Corea del Norte anunció el restablecimiento de la comunicación oficial con Corea del Sur

Pyongyang retomó el contacto desde las 9 de este lunes, hora local. Meses atrás, el dictador Kim Jong-un ordenó volar la oficina de enlace de su ciudad fronteriza de Kaesong y cortó unilateralmente todas las líneas

 El dictador norcoreano Kim Jong-un
El dictador norcoreano Kim Jong-un

En un anuncio transmitido por los medios de comunicación estatales, el dictador norcoreano Kim Jong-un reveló que las líneas directas de comunicación cortadas entre Corea del Norte y Corea del Sur se restauraron de nuevo este lunes desde de las 9, hora local.

Según el comunicado de la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA), la medida de Corea del Norte se produce “como parte de los esfuerzos para hacer realidad la expectativa y el deseo de toda la nación de una pronta recuperación de las actuales relaciones intercoreanas y el establecimiento de una paz duradera en la península de Corea”.

El comunicado de la KCNA subraya que Seúl y sus autoridades deben “tener presente el significado de la reapertura de las líneas de comunicación y hacer esfuerzos activos para resolver los asuntos pendientes para salvar las relaciones intercoreanas y abrir su brillante perspectiva”.

El régimen de Corea del Norte voló la oficina de enlace de su ciudad fronteriza de Kaesong y cortó unilateralmente todas las líneas de comunicación intercoreanas en junio del año pasado, en represalia por los folletos contra Pyongyang enviados desde el Sur. Las líneas telefónicas volvieron a funcionar a finales de julio, pero el Norte se ha negado a responder a las llamadas regulares de Seúl desde agosto, en protesta por el plan de Corea del Sur y Estados Unidos de realizar sus simulacros militares conjuntos.

Semanas atras, Kim jong-un ya había expresado su apoyo al restablecimiento de la comunicación y había señalado que la medida permitiría ver la “recuperación de las relaciones entre el Norte y el Sur del actual estancamiento y el establecimiento de una paz duradera en la Península de Corea”.

En su reciente discurso ante la ONU, el presidente surcoreano Moon Jae-in volvió a proponer la declaración del fin formal de la Guerra de Corea de 1950-53. Corea del Norte calificó la oferta de “idea admirable” y dijo que estaba dispuesta a discutir la mejora de las relaciones intercoreanas sólo cuando Seúl dejara “de aplicar el doble rasero contra sus pruebas de armas defensivas y su política hostil hacia su régimen”.

La iniciativa de pyongyang de volver a conectar las líneas directas hace esperar que el diálogo y la cooperación transfronterizos se reanuden pronto.

El gobierno de Seúl dijo anteriormente que la reactivación de las líneas directas ayudaría a abordar una serie de cuestiones pendientes entre las dos Coreas y expresó su esperanza de que las líneas sigan funcionando de manera estable en el futuro.

El ministro de Unificación, Lee In-young, declaró a los periodistas en Berlín el domingo que Corea del Sur impulsará la organización de conversaciones de alto nivel con Corea del Norte antes de que finalice este año. Lee In-young se encontraba de viaje por tres países europeos, entre ellos Alemania, para recabar apoyos a los esfuerzos de Seúl por mejorar los lazos con Pyongyang.

El dictador Kim Jong-un estrecha la mano del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en la Línea de Demarcación Militar que divide sus países antes de su cumbre en la aldea de tregua de Panmunjom, el 27 de abril de 2018 (AFP)
El dictador Kim Jong-un estrecha la mano del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en la Línea de Demarcación Militar que divide sus países antes de su cumbre en la aldea de tregua de Panmunjom, el 27 de abril de 2018 (AFP)

La decisión de Kim Jong- un, además, se produce pocos días después de que Pyongyang desatara la preocupación internacional con una serie de pruebas de misiles. Las pruebas, incluso, llevaron al Consejo de Seguridad de la ONU a celebrar una reunión de emergencia.

En septiembre, el régimen lanzó lo que dijo que era un misil de crucero de largo alcance, a principios de esta semana probó lo que describió como un vehículo hipersónico de deslizamiento, que según el ejército de Corea del Sur parecía estar en las primeras etapas de desarrollo, y el último viernes dijo que había disparado con éxito un nuevo misil antiaéreo.

Además, hoy Pyongyang arremetió contra el Consejo de Seguridad de la ONU por celebrar una reunión de emergencia sobre las pruebas de misiles, acusando a los Estados miembros de jugar con una “bomba de relojería”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR