paseando de la mano con otra mujer. Las imágenes, publicadas en exclusiva por la revista Lecturas, fueron tomadas el pasado 11 de enero en la playa francesa de Bidart.

Urdangarín pasó las fiestas navideñas con su esposa y sus hijos en Vitoria, ciudad del País Vasco de la que es originario. Después del día de Reyes Magos, el cuñado del rey Felipe VI se traslado a la localidad vasco francesa donde ha sido fotografiado.

Iñaki Urdangarin, jugador de balonmano, y la infanta Cristina se casaron en Barcelona en 1997. Siempre fueron considerados la pareja perfecta. hasta que se vieron envueltos en un escándalo de corrupción en 2011, el llamado ‘Caso Nóos. El tribunal que los juzgó en Palma de Mallorca exoneró a la Infanta pero condenó a Urdangarin a 6 años y 3 meses de prisión. Ingresó en el penal de Brieva (Ávila) el 18 de junio de 2018, donde permaneció hasta enero de 2020, cuando le fue concedido el tercer grado penitenciario.

El matrimonio siempre ha sido considerado un ejemplo de resistencia, de unidad y de amor. Cuando estalló el caso Noós, el socio de Urdangarin en esa empresa filtró correos electrónicos en los que se detallaban relaciones del marido de la infanta con otras mujeres.

Pese a todo, la Infanta siempre se mostró enamorada y al lado de Urdangarin. Incluso se le llegó a sugerir la posibilidad de divorciarse del ex jugador de la selección española de balonmano, a lo que se negó. Ella siguió a su lado y aceptó, incluso, que su marido fuera apartado, el 12 de diciembre de 2011, de los actos del Palacio de la Zarzuela, porque su conducta se consideraba “poco ejemplar”.

Ahora ha trascendido que Cristina de Borbón y su marido llevaban tiempo en crisis. Incluso que, pese a mantener contacto y reunirse de vez en cuando -como estas Navidades pasadas-, él vivía en Vitoria, donde se ocupaba del cuidado de su madre.

La ‘amiga’ de Urdangarin

Si bien en un primer momento se dijo que la mujer con la que pasea Urdangarin era una modelo alavesa, al final de la tarde ha trascendido que en realidad se trata de Ainhoa Armentia, una abogada de Vitoria con la que trabaja el marido de la Infanta Cristina en el despacho de abogados Imaz y Asociados de Vitoria desde que consiguió el tercer grado penitenciario.

Si bien la Casa Real no ha querido hacer comentarios, el hijo mayor de la pareja, Pablo, ha dicho, sencillamente, que “son cosas que pasan” y ha añadido “que el tema se hablará dentro de la familia”.

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, de paseo por Barcelona
La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, de paseo por Barcelona

Lo que más ha sorprendido es que las imágenes no han sido “robadas”. Es decir, no se trata de fotografías tomadas con teleobjetivo. Es más, en alguna de ellas se ve a Urdangarin incluso mirando a la cámara. Además, el paseo se produce a la luz del día en una playa pequeña en una localidad de la que el matrimonio ‘real’ es habitual.

Algunas analistas sugieren que Urdangarin ha querido que esas fotos se hicieran y salieran a la luz pública, una forma de dejar claro que su vida va por un camino diferente al de la Infanta Cristina.

Desde el entorno de la Infanta Cristina, según ha informado la revista ¡Hola!, se han informado de que “ella ya lo sabía, que está tranquila y que sólo le importan sus hijos”. Cristina de Borbón habría hablado incluso por teléfono con su padre, el rey Emérito horas antes de que saliera a la calle la revista.

En 2007 la Familia Real tuvo que asumir el divorcio de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar. Entonces se emitió un comunicado en el que, para evitar hablar de divorcio o separación, se utilizó la ya famosa en España expresión “cese temporal de su convivencia matrimonial”.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR