¿Corral o gallinero? Cómo criar gallinas en el jardín de la casa

Nueve consejos para principiantes que deseen tener este tipo de animales en sus hogares

El gallinero en el jardín debe ofrecer a las gallinas reparo de la lluvia, el frío y eventuales peligros nocturnos (Foto: Florian Schuh/dpa)
El gallinero en el jardín debe ofrecer a las gallinas reparo de la lluvia, el frío y eventuales peligros nocturnos (Foto: Florian Schuh/dpa)

Un par de gallinas, un pequeño corral, algo de comida y ya hay huevos frescos en la casa. Si está pensando en criar gallinas, a continuación presentamos un panorama de lo que deben saber los principiantes para que tengan éxito en el intento.

El Centro alemán de Información Agrícola (BZL) explica en el portal “landwirtschaft.de” lo que requieren estos animales, desde el gallinero hasta el corral y el alimento necesario, pasando por los cuidados que demandan tiempo.

A continuación, los aspectos centrales:

- En general, quien posea una casa propia con jardín, puede tener allí gallinas. Aunque, para no poner en peligro la buena convivencia, conviene comentar previamente la iniciativa con los vecinos. Especialmente si también habrá un gallo, cuyo cacareo puede ser realmente estruendoso.

- Las gallinas son animales sociables y deben estar al menos de a tres. Cuántas gallinas habrá en total dependerá sobre todo del lugar, del presupuesto y de la cifra de huevos que se aspira a obtener. Las razas con un rendimiento de puesta medio ponen unos 150 huevos al año.

- Un gallo no es necesariamente imprescindible, porque las gallinas ponen huevos también sin él.

Además de un gallinero, las gallinas necesitan un corral que les permita escarbar, picotear y ensuciarse (EFE)
Además de un gallinero, las gallinas necesitan un corral que les permita escarbar, picotear y ensuciarse (EFE)

- El gallinero debe proteger a los animales de las mojaduras, el frío y de presencias enemigas. Para ello, el espacio debe ser suficientemente luminoso y tener barras elevadas para que puedan posarse y dormir, debe contener recipientes para alimentos y bebederos, así como pequeños ponederos. Un ponedero alcanza para hasta dos a tres gallinas.

- Se recomienda un tamaño de gallinero que contemple un máximo de hasta tres animales por metro cuadrado.

- Además de un gallinero, las gallinas necesitan un corral que les permita escarbar, picotear y ensuciarse. Lo ideal es un prado con árboles y arbustos, que ofrezca refugio y posibilidades de reposo. Los que apuesten por los gallineros móviles pueden rotar el gallinero y el corral en el jardín para que las gallinas tengan siempre hierba verde y la capa de césped previamente picoteada pueda recuperarse.

- La alimentación debe consistir en grano y forraje verde, frutas y verduras y grit. Además, las gallinas deben tener acceso a agua fresca en todo momento.

- Para la apertura matutina y el cierre vespertino del gallinero, para alimentarlas, llenar los bebederos, recolectar los huevos y llevar a cabo los trabajos de limpieza, así como el control de los animales, deberá estimarse diariamente un tiempo de trabajo de 15 a 20 minutos. A esto se sumará la puesta en orden del gallinero, así como las visitas al veterinario.

- Quien no se deje disuadir por todo lo detallado anteriormente, deberá reportar la tenencia de gallinas a las autoridades veterinarias correspondientes, así como al seguro de peste animal. De esta manera, en caso de una peste las autoridades podrán proceder rápidamente. Además, las gallinas deben ser vacunadas.

SEGUIR LEYENDO: