El homenaje a Lady Di: entre la posible reconciliación de sus hijos y la nueva decepción para Isabel II

El próximo 1 de julio, William y Harry inaugurarán una estatua de su madre, que ese día cumpliría 60 años. La reina esperaba conocer a su nueva bisnieta, Lilibet Diana, pero ni ella ni su madre viajarán a Londres

Diana, la princesa de Gales (1961 - 1997) rodeada de sus hijos, los príncipes William y Harry, durante unas vacaciones de esquí en Lech, Austria, en 1993. (Photo by Jayne Fincher/Princess Diana Archive/Getty Images)
Diana, la princesa de Gales (1961 - 1997) rodeada de sus hijos, los príncipes William y Harry, durante unas vacaciones de esquí en Lech, Austria, en 1993. (Photo by Jayne Fincher/Princess Diana Archive/Getty Images)

A pesar de que los príncipes William y Harry están unidos desde pequeños por el dolor de la trágica muerte de su madre, las diferencias luego del “Megxit” y la polémica entrevista con Oprah Winfrey marcaron un antes y un después en su estrecha relación. Ya nada volvió a ser igual y hoy el vínculo entre ambos no solo es malo, sino que es prácticamente nulo.

Instalado en Los Ángeles junto a su mujer, Meghan Markle, y sus dos hijos, Archie y Lilibet Diana, el príncipe Harry se refugia en su familia más cercana y se aleja cada vez más de su vínculo con Buckingham.

Ni siquiera el gran homenaje a Lady Di, que se realizará el próximo 1 de julio cuando cumpliría 60 años, lograría aplacar la disputa entre sus hijos. La madre de Harry y William falleció el 31 de agosto de 1997 en un trágico accidente de auto en París, que le costó la vida a la princesa y a su nueva pareja, Dodi Al-Fayed.

Los príncipes William y Harry junto a su madre, Lady Di, en una postal de 1995, dos años antes del trágico accidente que le costó la vida a la princesa (Getty Images)
Los príncipes William y Harry junto a su madre, Lady Di, en una postal de 1995, dos años antes del trágico accidente que le costó la vida a la princesa (Getty Images)

En 2019, el príncipe William anunció que se estaba realizando una estatua en homenaje a la princesa, que ahora será colocada en el jardín blanco del Palacio de Kensington, inaugurado en 2017. Sin embargo, los hermanos demoraron su inauguración ya que no lograban ponerse de acuerdo sobre cómo luciría la obra ideada por el prestigioso artista plástico, Ian Rank-Broadley, quien hizo el retrato de la reina Isabel en las monedas inglesas.

Esta semana, Harry volará a Inglaterra por segunda vez en el año. En abril, y apenas unos días antes de su explosiva entrevista con Ophrah Winfrey, dejó su casa de Los Ángeles para viajar en soledad al funeral de su abuelo, el príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. Meghan alegó que no podía acompañarlo por indicación médica, debido a su avanzado embarazo. Sin embargo, a pesar de que Lilibet Diana nació el pasado 4 de junio, no asistirá al homenaje a su suegra.

La reina Isabel II fue uno de los primeros integrantes de la familia real que se enteró del nacimiento de su nieta y esperaba poder conocerla en esta oportunidad. Además, deseaba volver a ver a Archie, pero finalmente nada de eso sucederá.

Desde la llegada de Meghan Markle a la familia real, el vínculo entre los hermanos Harry y William se deterioró paulatinamente al punto que hoy es casi nulo (Foto: Getty)
Desde la llegada de Meghan Markle a la familia real, el vínculo entre los hermanos Harry y William se deterioró paulatinamente al punto que hoy es casi nulo (Foto: Getty)

Esta semana, Harry volverá a cumplir con la cuarentena en Frogmore Cottage con su prima, la princesa Eugenia -tal como ambos lo hicieron para el funeral de su abuelo- y almorzará con la reina Isabel en el castillo de Windsor. Se desconoce si mantendrá un encuentro privado con su hermano, a pesar de que se sabe que mantuvieron distintos contactos telefónicos en varias oportunidades desde que el duque de Sussex regresó a los Estados Unidos.

De todos modos, la incomodidad de Harry con su familia es evidente, ya que en los últimos días circuló un rumor que afirma que su padre, el príncipe Carlos, busca impedir que su nietos Archie y Lilibet Diana tengan títulos reales.

El príncipe Harry en el funeral del príncipe Felipe (Reuters)
El príncipe Harry en el funeral del príncipe Felipe (Reuters)

Cuando Harry asistió al funeral de su abuelo, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo -que falleció el 9 de abril pasado- se supo que Kate Middleton buscó acercar a su marido y su cuñado, teniendo en cuenta que siempre fue una muy buena amiga del hermano de William. Sin embargo, a pesar de que intentó mediar entre ambos, su gestión no tuvo el éxito que esperaba y la relación entre ellos sigue siendo distante.

El postergado evento, donde finalmente quedará inaugurada la estatua de la princesa, se llevará a cabo el 1 de julio en el Sunken Garden del Palacio de Kensington, la residencia real donde vivió Lady Di, quien ese día cumpliría 60 años. Allí, sus dos hijos volverán a verse las caras y, tal vez, intenten acercar sus posiciones y retomar el vínculo entrañable que siempre mantuvieron, y que culminó con la llegada de Meghan Markle a la Familia Real. ¿Lo lograrán?

SEGUIR LEYENDO: