A la reina Isabel le prohibieron montar a caballo y aceptó a regañadientes

La monarca de 95 años ha tenido que decir adiós, al menos por un tiempo, a una de sus grandes pasiones

La reina Isabel II de Gran Bretaña acaricia un caballo acompañado por el entrenador Paul Nicholls durante una visita a Manor Farm Stables en Ditcheat, Gran Bretaña, el 28 de marzo de 2019 (Reuters)
La reina Isabel II de Gran Bretaña acaricia un caballo acompañado por el entrenador Paul Nicholls durante una visita a Manor Farm Stables en Ditcheat, Gran Bretaña, el 28 de marzo de 2019 (Reuters)

A la reina Isabel II le prohibieron montar a caballo. La monarca británica tiene pasión absoluta por los caballos, lo que le ha llevado no solo a practicar con asiduidad la equitación, sino a ser una experta en las carreras de caballos, donde sus equinos han participado con éxito.

A principios de septiembre, estando de vacaciones en su castillo de Balmoral, Escocia, Isabel II sufrió unas molestias que la llevaron a tener que dejar de montar a caballo. Sin embargo, está decidida a retomar su gran pasión muy pronto cuando se sienta mejor y los médicos consideren que ya es oportuno.

De acuerdo al tabloide The Sun, la monarca, una entusiasta amazona y ávida fanática de las carreras, se molestó cuando supo que, al menos por un tiempo, no podrá montar a caballo. “Ha sido parte de su ritual durante la mayor parte de su vida”.

Su salud le ha dado un susto y ha tenido que frenar. A regañadientes y con una enorme decepción, se ha visto obligada a cancelar un viaje oficial a Irlanda del Norte y su presencia en la cumbre del clima COP26 de Glasgow por recomendación médica.

La reina Isabel II en el Parlamento, en el Palacio de Westminster, Londres, Inglaterra, 11 mayo 2021 (Reuters)
La reina Isabel II en el Parlamento, en el Palacio de Westminster, Londres, Inglaterra, 11 mayo 2021 (Reuters)

La monarca británica, de 95 años, debía viajar el lunes próximo a Escocia para un compromiso en el Scottish Event Campus para saludar a los líderes mundiales de 120 países, incluido el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

Sin embargo, un portavoz del Palacio dijo que la reina “lamentablemente ha decidido con pesar que ya no viajará a Glasgow, pero dará un discurso a los delegados reunidos a través de un mensaje de video grabado”.

Isabel II, que celebrará su Jubileo de Platino el próximo año, pasó la noche en el hospital privado King Edward VII de Londres el pasado miércoles para someterse a exámenes por una dolencia no especificada, pero no relacionada con el COVID-19.

Fue la primera noche que la reina de Inglaterra pasó en el hospital en ocho años, pero los funcionarios reales dijeron que estaba de buen ánimo y que regresó a casa, al castillo de Windsor, al día siguiente, donde volvió a realizar tareas ligeras.

El martes, realizó dos audiencias virtuales para dar la bienvenida a los nuevos embajadores en Reino Unido de Corea del Sur y Suiza. Las imágenes mostraron a la monarca con un vestido amarillo, sonriendo y con su aspecto habitual durante el compromiso.

El encuentro virtual con los embajadores de Corea del Sur, Gunn Kim, y de Suiza, Markus Leitner, para recibir sus credenciales, fue la primera aparición pública de la soberana desde el 19 de octubre y sobre todo desde que canceló una visita a Irlanda del Norte, después de que sus médicos le recomendaran descansar.

La reina Isabel II apareció usando un bastón en un acto público, durante su asistencia a un servicio religioso en la abadía de Westminster (Reuters)
La reina Isabel II apareció usando un bastón en un acto público, durante su asistencia a un servicio religioso en la abadía de Westminster (Reuters)

Monarca desde hace casi 70 años, la reina sigue mostrando un buen estado físico y psíquico en público. En los últimos tiempos participó casi a diario en compromisos oficiales. No obstante, recientemente fue vista caminando con un bastón.

Una fuente cercana a la soberana, citada por el Sunday Times, reconoció que Isabel II está “agotada” debido a su cargada agenda. Según el periódico, renunció por consejo médico a su ginebra y Dubonnet del almuerzo y a su martini de la tarde.

Poseedora del récord de longevidad en la historia de la monarquía británica, la reina sigue siendo una personalidad muy querida en el Reino Unido y en el mundo.

Es alabada por haber sabido preservar la monarquía a pesar de las grandes transformaciones sufridas por el Reino Unido, entre ellas el Brexit, y a las numerosas crisis, como la muerte de la princesa Diana en 1997.

Más recientemente, la rotunda retirada de la monarquía de su nieto, el príncipe Harry, y de su esposa Meghan Markle -que se fueron a California- y las acusaciones de agresiones sexuales contra su hijo Andrés, sacudieron a la institución.

A pesar de las constantes especulaciones sobre la posibilidad de un retiro, especialmente después de la muerte en abril de su esposo Felipe, a los 99 años, Isabel II, jefa de Estado de 16 naciones, mantiene una agenda cargada.

Sin embargo, ya no viaja al extranjero, donde se hace representar por su hijo el príncipe Carlos, de 72 años, mucho menos popular entre los británicos que la reina o que el príncipe William.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR