EEUU expresó su decepción tras las conversaciones con Irán por el programa nuclear

Lo dijo un portavoz del departamento de Estado. El emisario estadounidense para Irán, Robert Malley, y el negociador iraní, Ali Bagheri, iniciaron el martes en la capital de Qatar negociaciones indirectas

En la imagen un registro de Robert Malley, nuevo enviado especial de Estado Unidos para Irán (EFE/Yuval Molina/Archivo)
En la imagen un registro de Robert Malley, nuevo enviado especial de Estado Unidos para Irán (EFE/Yuval Molina/Archivo)

Estados Unidos dijo el miércoles que estaba decepcionado por sus negociaciones indirectas con Irán en la capital de Qatar sobre la reactivación de las conversaciones mediadas por la Unión Europea sobre un acuerdo nuclear de 2015.

“Las discusiones indirectas en Doha han concluido, y aunque estamos muy agradecidos a la UE por sus esfuerzos, nos decepciona que Irán, una vez más, no haya respondido positivamente a la iniciativa de la UE y, por lo tanto, no haya logrado ningún progreso”, dijo un portavoz del departamento de Estado de EEUU.

Las negociaciones indirectas entre Irán y Estados Unidos para revivir el programa nuclear de Teherán de 2015 aún no avanzan “como esperaba” la Unión Europea, declaró también el miércoles el negociador de la UE, Enrique Mora.

“Dos intensos días de conversaciones de proximidad en Doha”, dijo Mora en Twitter. “Desgraciadamente, aún no se han producido los avances que el equipo de la UE, como coordinador, esperaba. Seguiremos trabajando con mayor urgencia para reconducir un acuerdo clave para la no proliferación”, añadió.

El emisario estadounidense para Irán, Robert Malley, y el negociador, iraní Ali Bagheri, iniciaron el martes en la capital de Qatar conversaciones indirectas con la intermediación de la UE para desbloquear las negociaciones en Viena sobre el programa nuclear iraní.

Las conversaciones iniciadas en Viena en abril de 2021 por Irán con Rusia, Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido y Alemania están estancadas, y el diálogo busca que Estados Unidos retorne al acuerdo internacional alcanzado en 2015 para limitar el programa nuclear iraní.

El negociador de la UE, Enrique Mora (Majid Asgaripour/WANA via REUTERS)
El negociador de la UE, Enrique Mora (Majid Asgaripour/WANA via REUTERS)

Washington se retiró unilateralmente del pacto en 2018 durante el gobierno de Donald Trump e Irán se desligó progresivamente de sus compromisos.

Firmado por Irán y las seis potencias, el pacto busca garantizar el carácter civil del programa nuclear de Irán, acusado de querer dotarse del arma atómica (algo que Teherán niega), a cambio del levantamiento progresivo de las sanciones internacionales que asfixian la economía de la República Islámica.

Al retirarse del pacto, la administración Trump restableció las sanciones contra Irán.

Teherán respondió con la aceleración de sus esfuerzos nucleares y el enriquecimiento de uranio.

Las conversaciones para la reactivación del acuerdo nuclear de 2015 están paralizadas desde marzo, tras más de un año de diálogo y muy cerca de que el acuerdo estuviera cerrado, debido al desacuerdo entre Washington y Teherán respecto a cuestiones bilaterales.

Una de esas cuestiones tiene que ver con la Guardia Revolucionaria iraní. Irán insiste en que Estados Unidos debe levantar las sanciones contra ese cuerpo militar de élite, algo que parece que Washington no está dispuesto a hacer.

Josep Borrell aseguró en Teherán que las cuestiones fundamentales del pacto nuclear están cerradas, como son los aspectos nucleares o el levantamiento de las sanciones, por lo que falta que EEUU e Irán alcancen un acuerdo respecto a cuestiones pendientes entre ellos.

En Qatar, las negociaciones se reanudaron solo entre Estados Unidos e Irán. Como en Viena, las delegaciones están instaladas en salas diferentes y la Unión Europea se ocupa de la mediación.

Qatar mantiene mejores relaciones con Teherán que la mayoría de sus vecinos árabes del Golfo, y actuó como mediador en varios dosieres internacionales.

(Con información de AFP y EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR