El régimen de China aprobó el primer Código Civil del país: tiene restricciones para los matrimonios y vacíos legales sobre privacidad

El texto, que entrará en vigor el 1 de enero, solo regula uniones entre personas de distinto sexo, no contempla el concubinato y da un período de 30 días de “enfriamiento” para retirar los pedidos de divorcio

El canciller Wang Yi y el ministro de Defensa Wei Fenghe, en la sesión de clausura del Congreso (Reuters)
El canciller Wang Yi y el ministro de Defensa Wei Fenghe, en la sesión de clausura del Congreso (Reuters)

La Asamblea Nacional Popular de China aprobó este jueves el Código Civil, texto legal hasta ahora inexistente en este país asiático y que regula, entre otros asuntos, el derecho a la privacidad.

El texto consta de unos 1.260 artículos y es el primero de este tipo aprobado en el país, que llevaba décadas intentando impulsar una normativa así. El nuevo Código Civil entrará en vigor el 1 de enero de 2021.

El texto adoptado se basa en leyes ya existentes en la República Popular, como la Ley de Propiedad, la de Garantías, la de Responsabilidad Civil, la de Contratos, la de Sucesiones, la de Adopción y la de Matrimonio.

En la parte relativa a esta última, el nuevo Código Civil chino solo recoge los matrimonios entre personas de distinto sexo y no legisla sobre cohabitación extramarital.

Otra de las polémicas de este apartado es una provisión que permite retirar una solicitud de divorcio en los 30 días posteriores a su presentación, un mecanismo que, según portavoces de la ANP, no se aplicaría en supuestos como el de una separación motivada por violencia machista.

Votación del presidente Xi Jinping (Reuters)
Votación del presidente Xi Jinping (Reuters)

En cuanto a la parte de Derechos de la Personalidad, se basa en algunas provisiones de los Principios Generales de la Ley Civil, mientras que incorpora una serie de novedades. Así, este apartado regula el derecho a la vida, a la salud o al honor, pero también a la privacidad y a la protección de información personal en un país en el que la vigilancia - bien a través de cámaras de vídeo instaladas en cada esquina, bien a través de la recopilación de datos a través de las aplicaciones móviles - es omnipresente.

Uno de los artículos detalla las circunstancias en las que se exime de responsabilidad civil el almacenamiento o manejo de información personal, mientras que otro regula las obligaciones que tienen aquellos que almacenen o controlen este tipo de información.

El texto indica que la información privada cuenta como cualquier cosa que un individuo “no esté dispuesto a dar a conocer a otras personas” y prohíbe a las empresas, individuos -e incluso al gobierno- acceder a dicha información sin consentimiento. Sin embargo, no enumera específicamente información como las cuentas y contraseñas de un individuo, su historial médico, datos financieros, registros de comunicaciones, estado civil o religión como información personal que debe ser protegida.

China había intentado introducir un Código Civil con anterioridad, pero las cuatro tentativas previas a la actual (desde los años 50 hasta el 2000) fueron infructuosas, bien por motivos políticos o socioeconómicos.

Con la adopción de este texto y la polémica ley de seguridad nacional de Hong Kong, entre otras decisiones, la ANP clausuró su reunión anual, que tuvo que ser pospuesta más de dos meses por la pandemia del coronavirus, que ha obligado a llevar mascarillas a los diputados presentes en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

China aprobó su polémica ley de seguridad sobre Hong Kong

MAS NOTICIAS