La Policía de Hong Kong liberó a tres de los cinco directivos de medios de comunicación detenidos

Al salir de la comisaría, el editor asociado Chan Pui Man ha agradecido a sus compañeros el haberse mantenido firmes y ha señalado que estaba conmovida al verlos trabajar duro a pesar de las condiciones. El diario vendió 500.000 ejemplares con un especial de ocho páginas sobre los arrestos y las redadas

El propio periódico confirmó en su página web que entre los arrestados se encontraban el editor jefe Ryan Law; el editor Cheung Kim-hung (d); el director financiero Royston Chow tat-kuen, de la empresa asociada Next Digital; el editor asociado Chan Pui-man y el director de la versión digital del diario, Cheung Chi-wai
El propio periódico confirmó en su página web que entre los arrestados se encontraban el editor jefe Ryan Law; el editor Cheung Kim-hung (d); el director financiero Royston Chow tat-kuen, de la empresa asociada Next Digital; el editor asociado Chan Pui-man y el director de la versión digital del diario, Cheung Chi-wai

La Policía de Hong Kong ha puesto en libertad bajo fianza a tres de los cinco directivos de medios de comunicación del magnate Jimmy Lai que fueron detenidos este jueves bajo sospechas de conspiración con agentes extranjeros que viola la Ley de Seguridad nacional.

Entre los detenidos se encontraban el redactor jefe del diario ‘Apple Daily’, Ryan Law, y el director general de Next Digital, Cheung Kim Hung, según informó ‘The South China Morning Post’, quienes aún siguen bajo arresto.

Al salir de la comisaría de Policía de Tseung Kwan O, el editor asociado Chan Pui Man ha agradecido a sus compañeros el haberse mantenido firmes y ha señalado que estaba conmovida al verlos trabajar duro a pesar de las condiciones, según recoge la cadena de televisión RTHK.

Este viernes, el diario ha logrado una tirada de 500.000 ejemplares con un especial de ocho páginas sobre los arrestos y las redadas, frente a las 80.000 copias vendidas del día anterior.

Tras las detenciones, el jefe de la Policía, John Lee, acusó a “la prensa sensacionalista de usar la cobertura de noticias como una herramienta para socavar la seguridad”. Para justificar el arresto, la autoridad citó más de 30 artículos de ‘Apple Daily’, la mayoría comentarios o artículos de opinión, en los que se pedían sanciones contra Hong Kong y China.

Una persona sostiene un ejemplar del diario Apple Daily
Una persona sostiene un ejemplar del diario Apple Daily

Asimismo, la Policía registró los domicilios de los implicados así como la sede del diario con 500 agentes durante cinco horas. También, se congelaron los activos de la empresa, según informó el propio periódico en su web.

Hong Kong detuvo a más de 10.000 personas en el marco de las protestas contra el régimen chino que tuvieron lugar en 2019. Los disturbios desembocaron en una criticada a nivel internacional ley de seguridad nacional aprobada en junio de 2020 por el Parlamento chino. Entre estos, se encuentra Lai, quien cumple pena de prisión en relación a su participación en estas protestas y por otros delitos.

EEUU CONDENA LO OCURRIDO

A nivel internacional, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, condenó “enérgicamente” el mismo jueves los arrestos de los directivos.

En una conferencia de prensa, Price pidió la “liberación inmediata” de los ejecutivos y trasladó su “profunda preocupación por el uso selectivo de la ley de seguridad nacional por parte de las autoridades de Hong Kong para atacar arbitrariamente a las organizaciones de medios independientes”.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price
El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price

Asimismo, sugirió que los cargos que caen sobre los detenidos “parecen tener una motivación totalmente política”, y rechazó la afirmación del jefe de la Policía. “Como todos sabemos, intercambiar opiniones con extranjeros en el periodismo nunca debería ser un delito”, expresó.

“Nos preocupa el aumento de los esfuerzos de las autoridades para utilizar la ley de seguridad nacional como una herramienta para reprimir los medios de comunicación independientes, silenciar las opiniones disidentes y reprimir la libertad de expresión”, defendió a la par que acusó a Beijing de no “cumplir con sus obligaciones” sobre la Declaración Conjunta Chino-Británica de 1984 por la que Londres aceptaba devolver Hong Kong a China a cambio del compromiso de Beijing de conceder un amplio grado de autonomía política a la antigua colonia británica.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO: