Boris Johnson y Joe Biden discutieron temas de seguridad y defensa en su primera comunicación oficial

“Espero profundizar la duradera alianza entre nuestros dos países”, afirmó el británico

El primer ministro británico, Boris Johnson, habla con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, desde Londres, Gran Bretaña, en esta imagen de las redes sociales obtenida el 23 de enero de 2021.
El primer ministro británico, Boris Johnson, habla con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, desde Londres, Gran Bretaña, en esta imagen de las redes sociales obtenida el 23 de enero de 2021.

El primer ministro británico, Boris Johnson, manifestó este sábado al presidente de EE.UU, Joe Biden, el deseo de estrechar la relación bilateral, en la primera conversación entre ambos políticos desde que el demócrata llegó a la Casa Blanca.

“Fue fantástico hablar con el presidente Joe Biden esta tarde. Espero profundizar la duradera alianza entre nuestros dos países mientras impulsamos una recuperación verde y sostenible” tras la pandemia de la covid-19, señaló Johnson en un tuit.

Además, un portavoz del 10 de Downing Street, la residencia oficial del primer ministro, informó este sábado de que Johnson felicitó a Biden por su investidura y por su decisión de reincorporar a EE.UU. al acuerdo de París sobre cambio climático y a la Organización Mundial de la Salud (OMS). “El primer ministro alabó la rápida acción para afrontar el cambio climático y el compromiso de alcanzar (la emisión) cero (de contaminantes) para el 2050”, indicó la fuente.

Entre otras cosas, ambos líderes abordaron la cooperación mutua en materia de seguridad y defensa, el compromiso con la Alianza Atlántica y los “valores compartidos en la promoción de los derechos humanos y la democracia”, agregó el portavoz.

También trataron de los “beneficios de un posible acuerdo comercial” y confiaron en poder reunirse en persona en cuanto sea posible, además de trabajar juntos para la cumbre del G7 (países más ricos del mundo), que se celebrará en Inglaterra en junio, y la reunión COP26 sobre cambio climático, que tendrá lugar en Glasgow (Escocia), en noviembre, precisó la fuente oficial.

Joe Biden
Joe Biden

Ayer, el norteamericano habló con su par mexicano Andrés Manuel López Obrador. En un breve comunicado, la Casa Blanca informó que ambos mandatarios acordaron atender las “causas de raíz” de los flujos migratorios que parten de Centroamérica y cruzan México para llegar a Estados Unidos, así como promover el “desarrollo” del Triángulo Norte de Centroamérica.

López Obrador aseguró este sábado que los dos coincidieron en que “se deben atender las causas del fenómeno migratorio” ya que las familias no abandonan sus hogares “por gusto” sino “por necesidad”. ”Por eso es muy importante la cooperación para el desarrollo, que se pueda apoyar a los países centroamericanos para que se entreguen apoyos de manera directa”, resaltó el presidente mexicano, quien reveló que Biden pretende invertir 4.000 millones de dólares en la región.

Asimismo, López Obrador aseguró que durante la llamada agradeció al nuevo presidente estadounidense “por su decisión de llevar a cabo una política migratoria que incluye reconocer la ciudadanía estadounidense a millones de mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos”.”Nosotros vamos a exhortar de manera respetuosa a los legisladores de Estados Unidos para que se apruebe esta iniciativa del presidente Biden y se regularice la situación de los migrantes mexicanos”, expresó el presidente, quien dijo que Biden fue “muy amable y respetuoso”.

La primera llamada

Justin Trudeau y Joe Biden, cuando el norteamericano era vicepresidente de Barack Obama
Justin Trudeau y Joe Biden, cuando el norteamericano era vicepresidente de Barack Obama

Biden, habló este viernes con su homólogo canadiense, Justin Trudeau, en la primera llamada con un líder extranjero desde que asumió este miércoles el poder, informó la Casa Blanca. En la conversación, Biden “reconoció la decepción del primer ministro Trudeau con respecto a la decisión de rescindir el permiso para el oleoducto Keystone XL”.

El oleoducto Keystone XL, que tenía que ir de Alberta (Canadá) a Nebraska (EE.UU.), se había convertido en un símbolo de la lucha contra la crisis climática y Biden rescindió el permiso horas después de su llegada a la Casa Blanca. Pese a esta decisión que no agradó a Trudeau, dado el importante peso de los combustibles fósiles en la economía canadiense, en la llamada Biden “reafirmó su compromiso de mantener un diálogo bilateral activo y de profundizar aún más la cooperación con Canadá”.

Los dos líderes hablaron de “revitalizar la cooperación bilateral con una agenda ambiciosa y de amplio alcance, que incluya la lucha contra la pandemia de la covid-19, el fortalecimiento de los lazos económicos, defensa y el liderazgo global para abordar el desafío apremiante del cambio climático”. Biden se puso como uno de sus primeros objetivos como presidente restablecer las relaciones diplomáticas con aliados históricos como Canadá o Europa que habían quedado afectadas durante la Presidencia de Donald Trump.

Trump y Trudeau, de hecho, mantuvieron una tensa relación que estalló durante la cumbre del G7 en Canadá en 2018, cuando el entonces presidente estadounidense llamó a su homólogo “sumiso”, “deshonesto” y “débil” a raíz de una disputa comercial.Durante la Presidencia de Trump, además, Estados Unidos, Canadá y México renegociaron su acuerdo de libre comercio, reemplazando el anterior NAFTA o TLCAN por el actual T-MEC.

Estos tres países mantienen desde marzo del año pasado sus fronteras terrestres cerradas al tráfico no esencial debido a la pandemia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: