Refugio Zaguates, la fundación que busca darle un futuro mejor a los perros en situación de calle

Muchos de los animales que alberga están enfermos, fueron golpeados o atropellados. Macu Medina lleva adelante la tarea titánica de organizar la logística de rescatar, recuperar y darlos finalmente en adopción

Macu tiene 34 años y ama los animales
Macu tiene 34 años y ama los animales

Rescatar, recuperar y dar en adopción. Un proceso que parece tan simple al mencionarlo pero no lo es, ya que lleva toda una logística y enorme responsabilidad. Macu Medina lo sabe y por eso lleva adelante con mucho sacrificio esta cadena de acciones con el fin de cuidar y darle más amor a los perros callejeros.

Por eso desde 2014, creó su propia fundación: Refugio Zaguates. Junto a Dolores, una amiga, y varios colaboradores, llevan esta misión de rescatar de los barrios de emergencia a los perros que están en peor estado de salud. “Hacemos campañas de castración junto al Gobierno, recolectamos perros que están en situación de calle, sacamos turno y los castramos”, cuentó a Infobae esta mujer de 34 años que al día de hoy cuida a 450 animales en adopción.

“La mayoría en tratamiento. Tenemos muchos perritos con problemas oncológicos, perros discapacitados que hacen fisiatría, tenemos perros con hemoparásitos, haciendo tratamientos con antibióticos”, agregó Macu.

La joven vive rescatando animales, un acto que, según recuerda, lo hace desde chica con el apoyo de sus padres. Hoy tiene una fundación
La joven vive rescatando animales, un acto que, según recuerda, lo hace desde chica con el apoyo de sus padres. Hoy tiene una fundación

En Zaguates hay muchos animales con carrito, discapacitados, que son rescatados luego de ser atropellados o golpeados. “Hay mucha violencia en la calle”, dice Macu. “Lo que hacemos nosotras más allá de castrar al animal que es el problema pilar que hay con los perros callejeros, es llevar a los perros en mal estado a la veterinaria, por lo general la mayoría de ellos van a internación y cuando están recuperados y dados de alta se van a sus hogares transitorios”, explicó Macu.

Zaguates tiene una red de voluntarios muy grande, algunos funcionan como hogares transitorios, otros ayudan con los traslados. “Nos ayudan y llevan a los perros a las consultas o los llevan de un tránsito a otro. De esa forma nos ayudan mucho a nosotras que estamos ocupadas con tantos animales”, contó Macu.

Así vive Macu, rescatando animales, un acto que, según recuerda, hace desde chica con el apoyo de sus padres. Hoy tiene estas fundación, pero su casa también es parte de esta movida. “Los tengo conmigo hasta encontrar un dueño. Los recupero hasta que estén óptimos para ser adoptados. Elegimos minuciosamente a las personas que quieran adoptarlos. Hacemos llenar formularios de adopción y pedimos entrevistas con las personas, para saber qué familia es la indicada para cada uno de nuestros animales que, por supuesto, tienen personalidades distintas y necesidades distintas también. Tratamos de hacer el match perfecto, graficó.

Los perros que tienen más dificultad para ser adoptados son principalmente los discapacitados, ya que requieren un poco más de atención que los animales sanos. “Queremos transmitir que la tarea que implica tener un perro discapacitado no es tan ardua como todos piensan. Sí es cierto que requieren más tiempo de atención, ya que al animal hay que rotarlo, cambiar sus pañales, y hacer fisioterapia semanalmente”, explicó Macu.

“Con amor y paciencia se puede brindar el futuro que los perros siempre soñaron”, dice Macu
“Con amor y paciencia se puede brindar el futuro que los perros siempre soñaron”, dice Macu

Muchos perros sufren ansiedad por separación. En esas ocasiones se necesitan familias que estén en su casa o sean numerosas, para que el animal esté lo menos solo posible hasta que logre adaptarse y entienda que no va a volver a ser abandonado.

Lo que en Zaguates tratan de generar es conciencia. Sobre todo en este tema tan importante que es la castración y la tenencia responsable de animales. También con respecto a los paseos con correa y las chapitas identificatorias que son fundamentales, para que el perro esté identificado ante cualquier situación de riesgo para que se pueda encontrar rápidamente.

“Tenemos un grupo de adiestradores a los que les pagamos mensualmente para que traten a los perros que tienen problemas de conducta”, detalló Macu. Hay perros que fueron brutalmente golpeados y tiene mucho miedo después de haber pasado por un sinfín de situaciones. “Es muy difícil volver a insertarlos en la sociedad”, sostuvo.

Tener paciencia y dar mucho amor. De eso se trata. “Con amor y paciencia se puede brindar el futuro que los perros siempre soñaron”, concluyó Macu.


Para colaborar: @zaguatesrefugio y @macuumedina

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR