La triste noticia que sacudió a la reina Isabel II

Su perro Vulcan, de 13 años, murió en el Castillo de Windsor, donde la monarca reside desde el comienzo de la pandemia de coronavirus. Ahora, a la soberana del Reino Unido solo le queda un canino: Candy

Shutterstock (835523m)
La Reina Isabel II con sus perros
Shutterstock (835523m) La Reina Isabel II con sus perros

La reina Isabel II del Reino Unido está de luto. Vulcan, uno de sus perros dorgi –un cruce de salchicha y corgi– falleció a los 13 años en el Castillo de Windsor, residencia real de la Corona británica.

La muerte se produjo hace unas semanas pero recién se conoció públicamenye ayer. La triste noticia sacudió a la Reina, quien pasará la Navidad en Windsor junto a su marido, el príncipe Felipe de Edimburgo, y su ahora único perro, Candy (también un dorgi). El resto de los integrantes de la familia real no acudirá a la residencia ubicada en el condado de Berkshire.

Se calcula que la monarca ha tenido unos 30 perros de raza corgi a lo largo de su reinado, que comenzó en 1953. El último de ellos fue Willow, quien debió ser sacrificado en 2018 a causa de un cáncer.

La Reina Isabel con cuatro de sus perros  de raza corgi en Londres, en octubre de 1969. Foto de archivo de STF / AFP
La Reina Isabel con cuatro de sus perros de raza corgi en Londres, en octubre de 1969. Foto de archivo de STF / AFP

El primer perro fue una hembra, Susan, que le regalaron a sus 18 años, cuando aún era princesa. Willow era descendiente directo de Susan, lo que constituye 14 generaciones de su primera mascota.

El fallecido Vulcan y Candy son provenientes de una línea de dorgis introducida a la familia real luego de que el perro salchicha de la princesa Margarita, Pipkin, fuera cruzado con uno de los caninos de Isabel.

En 2015, la soberana de 94 años tomó la decisión de dejar criar tanto corgis como dorgis, ya que, supuestamente, no quiere dejar ninguno después de su muerte, según indica Vanity Fair.

La muerte de Vulcan se produjo pocos días después de que Kate Middleton y el príncipe Guillermo perdieran a otra mascota real: el perro Lupo, de 9 años de edad.

Lupo era un cocker spaniel negro que la pareja recibió como regalo de parte del hermano de Kate, James Middleton. “Muy tristemente, el fin de semana pasado, nuestro querido perro, Lupo, falleció”, comunicaron los duques de Cambridge en su cuenta oficial de Instagram. “Estuvo en el corazón de nuestra familia durante los últimos nueve años y lo extrañaremos mucho”, manifestaron.

Hace poco menos de un mes, la reina hizo su primera aparición pública con mascarilla desde que comenzó la pandemia de coronavirus, cuando asistió a una breve ceremonia en la Abadía de Westminster para conmemorar el centenario de la tumba al Soldado Desconocido (soldados que murieron en tiempo de guerra sin haber podido ser identificados).

Aaron Chown/Pool via REUTERS
Aaron Chown/Pool via REUTERS

Aunque la monarca ya había aparecido en público en varias ocasiones en los últimos meses, hasta ese momento nunca se la había visto con tapabocas.

Isabel aprovechó su no habitual viaje a Londres para visitar el Palacio de Buckingham, su residencia oficial en la capital británica.

SEGUIR LEYENDO:

La reina Isabel II está en la búsqueda de un asistente: los requisitos para quedarse con el trabajo

El ministro de Cultura británico pide que Netflix aclare que “The Crown” es ficción

El dramático relato de Meghan Markle: “Mientras abrazaba a mi primer hijo, sabía que estaba perdiendo al segundo”