Al Jazeera denunció que las fuerzas de seguridad tunecinas “tomaron por asalto” su oficina y expulsaron a sus empleados

La cadena dijo que agentes vestidos de civil irrumpieron en sus instalaciones sin una autorización judicial y obligaron a los periodistas a apagar los teléfonos y ordenadores. Fue horas después de que el presidente Kais Saied anunciara la destitución del Gobierno y la disolución del Parlamento