El gobierno de Israel celebró con un video el fin de la obligación de usar mascarillas al aire libre

Tras el exitoso despliegue de la campaña de vacunación contra el COVID-19 y la consecuente baja de contagios y muertes, el país continúa con su desescalada gradual de restricciones

El Estado de Israel celebró el fin de la obligación de usar mascarillas al aire libre

El gobierno de Israel presentó un video oficial para celebrar el fin del uso obligatorio de las mascarillas al aire libre, siendo así uno de los primeros países en volver a la casi normalidad.

La decisión fue tomada por el ministro de Sanidad, Yuli Edelstein, tras varias semanas de debate, informaron medios locales. Ante la baja tasa de contagios de COVID-19, consecuencia al rápido y eficiente plan de vacunación, el riesgo de contraer el virus en áreas abiertas es muy limitado, coincidieron los expertos. Aún así, Sanidad enfatizó que el uso de mascarilla en interiores seguirá siendo obligatorio, ya que el riesgo de infección en esos contextos es más alto.

Además, todos los cursos de primaria y secundaria volvieron a las aulas este domingo, dejando de lado el sistema de cápsulas.

Según explicaron las autoridades, si se detecta un caso positivo de un estudiante o un profesor, todos los alumnos y docentes de su curso en la escuela serán sometidos a pruebas, y sólo después de que todas esas evaluaciones resulten negativas podrán volver a la escuela. Sin embargo, no tendrán que entrar en aislamiento si estuvieron en contacto con el individuo infectado.

 REUTERS/Amir Cohen
REUTERS/Amir Cohen

Según los últimos datos de Our World in Data, actualizados al 18 de abril, el 61,83% ya fue inoculada con la primera de las dosis de la vacuna Pfizer- BioNTech y el 57,51% ya recibió ambas aplicaciones. Ya hay voces que se animan a decir que Israel podría estar cerca de alcanzar la inmunidad de rebaño frente al COVID-19.

El porcentaje de personas que necesitan ser inmunes para lograr la inmunidad rebaño varía con cada enfermedad, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por caso, la inmunidad de rebaño contra el sarampión requiere que aproximadamente el 95% de la población esté vacunada y el 5% restante estará protegida por el hecho de que la enfermedad no se propagará entre los vacunados. Para la poliomielitis, el umbral es de aproximadamente el 80%.

Si bien aún se desconoce la proporción de la población que debe vacunarse contra el COVID-19 para hablar de inmunidad colectiva, observan desde la OMS, diferentes estimaciones hablan de, al menos, entre 65% y 70%.

SEGUIR LEYENDO: