El Reino Unido denunció que el ataque ruso a la represa de Kajovka es un crimen de guerra

La voladura por parte de las fuerzas rusas ha obligado a iniciar la evacuación de urgencia de los habitantes de la zona afectada

Compartir
Compartir articulo
Ucrania acusó a Rusia de destruir una presa en Kherson que está inundando la región

Las autoridades del Reino Unido denunciaron que el ataque ruso a la represa de Kajovka es un crimen de guerra.

“La destrucción de la presa de Kajovka es un acto abominable”, escribió en Twitter el ministro británico de Asuntos Exteriores, James Cleverly.

“Atacar intencionadamente infraestructuras exclusivamente civiles es un crimen de guerra”, añadió.

Sabotaje a la represa de Kakhovka: inundaciones en Kherson

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó este martes que la destrucción de la presa de Kajovka es una prueba de la “brutalidad de la guerra de Rusia en Ucrania”.

”La destrucción hoy de la presa de Kajovka pone en peligro a miles de civiles y causa graves daños medioambientales”, subrayó el político noruego a través de su perfil en Twitter.

Según indicó, “se trata de un acto indignante” que “demuestra una vez más la brutalidad de la guerra de Rusia en Ucrania”.

El nivel del agua subió tras la destrucción de una represa en Ucrania

Mientras que el ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, aseguró que la voladura de la central hidroeléctrica, de la que acusó a Rusia, es un “crimen de guerra” y es el “mayor desastre” de origen humano en Europa en décadas.

“Rusia destruyó la represa Kajovka, causando probablemente el mayor desastre tecnológico provocado por el hombre en Europa en las últimas décadas y poniendo en peligro la vida de miles de civiles. Este es un terrible crimen de guerra”, dijo Kuleba en su cuenta de Twitter.

”La única forma de detener a Rusia, el mayor terrorista del siglo XXI , es expulsarlo de Ucrania”, añadió el responsable ucraniano de Exteriores.

Asimismo, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se mostró este martes “conmocionado” por el ataque a la presa Nueva Kajovka y subrayó que la destrucción de infraestructuras civiles es “claramente un crimen de guerra”.

“La destrucción de infraestructuras civiles constituye claramente un crimen de guerra, y exigiremos responsabilidades a Rusia y a sus aliados”, afirmó Michel en su cuenta oficial en Twitter, en el que manifiesta la conmoción de los 27 por este “ataque sin precedentes”.

Una imagen de satélite de la presa Nova Kajovka en la región de Kherson, Ucrania, el 5 de junio de 2023. Maxar Technologies/Facilitada a través de REUTERS/Archivo
Una imagen de satélite de la presa Nova Kajovka en la región de Kherson, Ucrania, el 5 de junio de 2023. Maxar Technologies/Facilitada a través de REUTERS/Archivo

Las autoridades militares ucranianas denunciaron este martes la voladura, por parte de las fuerzas rusas, de la presa de Kajovka, situada en el río Dniéper a su paso por la provincia de Kherson del sur de Ucrania, lo que ha obligado a iniciar la evacuación de urgencia de los habitantes de la zona afectada.

Por su parte, las autoridades impuestas por Rusia en la región de Kherson instaron a los habitantes de seis localidades cercanas a la dañada central hidroeléctrica de Nueva Kajovka a prepararse para ser evacuados en caso de necesidad después de que la presa quedara dañada por supuestos ataques ucranianos nocturnos.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: