Descubrieron una “Pompeya Jurásica”, un cementerio de criaturas marinas de aspecto extraterrestre de hace 167 millones de años

En el lugar, al sudoeste de Inglaterra, hay miles de fósiles perfectamente conservados de animales o plantas desconocidos hasta la fecha

Los investigadores esperan que estos fósiles revelen información sobre el desarrollo evolutivo y la diversificación de estos equinodermos icónicos y ecológicamente importantes.  (The Trustees of the Natural History Museum, London)
Los investigadores esperan que estos fósiles revelen información sobre el desarrollo evolutivo y la diversificación de estos equinodermos icónicos y ecológicamente importantes. (The Trustees of the Natural History Museum, London)

Los paleontólogos han descubierto un inmenso cementerio de fósiles jurásicos perfectamente conservados y con un particular aspecto “extraterrestre” en la región de Cotswolds, al sudoeste de Inglaterra (Reino Unido).

Esta “Pompeya Jurásica” como ha sido denominada por sus descubridores por la cantidad de fósiles y el estado de preservación de los especímenes, puede darnos una visión incomparable de las formas de vida presentes en la antigüedad.

Imagina por un momento que es el Jurásico medio y estás de pie junto a un estuario que desemboca en un mar cálido y poco profundo. La vida marina está floreciendo. Los dinosaurios deambulan por las islas que te rodean, incluido el herbívoro cetiosaurus (que significa lagarto ballena) y el carnívoro megalosaurus (que significa lagarto grande). Predominan las plantas coníferas.

Al mirar hacia el agua, notas que el fondo del mar está lleno de animales. Las estrellas de mar, los erizos de mar y los pepinos de mar se mueven alrededor de los brazos plumosos de los lirios marinos y las estrellas plumosas, que se balancean suavemente con la corriente. Algunos buscan comida flotando a través del agua en movimiento, otros buscan comida en el sedimento del lecho marino o buscan capturar otras criaturas.

El preparador principal de fósiles del museo, Mark Graham, revela un crinoideo en la piedra caliza
El preparador principal de fósiles del museo, Mark Graham, revela un crinoideo en la piedra caliza

Pudo haber sido una escena pacífica, pero sabemos que la paz fue interrumpida por un evento catastrófico. Un evento tan repentino y dramático que ahogó todo en el fondo del mar con una gruesa capa de barro.

Atrapados en el barro, estos animales se perdieron en el tiempo, hasta unos 167,1 millones de años después, cuando todo el lecho marino, bellamente conservado como estaba en vida hace decenas de millones de años, fue descubierto en la cantera del norte de Cotswolds.

Los investigadores del Museo de Historia Natural de Londres se han unido a expertos locales para excavar la cantera, descubriendo a su paso cantidades extraordinarias de fósiles en las profundidades fangosas.

“Lo que estamos encontrando en este sitio son los erizos de mar, las estrellas de mar, los lirios marinos y las estrellas de plumas más bellamente conservados que he visto en Gran Bretaña. Es comparable a algunos de los mejores sitios de erizos de mar y estrellas de mar fósiles del mundo”, dice el Dr. Tim Ewin, curador principal del museo.

Entre los fósiles encontrados, el equipo ha hallado más de mil especímenes de crinoideos, una especie de animales marinos que incluyen estrellas de plumas y lirios marinos. Sus fósiles son raros porque los tejidos blandos que mantienen unidas sus placas esqueléticas se desintegran rápidamente después de la muerte y casi nunca se fosilizan.

Sin embargo, los investigadores han encontrado muchos fósiles de crinoideos con todo su cuerpo preservado en la cantera. Para poner esto en perspectiva, actualmente solo hay 25 especímenes de estrellas de plumas fósiles incompletas en la colección del Museo de 200 años de antigüedad.

Lil Stevens, directora del grupo de trabajo de colecciones del museo, trabaja en la cantera. Quita el barro de la piedra caliza con la esperanza de encontrar un tesoro dentro.
Lil Stevens, directora del grupo de trabajo de colecciones del museo, trabaja en la cantera. Quita el barro de la piedra caliza con la esperanza de encontrar un tesoro dentro.

El Dr Ewin dice que las estrellas de plumas estaban comenzando a diversificarse durante el Jurásico medio, habiendo aparecido solo 30 millones de años antes, al comienzo del período Jurásico.

Si bien puede haber un par de especies nuevas entre estos fósiles, el Dr Ewin dice que está igualmente emocionado de tener una gran colección de individuos de la misma especie.

“El número extraordinario de estos fósiles nos permitirá ver cómo crecieron estos individuos, como se puede ver en todas las etapas de sus vidas, desde los jóvenes hasta los adultos”, explica el científico.

Losa de piedra caliza extraída de la cantera. Será necesario raspar suavemente la roca para revelar los fósiles que contiene. Foto: The Trustees of the Natural History Museum, London
Losa de piedra caliza extraída de la cantera. Será necesario raspar suavemente la roca para revelar los fósiles que contiene. Foto: The Trustees of the Natural History Museum, London

Otros fósiles raros en la mezcla son las piezas bucales de un pepino de mar y posiblemente una nueva especie de estrella británica.

“Estos fósiles están exquisitamente conservados”, dice Ewin, y agrega, “no se conocen fósiles completos de estrellas británicas de otros sitios de la misma edad en Gran Bretaña”.

Este nuevo descubrimiento emociona mucho a los científicos y paleontólogos que pasarán los próximos años estudiando y clasificando estos fósiles con la esperanza de que gracias a ellos podamos comprender mejor este periodo de la prehistoria y los cambios evolutivos que se dieron durante él.

SEGUIR LEYENDO