Zoom cerró la cuenta de un activista que quería conmemorar a las víctimas de Tiananmen: sospechan del régimen chino

Zhou Fengsuo, fundador de la ONG Humanitarian China radicado en EEUU, denunció que la compañía inhabilitó su usuario luego de la conferencia virtual que realizó la organización sin fines de lucro para recordar las protestas estudiantiles de 1989

Zhou Fengsuo, fundador de la ONG Humanitarian China
Zhou Fengsuo, fundador de la ONG Humanitarian China

La aplicación de videollamadas Zoom, que tuvo un crecimiento exponencial desde que comenzó la pandemia de coronavirus a nivel mundial, volvió a estar en el centro de la polémica en las últimas horas tras conocerse que cerró la cuenta de un grupo de activistas chinos, con sede en Estados Unidos, luego de haber llevado a cabo una reunión virtual para conmemorar el 31° aniversario de la masacre de Tiananmen.

El organizador del evento del 31 de mayo, a través de una cuenta paga de Zoom asociada a la ONG Humanitarian China, fue Zhou Fengsuo, fundador de la organización sin fines de lucro y líder estudiantil de las protestas de Tiananmen de 1989, en las que murieron cientos de personas como consecuencia de la represión de las fuerzas de seguridad chinas.

“Estamos indignados por este acto de Zoom, una empresa de Estados Unidos”, señaló Zhou y otros organizadores al portal Axios por medio de un comunicado. Si bien la empresa está radicada en territorio norteamericano, posee capitales chinos. The Washington Post fue uno de los que advirtió sobre las presiones del régimen: Los incidentes están reavivando las preocupaciones sobre la susceptibilidad de la compañía de Silicon Valley -de rápido crecimiento- a la influencia del gobierno chino semanas después de que la empresa comenzó a enfrentar un escrutinio sobre su seguridad, incluida su ruta de datos a través de China. En medio de la pandemia de coronavirus, el episodio también destaca la dependencia mundial de servicios como Zoom y su capacidad para controlar el habla. El jueves la compañía reconoció que algunas reuniones recientes relacionadas con China habían sido interrumpidas.

“Como el programa de reuniones más popular comercialmente en todo el mundo, Zoom es esencial como una extensión no prohibida para las audiencias chinas que recuerdan y conmemoran la masacre de Tiananmen durante la pandemia de coronavirus”, agregaron en la nota de prensa.

Este año se conmemoró el 31° aniversario de la masacre de Tiananmen (AP)
Este año se conmemoró el 31° aniversario de la masacre de Tiananmen (AP)

Zhou, quien se encuentra exiliado en Estados Unidos, se ha convertido en un icono de la disidencia pro-democracia china. Al igual que otros activistas y disidentes, desde que dejó su país es objeto de acoso y vigilancia por parte del régimen de Beijing. Con motivo del 31° aniversario de la masacre de Tiananmen, que se recordó el pasado 4 de junio, y en el marco de la actual situación de pandemia de coronavirus, los organizadores del evento decidieron hacerlo a través de Zoom. Cerca de 250 personas formaron parte.

Entre los oradores estuvieron madres de estudiantes asesinados durante la represión del régimen chino, organizadores de la vigilia con velas de Tiananmen en Hong Kong, así como activistas y disidentes.

Sin embargo, luego de la realización del evento, Zhou comentó a Axios que el 7 de junio observó que su cuenta de la app de videollamadas había sido cerrada. Desde entonces, el activista chino no ha podido acceder a la cuenta. La compañía, con sede en San Francisco, no ha respondido hasta el momento a sus correos electrónicos.

Axios informa que una segunda cuenta de Zoom, perteneciente Lee Cheuk Yan, activista pro-democracia y ex político de Hong Kong, también fue cerrada a finales de mayo. Lee tampoco recibió respuestas por parte de la empresa norteamericana.

Zoom reconoció que semanas atrás algunas llamadas fueron accidentalmente enrutadas a través de servidores chinos (REUTERS/Athit Perawongmetha)
Zoom reconoció que semanas atrás algunas llamadas fueron accidentalmente enrutadas a través de servidores chinos (REUTERS/Athit Perawongmetha)

Pese a la falta de respuestas por parte de Zoom, Axios sostiene que el meteórico ascenso que ha tenido la app en los últimos meses “ha llevado a un mayor escrutinio de sus vínculos con China”. En ese sentido, recordó que la compañía reconoció que gran parte del desarrollo de sus productos se ha basado en el gigante asiático, “y algunas llamadas de Zoom han sido accidentalmente enrutadas a través de servidores chinos”, incluso en llamadas que no se han hecho en suelo chino.

El gobierno de Taiwán prohibió el uso oficial de Zoom “por motivos de seguridad”, al igual que las escuelas del estado de Nueva York, el Senado de los Estados Unidos y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania.

Ante esta situación, el director general de Zoom, Eric Yuan, dijo a principios de junio que la empresa ha decidido no codificar las llamadas gratuitas para cooperar con las fuerzas del orden.

En mayo la compañía anunció que ya no proporciona cuentas gratuitas a los usuarios individuales en China, “por razones de seguridad”, pero sí continúa vendiendo cuentas de pago.

Desde el comienzo de la pandemia, la app pasó de 10 millones de usuarios a más de 200 millones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

A 31 años de la masacre de Tiananmen, el día que Beijing aplastó las aspiraciones democráticas del pueblo chino


MAS NOTICIAS