Pyongyang se distanció de Moscú y negó haber vendido armas a Rusia para la invasión a Ucrania

Un portavoz del Departamento de Estado de EEUU afirmó que Moscú podría estar tramitando la compra de “millones de cohetes y rondas de artillería” de Corea del Norte, algo que supondría una violación de las sanciones de la ONU que pesan sobre el régimen de Kim Jong-un

Pyongyang se distancia de Moscú y niega haber vendido armas a Rusia para la invasión a Ucrania
Pyongyang se distancia de Moscú y niega haber vendido armas a Rusia para la invasión a Ucrania

El régimen norcoreano negó en un comunicado publicado este jueves haber exportado armamento a Rusia para apoyar su invasión en Ucrania, tal y como sugirió el gobierno estadounidense.

“Nunca hemos exportado armas o munición a Rusia y no planeamos exportarlas”, aseguró el vicedirector general de la Oficina de Equipamiento del ejército norcoreano en un comunicado publicado por la agencia de noticias KCNA.

A principios de septiembre, un portavoz del Departamento de Estado de EEUU afirmó que Rusia podría estar tramitando la compra de “millones de cohetes y rondas de artillería” de Corea del Norte, algo que supondría una violación de las sanciones de la ONU que pesan sobre el régimen de Pyongyang.

“Nunca hemos reconocido las resoluciones de sancionadoras ilegales del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra la República Popular Democrática de Corea que fue concebidas por Estados Unidos y sus vasallos”, asegura en el texto de KCNA el militar norcoreano, cuyo nombre no se especifica.

“Sin embargo, aprovechamos para dejar claro esto”, añade.

El militar norcoreano dijo que “se desconoce dónde se originó el rumor que EEUU está difundiendo” y afirma que está “perjudicando a la imagen” de Corea del Norte.

El funcionario condenó la actitud de Washington y le advirtió sobre la necesidad de “mantener la boca cerrada”.

Según The New York Times, Rusia está comprando millones de proyectiles y cohetes a Corea del Norte, lo que viene a confirmar que las sanciones globales impuestas a Moscú tras su invasión de Ucrania están obstaculizando sus habituales líneas de suministro de armamento y debe recurrir a mercados alternativos.

Según The New York Times, Rusia está comprando millones de proyectiles y cohetes a Corea del Norte, lo que viene a confirmar que las sanciones globales impuestas a Moscú tras su invasión de Ucrania están obstaculizando sus habituales líneas de suministro de armamento y debe recurrir a mercados alternativos.
Según The New York Times, Rusia está comprando millones de proyectiles y cohetes a Corea del Norte, lo que viene a confirmar que las sanciones globales impuestas a Moscú tras su invasión de Ucrania están obstaculizando sus habituales líneas de suministro de armamento y debe recurrir a mercados alternativos.

Sostiene que funcionarios del gobierno de Estados Unidos creen que la decisión de Rusia de recurrir a Irán, y ahora a Corea del Norte, es una señal de que las sanciones y los controles de exportación impuestos por Washington y Europa están afectando la capacidad de Moscú para obtener suministros para su ejército.

El diario precisa que Washington ha proporcionado “pocos detalles de los documentos de inteligencia desclasificados sobre el armamento exacto, el momento o el tamaño del envío, y aún no hay forma de verificar la venta de forma independiente”.

Sin embargo, un funcionario estadounidense dijo que, más allá de los cohetes de corto alcance y los proyectiles de artillería, se espera que Rusia intente comprar equipos adicionales de Corea del Norte en el futuro.

“El Kremlin debería sentirse alarmado al tener que comprar cualquier cosa a Corea del Norte”, dijo Mason Clark al periódico, quien dirige el equipo de Rusia en el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), un centro independiente de análisis de Estados Unidos.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR