El dragón barbudo como animal de compañía: cómo ayudar a su bienestar

Puede criarse solo o en un grupo de hembras. Los machos en cambio no se llevan bien entre sí

ARCHIVO - El dragón barbudo puede criarse solo o en un grupo de hembras. Los machos en cambio no se llevan bien entre sí. Foto: Andrea Warnecke/dpa
ARCHIVO - El dragón barbudo puede criarse solo o en un grupo de hembras. Los machos en cambio no se llevan bien entre sí. Foto: Andrea Warnecke/dpa

El dragón barbudo es un reptil originario de las regiones desérticas de Australia y Nueva Guinea, que en el último tiempo ha ganado mucha popularidad como mascota.

Al ser animales solitarios en la naturaleza, no hay inconveniente en mantener un ejemplar de estos lagartos en casa. Sin embargo, hay que evitar la tenencia de varios machos juntos, ya que son muy dominantes y no se entienden entre sí, señala la asociación alemana de artículos para mascotas y animales domésticos (IVH).

Los expertos destacan que estos lagartos pueden mantenerse en grupos de hembras o en harenes con un macho y varias hembras. Sin embargo, advierten que hay considerar exactamente cuántos dragones barbudos se quieren mantener, porque el tamaño del terrario dependerá del número de animales.

Para mantener entre uno y tres dragones barbudos de cabeza rayada, que alcanzan hasta 60 centímetros de largo, el terrario debe tener un tamaño de al menos 150 x 80 x 80 centímetros, mientras que los dragones barbudos enanos, de hasta 30 centímetros, necesitan un espacio de al menos 120 x 50 x 80 centímetros.

Además, para su bienestar, estas mascotas necesitan distintos niveles de temperatura en el terrario: lugares secos, luminosos y muy cálidos para tomar el sol, como así también refugios más frescos y sombreados.

Las lámparas de calor con altos componentes UVA y UVB son adecuadas para asolearse. En tanto, durante el día, el terrario debe tener entre un 30 y un 40 por ciento de humedad y puede aumentar hasta un 60 por ciento por la noche. La humedad se puede aumentar fácilmente rociando el terrario con agua todos los días.

Los dragones barbudos necesitan excavar como en la naturaleza, por lo que el sustrato debe consistir en una mezcla de arena y arcilla sin polvo, que se vierte en al menos un lugar del terrario y debe tener 20 centímetros de altura. Además, se pueden agregar rocas, raíces decorativas o tubos de corcho donde esconderse y cuencos de agua poco profundos.

En la naturaleza, los dragones barbudos se alimentan principalmente de insectos, pero también comen plantas. A los animales jóvenes les gustan los insectos como grillos y saltamontes, pero también se inclinan por el diente de león, la albahaca, el perejil o incluso las verduras ralladas como el calabacín, la zanahoria y el pepino. Los lagartos adultos pueden ser alimentados con una dieta predominantemente vegetariana para prevenir adiposidades y enfermedades.

SEGUIR LEYENDO: