La UE pidió a Armenia y Azerbaiyán que solucionen en paz las últimas tensiones fronterizas

El gobierno Armenio dijo que esta es una provocación planificada, y que el gobierno de Azerbaiyán tiene unos mapas falsos con los que quieren argumentar que se encuentran en territorio azerbaiyano

El Ministerio de Defensa de Armenia denunció el miércoles que militares azeríes estaban realizando “trabajos” sin especificar en un tramo limítrofe de la provincia armenia de Syuinik, en el sur del país.
El Ministerio de Defensa de Armenia denunció el miércoles que militares azeríes estaban realizando “trabajos” sin especificar en un tramo limítrofe de la provincia armenia de Syuinik, en el sur del país.

La Unión Europea expresó su preocupación por el último episodio de tensión de esta semana en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán y pidió a ambos países que encuentren una solución pacífica a sus tensiones, expresó en un comunicado el Servicio Europeo de Acción Exterior.

La Unión Europea sigue de cerca los preocupantes acontecimientos a lo largo de la frontera entre Armenia y Azerbaiyán. La UE sigue apoyando una solución global del conflicto y anima a ambos países a encontrar soluciones pacíficas que preserven la estabilidad en la región”, según la nota.

“La delimitación y demarcación de fronteras debe resolverse mediante negociaciones, en beneficio de la seguridad de las poblaciones locales”, dijo el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, en una declaración divulgada por el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

Las nuevas fricciones entre ambos países, enemistados históricamente por el enclave de Nagorno Karabaj, comenzaron cuando el Ministerio de Defensa de Armenia denunció el miércoles que militares azeríes estaban realizando “trabajos” sin especificar en un tramo limítrofe de la provincia armenia de Syuinik, en el sur del país.

Frontera entre ambos paises
Frontera entre ambos paises

El ministerio armenio denunció que los militares azeríes entraron tres kilómetros en su territorio al intentar rodear el lago Sev, hasta la cercana provincia de Gegharkunik, pero el avance cesó después de que militares armenios tomaran “las medidas pertinentes”, informó la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

“Es una invasión del territorio soberano de la República de Armenia. Es una provocación planificada, tienen unos mapas falsos con los que quieren argumentar que se encuentran en territorio azerbaiyano”, denunció el mandatario.

“Las fuerzas armadas azerbaiyanas intentaron realizar actividades en una de las zonas fronterizas de la provincia de Syunik con el pretexto de ‘ajustes fronterizos’. El Ejército azerbaiyano detuvo la actividad después de que la parte armenia tomara medidas. Se están llevando a cabo negociaciones para resolver la situación”, reportó el Ministerio de Defensa armenio, que al mismo tiempo aseguró que no se produjeron enfrentamientos entre las tropas de ambos países.

Azerbaiyán dijo que  dijo que sólo estaba moviendo las tropas fronterizas dentro de las áreas bajo su control.
REUTERS/Artem Mikryukov/File Photo
Azerbaiyán dijo que dijo que sólo estaba moviendo las tropas fronterizas dentro de las áreas bajo su control. REUTERS/Artem Mikryukov/File Photo

Azerbaiyán negó las acusaciones de Armenia de infiltración y dijo que sólo estaba moviendo las tropas fronterizas dentro de las áreas bajo su control.

Lo que parecía un incidente sin mayor trascendencia terminó por estallar el miércoles por la noche, cuando el primer ministro en funciones de Armenia, Nikol Pashinián, declaró que Azerbaiyán había “invadido el territorio soberano del país” en un “intento de incursión subversiva”, según el portal de noticias armenio Asbarez.

Estas declaraciones provocaron una conversación urgente entre Pashinián y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, para desactivar la tensión. Tras la comunicación entre ambos líderes, Armenia se comprometió a respetar los términos del acuerdo de alto el fuego alcanzado en noviembre del año pasado tras los últimos combates contra Azerbaiyán en Nagorno Karabaj.

Esta desescalada continuó en las últimas horas, con una conversación entre el ministro de Exteriores azerí, Ceyhun Bayramov y subsecretario de Estado de EEUU, Philip Reeker. Bayramov se encuentra ahora en la región donde estalló el conflicto “con el fin de bajar tensiones en la frontera a corto plazo”, de acuerdo con el comunicado recogido por Sputnik.

(con información de EP)

SEGUIR LEYENDO: