El presidente del Parlamento de Irán llevó a los tribunales a un caricaturista por un dibujo suyo

El retrato muestra al político barbudo y con gafas limpiándose el sudor de su frente con un paño. El autor es un conocido caricaturista de prensa Hadi Heidari para el periódico ‘Sazandegi’

Muhamad-Baqer Qalibaf. (Reuters)
Muhamad-Baqer Qalibaf. (Reuters)

El presidente del Parlamento iraní, Mohamad Bagher Qalibaf, llevó a un caricaturista y a dos redactores de un medio de comunicación ante los tribunales después de molestarse por un dibujo suyo publicado en un periódico local.

El retrato muestra al político barbudo y con gafas limpiándose el sudor de su frente con un paño. Fue dibujado por el conocido caricaturista de prensa Hadi Heidari para el periódico ‘Sazandegi’.

Heidari explicó este martes a través de su cuenta de Twitter que tenía que comparecer ante un tribunal especial de prensa junto con los dos redactores jefe del periódico. No obstante, aseguró que ha sido liberado “por el momento hasta que se tome una decisión final en el asunto”.

La caricatura estaba junto a un reportaje crítico titulado ‘La nueva molestia de Qalibaf’, que se centraba en las acusaciones de intromisión en el proceso de planificación presupuestaria, algo por lo que el artista también ha tenido que comparecer ante el tribunal.

El retrato del político sudoroso podría sugerir a los lectores que las afirmaciones del informe tienen fundamento, según el argumento del presidente del órgano legislativo.

La nota del Diario Sazandegi con el dibujo de Hadi Heidari que representa a Mohamad Baqer Qalibaf
La nota del Diario Sazandegi con el dibujo de Hadi Heidari que representa a Mohamad Baqer Qalibaf

La Asociación de Periodistas de Irán criticó la acción y exigió a Qalibaf que retire las acusaciones sin fundamento contra los trabajadores de los medios de comunicación.

El Parlamento iraní está dominado por los partidarios de la línea dura, que tienen poca tolerancia a las críticas de los medios de comunicación, mientras que el periódico ‘Sazandegi’ es el órgano de prensa del partido reformista del mismo nombre y es especialmente crítico con la política de los conservadores.

En diciembre de 2020, el régimen iraní ejecutó al periodista opositor Ruhollah Zam, que había vivido exiliado en Francia, tras la confirmación de su condena a muerte por su papel en las protestas contra el poder del régimen iraní en 2017 y 2018, informó la televisión estatal.

“El contrarrevolucionario Zam fue colgado en la mañana tras la confirmación de su sentencia por la Corte Suprema del régimen debido a la “severidad de los crímenes” perpetrados contra la República Islámica”, precisó la televisión del régimen.

Con información de Europa Press

SEGUIR LEYENDO: