Cómo China permite a los traficantes de armas y lavadores de dinero de Corea del Norte evadir las sanciones internacionales

El especialista en Asuntos de Asia Oriental en el Departamento de Estado de EEUU, Alex Wong, alertó sobre el creciente apoyo económico de Beijing a Pyongyang a pesar de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU orientadas a limitar el programa bélico norcoreano

El presidente de China Xi Jinping y el líder norcoreano Kim Jong-un (CCTV via AP/Archivo)
El presidente de China Xi Jinping y el líder norcoreano Kim Jong-un (CCTV via AP/Archivo)

Una red de proveedores de programas de armas y lavado de dinero de Corea del Norte opera en China con la aprobación tácita de las autoridades de ese país, según un alto funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Se suponía que China había expulsado a estos representantes hace años, de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo el martes Alex Wong, subsecretario adjunto del Departamento de Estado para Corea del Norte en la Oficina de Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico. “Pero no ha hecho eso. Y no es porque el gobierno chino lo desconozca. Estados Unidos ha proporcionado a China una amplia información sobre las actividades prohibidas por la ONU que ocurren dentro de sus fronteras. Pero Beijing ha optado por no actuar “, agregó.

Ese es solo un ejemplo más de la negativa de China a cumplir con las sanciones internacionales contra el estado paria, enfatizó Wong. Los funcionarios chinos permiten una amplia gama de operaciones evadiendo las sanciones, desde los cientos de envíos ilícitos de carbón, tráfico que fluye demasiado públicamente para justificar el nombre de contrabando, hasta el empleo continuo de trabajadores norcoreanos, lo que refleja un patrón de Beijing “que busca deshacer el régimen de sanciones de la ONU“ contra Corea del Norte.

“Los ejemplos de este fracaso crónico son numerosos, crecientes y preocupantes”, dijo Wong al ser consultado por el prestigioso Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

Un buque de la Marina mercante norcoreana
Un buque de la Marina mercante norcoreana

China ha aislado durante mucho tiempo a Corea del Norte de la explosión total de las sanciones internacionales, pero la aparente voluntad del presidente Donald Trump de aprobar un ataque militar contra el programa de armas nucleares del régimen estimuló un endurecimiento temporal de la aplicación de las sanciones en 2017. China relajó esa aplicación después de que Trump acordó reunirse con el dictador norcoreano Kim Jong Un en 2018, ya que el proceso de planificación de la cumbre redujo la amenaza del uso de la fuerza.

“He hablado con suficientes diplomáticos chinos para entender claramente qué curso de acción está defendiendo el gobierno chino”, dijo Wong. “Están buscando reactivar los vínculos comerciales y las transferencias de ingresos al Norte, asegurando así que los chinos lleguen a la economía del Norte. Y están buscando todo esto sin que los norcoreanos se involucren en negociaciones serias y sustantivas, sin una hoja de ruta acordada y sin que Corea del Norte aún tome medidas concretas hacia la desnuclearización“.

Algunos de esos vínculos ya se han renovado a pesar de la obligación legal de China de cortarlos. Los observadores estadounidenses han documentado 555 casos distintos de “barcos que transportan carbón prohibido por las Naciones Unidas u otros bienes no autorizados de Corea del Norte a China”, incluidos 400 que implican barcos que enarbolan la bandera de Corea del Norte en aguas chinas, prácticamente “tocando el timbre y anunciándose literalmente” a sus anfitriones.

“No hay excusa para las evasiones de Beijing”, dijo Wong. “Tiene los recursos para cumplir con sus obligaciones de sanciones impuestas por la ONU en sus aguas costeras. Pero, de nuevo, elige no hacerlo “.

Un buque norcoreano es cargado con carbón durante la ceremonia de apertura de un nuevo muelle en el puerto norcoreano de Rajin (Reuters/Archivo)
Un buque norcoreano es cargado con carbón durante la ceremonia de apertura de un nuevo muelle en el puerto norcoreano de Rajin (Reuters/Archivo)

Corea del Norte sorprendió a los aliados de Estados Unidos al presentar un misil balístico intercontinental (ICBM, en inglés) en octubre como parte de una serie de nuevos sistemas de armas.

“Las sanciones están funcionando lo suficientemente bien como para hacer que los norcoreanos hagan todo lo posible para evadirlas”, dijo el académico visitante del Instituto Corea-Estados Unidos William Newcomb, al finalizar Wang su presentación. Newcomb es un ex economista del gobierno de Estados Unidos que monitoreó la economía de Corea del Norte.

“La otra conclusión desafortunada es que las sanciones no han logrado detener ningún progreso en los programas de armas de destrucción masiva y misiles balísticos. Y vimos una buena evidencia de eso en el desfile reciente [de armas en Pyongyang]”, indicó. Sin embargo, esos avances no pudieron ocultar por completo las luchas económicas del país, que se han visto exacerbadas durante el último año por la decisión del régimen de Kim de luchar contra la propagación de la pandemia de coronavirus mediante “un bloqueo autoimpuesto por las propias fuerzas armadas de Corea del Norte”, agregó Newcomb.

Misiles balísticos interncontinentales durante un reciente desfile militar en Pyongyang (KCNA/AFP)
Misiles balísticos interncontinentales durante un reciente desfile militar en Pyongyang (KCNA/AFP)

“Es probable que este impacto comercial sustancial lleve a una disminución acelerada del ingreso nacional que será difícil revertir en el corto plazo. Va a tener una escasez en cascada en toda la economía y eso, en sí mismo, llevará a interrumpir las líneas de suministro.”, concluyó el economista.

El apoyo económico de China a Corea del Norte socava los intentos occidentales de capitalizar esa debilidad económica, pero Wong prometió que Estados Unidos buscará formas de endurecer las sanciones al régimen a fin de obtener la influencia necesaria para presionar a Kim para que desmantele su arsenal nuclear.

Wong aseguró que Estados Unidos seguirá imponiendo sanciones a cualquier persona o entidad que incurra en la evasión de sanciones, incluidas las personas y entidades dentro de la jurisdicción de China.

“Estas acciones destinadas a implementar sanciones y los continuos esfuerzos de cumplimiento de nuestros socios en todo el mundo son difíciles. Pero no se equivoquen. Son vitales para nuestro objetivo final de paz “, concluyó Wong.

Seguir leyendo: