El momento en que un superyate valuado en USD 90 millones se estrella contra el muelle

Según el Sint Maarten Yacht Club, el impacto ha causado un daño significativo y por el momento el muelle permanece cerrado hasta nuevo aviso

Video: stefan veraguas / Youtube.

Un megayate valuado en más de USD 90 millones se estrelló el pasado miércoles contra un muelle en Sint Maarten Yacht Club, en el Caribe, después de un “mal funcionamiento de la computadora”.

El Superyacht Go, que está equipado con un helipuerto, una sala de vapor, una piscina y su propio hospital, se estrelló contra el muelle de madera, rompió el embarcadero y un derribó un muro de hormigón.

El incidente ocurrió cuando salía de Simpson Bay Lagoon desde su amarre en Ile de Sol Marina. La embarcación se estrelló en el muelle del Sint Maarten Yacht Club dos veces. La segunda fue la colisión más grave.

Según el Sint Maarten Yacht Club, el impacto ha causado un daño significativo y por el momento el muelle permanece cerrado hasta nuevo aviso.

El incidente se debió supuestamente a un mal funcionamiento de la computadora, aunque después de supo que el Go estaba siendo operado por un conductor aprendiz.

El incidente ocurrió cuando salía de Simpson Bay Lagoon
El incidente ocurrió cuando salía de Simpson Bay Lagoon

El megayate está propulsado por 2 motores diesel Caterpillar de 2.575 hp y cuenta con una velocidad máxima de 18 nudos, con un alcance de 5.500 millas náuticas a una velocidad de crucero de 12 nudos. También cuenta con spa, baño de vapor y gimnasio, piscina y jacuzzi, helipuerto, cine y club de playa. Su alojamiento es para 16 huéspedes y 19 tripulantes.

En un video, se puede escuchar a un espectador decir “oh Dios mío” repetidamente mientras el barco se estrella contra el muelle.

Se intentó que el capitán de Go abandonara la laguna de Simpson Bay en Ile de Sol Marina a las 10.15 am del miércoles cuando ocurrió el accidente. Cuando el superyate estaba siendo remolcado fuera del puerto deportivo, se detectó una enorme hendidura en el costado del barco.

Aún no se sabe cuánto costará reparar el muelle o el superyate, pero un gerente del club de yates le dijo al Mail Online que podría llevar meses.

Un aviso publicado en el sitio web de St. Maarten Yacht Clube decía: “Como la mayoría de ustedes ya habrán escuchado, esta mañana ocurrió un accidente con un megayate”.

El Go estaba siendo operado por un conductor aprendiz
El Go estaba siendo operado por un conductor aprendiz

Perdieron el control del barco y chocaron contra el muelle del Sint Maarten Yacht Club. Nadie resultó herido y el daño es únicamente estructural, sin embargo, es muy significativo”, explicó. “Actualmente estamos evaluando el alcance de los daños para hacer un plan de reconstrucción”.

El gerente general del Sint Maarten Yacht Club, Michele Korteweg, dijo al Daily Herald: “Si los pilotes que sostienen la estructura aún son sólidos y estables, debería ser más fácil de reconstruir”

Si ese no es el caso”, agregó. “Tendremos que reemplazarlos, lo que podría llevarnos meses”.

Pero mientras tanto, encontraremos una solución temporal para estar operativos lo más rápido posible, al menos para mínimo conectar el acceso de madera al muelle de concreto”.

El impacto ha causado un daño significativo y por el momento, el muelle permanece cerrado hasta nuevo aviso
El impacto ha causado un daño significativo y por el momento, el muelle permanece cerrado hasta nuevo aviso

Otros testigos le dijeron al Mail Online que el superyate se había enredado con la hélice de un viejo velero en el mar cuando estaba a punto de atracar.

Esta no es la primera vez que un yate enorme se estrella contra un muelle en Sint Maarten.

En diciembre de 2019, un superyate, propiedad del dueño del Chelsea, Roman Abramovich, destrozó accidentalmente un muelle del Caribe después del último control de su capitán.

Los turistas que disfrutaban de la vista fueron filmados huyendo de la bahía de Simpson, Sint Maarten, cuando la embarcación comenzó a desviarse.

Se cree que las feroces condiciones climáticas, incluidos los vientos huracanados, empujaron el yate hacia un lado y finalmente lo empujaron hacia la cabina de control.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: