El euro cayó a un mínimo histórico frente al dólar tras la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal

La moneda común pierde valor en medio de las tensiones con Rusia por la guerra en Ucrania, que lleva a los inversores a evitar el riesgo y a optar por la divisa estadounidense, considerada más segura en momentos de crisis

Imagen de archivo ilustrativa de billetes de dólar estadounidense, euro y grivna ucraniana tomada en Kiev, Ucrania. 31 de octubre, 2016. REUTERS/Valentyn Ogirenko/Ilustración/Archivo
Imagen de archivo ilustrativa de billetes de dólar estadounidense, euro y grivna ucraniana tomada en Kiev, Ucrania. 31 de octubre, 2016. REUTERS/Valentyn Ogirenko/Ilustración/Archivo

El euro cayó a su valor mínimo frente al dólar desde hace 20 años, en el nivel de 0,98 dólares, después de que la Reserva Federal (Fed) subiera sus tipos de interés en 75 puntos básicos y dejara entrever que los va a incrementar más este año y en 2023.

El euro se cambiaba hacia las 07.30 horas GMT a 0,9833 dólares, frente a los 0,9891 dólares en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas de la jornada anterior.

La Fed subió sus tasas de interés hasta entre el 3 y el 3,25%, decisión que ya habían descontado los mercados, pero las previsiones de sus miembros sobre los tipos son restrictivas, de un incremento de otros 125 puntos básicos hasta finales de año y de una subida de otros 25 puntos básicos en 2023, hasta situarlos en el 4,6% (3,8% en las proyecciones de junio).

Además las tensiones con Rusia por la guerra en Ucrania llevan a los inversores a evitar el riesgo y a comprar dólares, considerada una divisa segura en momentos de crisis.

Por su parte, la divisa japonesa cayó el jueves a un mínimo de 24 años respecto al dólar, que llegó a cotizar a más de 145 yenes, después del anuncio del Banco de Japón de mantener sin cambios su política monetaria ultralaxa.

Imagen de archivo ilustrativa de billetes de yenes japoneses y de dólares estadounidenses junto a un gráfico en esta foto tomada el 16 de junio de 2022. REUTERS/Florence Lo/Ilustración/Archivo
Imagen de archivo ilustrativa de billetes de yenes japoneses y de dólares estadounidenses junto a un gráfico en esta foto tomada el 16 de junio de 2022. REUTERS/Florence Lo/Ilustración/Archivo

La noticia empujó al dólar estadounidense hasta los 145,28 yenes, antes de volver a caer ligeramente. En marzo, la cotización se situaba alrededor de los 115 yenes por dólar.

A diferencia de otras grandes economías que suben tasas para contener el aumento de precios, el Banco de Japón mantiene su política ultralaxa de la última década para alcanzar una inflación sostenida del 2%.

Esto ha llevado a una devaluación del yen en los últimos meses lo que, a su vez, ha provocado un encarecimiento de las importaciones en la tercera economía mundial.

La inflación subió al 2,8% en agosto, su nivel más alto desde 2014, pero el Banco de Japón insiste en que se trata de un fenómeno temporal provocado por la guerra en Ucrania.

En un comunicado, la entidad defendió el mantenimiento de la política ultraflexible de la última década para “alcanzar el objetivo de estabilidad de precios del 2%” de inflación.

(Con información de EFE y AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR