Israel bajo fuego: a una semana del comienzo de los ataques, Hamas sigue disparando cohetes y murió otro israelí por un ataque con ladrillos

Los grupos terroristas palestinos lanzaron más de 3.350 cohetes, el mayor ritmo de ataque jamás registrado contra territorio israelí. Diez israelíes murieron y 294 resultaron heridos

Israel bajo fuego: a una semana del comienzo de los ataques (FDI)

Los grupos terroristas palestinos, entre ellos Hamas y la Yihad Islámica, dispararon más de 3.350 cohetes contra Israel, que provocaron la muerte de 10 israelíes desde el inicio de las hostilidades hace una semana.

Se trata del mayor ritmo de lanzamiento jamás registrado contra territorio israelí, dijo el ejército de Israel (IDF), según el cual gran parte fueron interceptados por su escudo antimisiles Cúpula de Hierro.

An explosion is seen midair as Israel's Iron Dome anti-missile system intercepts a rocket launched from the Gaza Strip May 17, 2021. REUTERS/Amir Cohen
An explosion is seen midair as Israel's Iron Dome anti-missile system intercepts a rocket launched from the Gaza Strip May 17, 2021. REUTERS/Amir Cohen

Diez personas murieron en Israel, entre ellas un niño, y 294 resultaron heridas por la explosión de los cohetes lanzados desde Gaza. Varios cohetes lanzados por los terroristas cayeron en la Franja, provocando víctimas entre la población civil palestina.

Ante la agresión palestina, los israelíes, especialmente los del sur del país que viven con continuas alertas de cohetes, fueron llamados por el primer ministro Benjamin Netanyahu a “limitar sus actividades al aire libre”.

Israeli soldiers carry artillery shells and run in a field near the border between Israel and the Gaza Strip, on its Israeli side May 17, 2021. REUTERS/Amir Cohen
Israeli soldiers carry artillery shells and run in a field near the border between Israel and the Gaza Strip, on its Israeli side May 17, 2021. REUTERS/Amir Cohen

El ejército israelí, que acusa a Hamas de usar a los civiles como “escudos”, respondió con nueva serie de bombardeos nocturnos en la noche entre el domingo y el lunes.

Cientos de edificios resultaron dañados y se intensificaron los cortes de electricidad, según las autoridades locales, que no informaron de víctimas en lo inmediato. El Ejército israelí asegura que el objetivo de sus bombardeos son los locales y equipos de Hamas así como algunos comandantes y túneles subterráneos.

Se ven rastros de humo cuando se lanzan cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel, visto desde el lado israelí el 17 de mayo de 2021. REUTERS / Amir Cohen
Se ven rastros de humo cuando se lanzan cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel, visto desde el lado israelí el 17 de mayo de 2021. REUTERS / Amir Cohen

Este lunes, el ejército israelí dijo en un comunicado que atacó nueve viviendas propiedad de altos mandos de Hamas, algunas de las cuales eran utilizadas para “almacenar armas”, y un navío “sospechoso de ser un arma naval sumergible”.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) reportaron que en los ataques fue abatido Hussam Abu Harbeed, comandante del grupo Yihad Islámica en la división norte de la Franja de Gaza. Según el Ejército, había liderado los ataques sobre Israel por más de 15 años. La milicia palestina también confirmó la baja de Abu Harbeed.

EFE/EPA/MOHAMMED SABER
EFE/EPA/MOHAMMED SABER

Por otro lado, un judío israelí, herido de gravedad hace dos días tras recibir una paliza por “sospechosos árabes” en la ciudad mixta de Lod, en el centro de Israel, murió hoy a causa de las heridas. La víctima, un hombre de 56 años de nombre Yigal Yehoshua, sería la segunda víctima mortal de la violencia que se ha extendido por Israel entre judíos y árabes-israelíes, de origen palestino, después de que la semana pasada un árabe muriera también en Lod tras ser disparado por un judío.

Yigal Yehoshua, el israelí asesinado por palestinos en Lod
Yigal Yehoshua, el israelí asesinado por palestinos en Lod

Las encendidas protestas en Lod, contra la represión en las manifestaciones en Jerusalén Este de las semanas previas, llevó al Gobierno israelí a declarar el estado de emergencia tras fuertes disturbios que la Policía no pudo controlar.

Desde entonces, los enfrentamientos, protestas y disturbios han recorrido en mayor o menor grado otras ciudades mixtas como Acre, Um al Fahem, Ramle, Yafa, Haifa o Bat Yam.

En este contexto, una de sus expresiones más extremas han sido los linchamientos mutuos de judíos y árabes, así como la destrucción de comercios, los ataques a domicilios, la quema de sinagogas o la profanación de cementerios musulmanes.

Escasos avances diplomáticos

En tanto, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, pidió el lunes a Israel y a los palestinos que “protejan a los civiles y especialmente a los niños”, reiterando que Israel, “como democracia”, tiene un “deber especial” en este sentido.

En Cisjordania ocupada, el presidente de la Autoridad palestina Mahmud Abas recibió el lunes al emisario estadounidense Hady Amr, a quien solicitó la “necesaria intervención” de Washington para que cese “la agresión de Israel contra el pueblo palestino”, según la agencia oficial Wafa.

Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y jefe negociador palestino (i) con el presidente palestino Mahmud Abas (d).EFE/EPA/ATEF SAFADI/Archivo
Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y jefe negociador palestino (i) con el presidente palestino Mahmud Abas (d).EFE/EPA/ATEF SAFADI/Archivo

Amr, que se reunió el domingo con el ministro de Defensa israelí Benny Gantz, destacó por su lado la “importancia de llegar a una desescalada”, según Wafa.

La última gran confrontación entre Israel y Hamás remonta al verano de 2014. El conflicto de 51 días destrozó la Franja de Gaza y dejó al menos 2.251 muertos de lado palestino, la mayoría civiles, y 74 entre los israelíes, en su mayoría soldados.

SEGUIR LEYENDO: