EEUU exigió a los líderes libaneses terminar con la “corrupción endémica”

El subsecretario de Asuntos Políticos estadounidense, David Hale, visitó este sábado el puerto de la ciudad y confirmó que un equipo del FBI llegará en las próximas horas a Beirut para participar en la investigación de la explosión que dejó al menos 177 muerto

David Hale en la visita al puerto de Beirut (REUTERS/Nabil Mounzer)
David Hale en la visita al puerto de Beirut (REUTERS/Nabil Mounzer)

El subsecretario de Asuntos Políticos estadounidense, David Hale, instó hoy a los líderes políticos libaneses a que establezcan un plan “creíble y aceptado por el pueblo libanés” para acabar con la “corrupción endémica que ha sofocado” Líbano

El enviado norteamericano, que visitó este sábado el puerto de Beirut, que quedó destrozado por la explosión del pasado día 4, exigió de nuevo una investigación “transparente” de la tragedia que ha causado al menos 177 muertos y 6.000 heridos, y dijo que un equipo del FBI llegará en breve al lugar.

Hale confirmó que un equipo de la Oficina Federal de Investigación (FBI) de EEUU llegará “al final de esta semana” a Beirut para participar en las investigaciones, según declaraciones recogidas por la Agencia de Noticias Nacional (ANN) libanesa.

El enviado estadounidense había anunciado el jueves a su llegada a Beirut que el FBI colaborará en la investigación con las autoridades libanesas, a petición de estas.

Hoy, en el último día de su visita al Líbano, afirmó que “el Estado necesita controlar las fronteras y las instalaciones oficiales, como el puerto de Beirut, para garantizar la soberanía del país”.

El Gobierno libanés reconoció que detrás de las devastadora explosión está un cargamento de casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio, que permanecía almacenado en el puerto desde 2014 sin las debidas precauciones. Sin embargo, aún se desconoce qué originó la deflagración del fertilizante.

Vista del área portuaria destruida después de las explosiones que azotaron el puerto de Beirut (Líbano). EFE/Wael Hamzeh
Vista del área portuaria destruida después de las explosiones que azotaron el puerto de Beirut (Líbano). EFE/Wael Hamzeh

El presidente libanés, Michel Aoun, admitió que supo de la presencia de una “gran cantidad” de ese material peligroso en el puerto de Beirut el 20 de julio, dos semanas antes de la explosión.

Hale se reunió el viernes con Aoun, al que le exigió reformas y luchar contra la corrupción, para que pueda desbloquearse la ayuda financiera internacional para el Líbano.

Varias potencias occidentales, en primer lugar Francia, han ofrecido su apoyo al Líbano tras la tragedia del puerto y varios altos cargos han visitado el país, incluido el presidente francés, Emmanuel Macron.

Así fue la explosión en el puerto de Beirut

Debemos asegurarnos de que se lleve a cabo una investigación transparente, completa y creíble”, insistió Hale. “No podemos dar marcha atrás y volver a una época en la que cualquier cosa podía entrar por el puerto o cruzar las fronteras del Líbano”, señaló a los periodistas.

El poderoso movimiento chiita libanés Hezbollah es acusado con frecuencia de tener sus entradas en el puerto de Beirut y manejar una red de contrabando en la frontera con Siria, su vecina en guerra.

Tras la explosión, algunos acusaron a Hezbollah, considerada “organización terrorista” por Estados Unidos, de almacenar armas en el puerto, algo que su jefe, Hassan Nasralá, desmintió firmemente.

Hale instó el sábado a las autoridades a que retomen el control de la situación.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Las imágenes satelitales que muestran la devastación tras la explosión en Beirut

MAS NOTICIAS