India reportó este lunes menos de 300 mil contagios de COVID-19 por primera vez en 25 días

Pese al descenso gradual de infecciones, el país continúa sumando más de 4.000 muertes por jornada. Además, un ciclón avanza hacia la costa oeste del país, lo que genera masivas evacuaciones y suspensión de la vacunación en la región

Personas esperan en Calcuta para recibir su segunda dosis de COVISHIELD, fabricada por el Instituto Serum de la India (Reuters)
Personas esperan en Calcuta para recibir su segunda dosis de COVISHIELD, fabricada por el Instituto Serum de la India (Reuters)

La India registró este lunes 281.386 nuevos contagios por coronavirus, la primera vez en 25 días que los números se sitúan por debajo de la barrera de los 300.000 casos, aunque el país asiático continúa sumando más de 4.000 muertes al día.

El segundo país más afectado en número de casos, solo por detrás de Estados Unidos, roza ya los 25 millones de infecciones desde el inicio de la pandemia, según datos del Ministerio de Salud indio.

La India ha experimentado un descenso gradual de los contagios tras alcanzar números récord de más de 400.000 infecciones hace dos semanas, en el contexto de una virulenta segunda ola de la pandemia que causó un colapso sanitario y falta de oxígeno de uso médico y camas.

La curva de casos comienza a descender en india
La curva de casos comienza a descender en india

El país superó la barrera de los 300.000 casos el pasado 22 de abril. Sin embargo, la India continúa registrando más de 4.000 muertes diarias, y el número total de fallecimientos desde el inicio de la pandemia asciende ya a 274.390.

Los expertos han advertido de que las cifras oficiales indias no muestran la realidad de la pandemia debido a la falta de pruebas y a la creciente expansión del COVID-19 en el mundo rural, donde la cobertura sanitaria es menor.

Ante la tendencia a la baja de las nuevas infecciones, las autoridades indias han advertido que el país no puede bajar la guardia y debe prepararse para una probable tercera ola del virus.

Nueva Delhi, una de las ciudades más afectadas por la crisis que llegó a saturar hospitales y crematorios, ha ampliado una semana el confinamiento de sus cerca de 20 millones de habitantes, y el estado oriental de Bengala impuso ayer una serie de restricciones debido al aumento de casos en la región.

La India administró en las últimas 24 horas uno de los números más bajos de vacunas de las últimas semanas, a penas 691.211, mientras que el número total de inoculaciones asciende a 182 millones. El ritmo de la campaña, vista como la única salida a esta crisis, continúa siendo menor del esperado mientras varios estados han criticado la limitada oferta de vacunas a pesar de que el Gobierno abrió el programa a todos los ciudadanos mayores de 18 años el pasado 1 de mayo.

Familiares lloran la muerte de un paciente de COVID 19 en Bengaluru, India (Reuters)
Familiares lloran la muerte de un paciente de COVID 19 en Bengaluru, India (Reuters)

La India solo ha logrado inocular por completo a poco más del 3% de su población, algo más de 40 millones de habitantes, a pesar de sus intenciones de vacunar a 300 millones de personas antes de julio.

Llegada de un ciclón

Un poderoso ciclón que pasaba sobre el Mar Arábigo avanzaba el lunes hacia la costa occidental de India, mientras las autoridades intentaban evacuar a cientos de miles de personas y suspendían las vacunaciones contra el COVID-19 en un estado.

Se esperaba que el ciclón Tauktae, que ya ha matado a seis personas en el sur de India, tocara tierra el lunes por la noche en el estado de Gujarat, con vientos de hasta 175 kilómetros (109 millas) por hora, según el Departamento Indio de Meteorología.

Inundaciones en Bombay por el ciclón Tauktae (Reuters)
Inundaciones en Bombay por el ciclón Tauktae (Reuters)

Los expertos advirtieron del riesgo de amplios daños por los fuertes vientos, aguaceros e inundaciones de zonas bajas.

La gran tormenta llegaba a un país golpeado por un devastador brote de coronavirus, y se esperaba que tanto el ciclón como el virus agravaran cada uno los efectos del otro. El meteoro ya había forzado la suspensión de algunas labores de vacunación en Gujarat, y el riesgo de contagio era mayor en abarrotado centros de evacuación.

Además, las medidas de cuarentena contra el virus podrían frenar las labores de recuperación tras la tormenta, y los daños causados por el mal tiempo podrían destruir carreteras y cortar líneas vitales de suministro de vacunas y materiales necesarios para atender a los pacientes de COVID-19.

(Con información de EFE y AP)

SEGUIR LEYENDO: