La ONU advirtió que el 80% de la población en Tonga se encuentra afectada por la erupción del volcán

El organismo señaló que las necesidades más apremiantes son agua potable, alimentos y artículos no alimentarios. Este jueves aterrizó el primer avión con ayuda humanitaria, perteneciente a la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda

Personas trabajan en una propiedad dañada tras la erupción volcánica y el tsunami, en Nuku'alofa, Tonga (REUTERS)
Personas trabajan en una propiedad dañada tras la erupción volcánica y el tsunami, en Nuku'alofa, Tonga (REUTERS)

Las Naciones Unidas advirtieron de que hay cerca de 84.000 personas en Tonga, que representan el 80% de la población del país, afectadas por la erupción del volcán Hunga Tonga-Hunga Ha’apai y el posterior tsunami, que ha dejado un total de tres fallecidos.

“Las necesidades humanitarias más apremiantes son agua potable, alimentos y artículos no alimentarios. Por supuesto, el restablecimiento de los servicios de comunicación, incluidas las llamadas internacionales e Internet, también es una prioridad”, dijo Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres.

Dujarric ha detallado que “todas las casas han quedado derruidas en la isla de Mango” y que “solo quedan dos casas en la isla de Fonoifua, con daños extensos reportados en Nomuka”. Sobre las evacuaciones, aseguró que siguen en marcha, al igual que las labores de limpieza del aeropuerto internacional de Tonga.

Aterrizó el primer avión

En este sentido, el primer avión con ayuda humanitaria, que pertenece a la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda, ha aterrizado sobre las 4.00 (hora local) con contenedores de agua, ‘kits’ para albergues temporales y otros productos de higiene y limpieza, según recoge el periódico New Zealand Herald.

La ministra de Relaciones Exteriores, Nanaia Mahuta, había dicho, antes del aterrizaje, que la entrega de suministros se realizaría sin contacto y que se efectuaría en un plazo de 90 minutos, tras los cuales el avión regresaría a Nueva Zelanda.

El vuelo de ayuda debía haber llegado a principios de esta semana. Sin embargo, la espesa ceniza en las pistas del aeropuerto de Tonga impidieron que los aviones aterrizaran de manera segura, por lo que los servicios de limpieza redoblaron los esfuerzos para acondicionar la zona.

“El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) está enviando agua y otros suministros a través del buque de la Armada Real de Australia, el ‘HMAS Adelaide’, que se espera que zarpe hacia Tonga el 21 de enero”, afirmó Dujarric.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR