El Reino Unido acortó los tiempos de espera para la tercera dosis contra el COVID-19 ante la preocupación por la variante Ómicron

Podrá ser inoculada a todos los mayores de 18 años a tres meses de la segunda. El comité científico que asesora el gobierno también recomendó segundas dosis de vacuna para niños de 12 a 15 años

Una mujer es vacunada en el hospital Central Middlesex de Londres (Foto: REUTERS/Henry Nicholls)
Una mujer es vacunada en el hospital Central Middlesex de Londres (Foto: REUTERS/Henry Nicholls)

Todos los adultos mayores de 18 años en el Reino Unido podrán recibir una dosis de refuerzo de una vacuna contra el coronavirus a los tres meses de la segunda inyección, según recomendó este lunes el Comité Conjunto para la Vacunación y la Inmunización (JCVI), que asesora al Gobierno británico, a medida que aumentaba la preocupación por la propagación de la nueva variante de Omicron.

El viceconsejero médico del Ejecutivo, Jonathan Van-Tam, afirmó en una rueda de prensa que las autoridades sanitarias quieren “actuar pronto de manera decisiva”, a pesar de que todavía existe un “alto grado de incertidumbre” sobre la peligrosidad de la nueva variante ómicron de la covid-19.

“El número de mutaciones presentes hace que, de antemano, estemos preocupados por los posibles efectos sobre la efectividad de las vacunas”, dijo Van-Tam, que sin embargo recalcó que serán necesarias en torno a tres semanas para que los científicos puedan determinar con mayor confianza cuál es el grado de protección que aportan los actuales preparados.

June Raine, consejera delegada de la Agencia Reguladora de Medicinas y Sanidad británica (MHRA, en inglés), declaró por su parte que no existe “ninguna evidencia en este momento de que las vacunas que hemos estado utilizando hasta ahora no funcionen contra la nueva ómicron”.

Los consejeros médicos del Gobierno recomiendan ofrecer una dosis de refuerzo a los adultos de entre 18 y 39 años.

Hasta ahora, solo los adultos de 40 años o más eran elegibles para una dosis de refuerzo seis meses después de la segunda.

Al mismo tiempo, el organismo asesor también recomendó segundas dosis de vacuna para niños de 12 a 15 años. “No hay tiempo para retrasarlo. Pedimos a todo el mundo que juegue su papel en este plan ante la urgencia del programa de refuerzo de la vacunación”, dijo Van-Tam.

El primer ministro británico Boris Johnson (Foto: REUTERS)
El primer ministro británico Boris Johnson (Foto: REUTERS)

Desde la semana pasada, el gobierno de Londres impuso una prohibición de viajar a 10 países del sur de África, incluida Sudáfrica, para tratar de controlar la propagación de Omicron.

También ha reintroducido las pruebas obligatorias para los viajeros y el uso obligatorio de máscaras en las tiendas y el transporte público en Inglaterra, así como el autoaislamiento para los casos de contacto.

La JCVI aprobó la expansión propuesta por el gobierno del lanzamiento de dosis de refuerzo de Moderna o Pfizer-BioNTech para incluir a más personas en un tiempo más corto.

Gran Bretaña es uno de varios países que han anunciado casos de la nueva variante en su territorio, incluidos Alemania, Italia y los Países Bajos.

El lunes se detectaron seis casos de la nueva cepa en Escocia, dos de ellos en la ciudad más grande de Glasgow. Otros cinco fueron confirmados en Inglaterra, dijo Javid al parlamento.

“Esperamos que los casos aumenten en los próximos días”, agregó. “En esta carrera entre las vacunas y el virus, la nueva variante puede haberle dado más piernas al virus”, dijo a los diputados. “Así que nuestra estrategia es ganarnos tiempo y fortalecer nuestras defensas”, dijo sobre la extensión del programa de refuerzo.

Gran Bretaña, que actualmente preside el grupo de naciones G7, organizó el lunes una reunión de emergencia de ministros de salud para discutir la crisis de Covid. Los ministros dijeron en un comunicado conjunto que la variante Omicron era altamente transmisible y necesita “medidas urgentes”.

(Con información de AFP y EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR