Murió por coronavirus el político francés Patrick Devedjian, ex ministro de Nicolas Sarkozy

Patrick Devedjian
Patrick Devedjian

Patrick Devedjian, exministro durante la Presidencia de Nicolas Sarkozy y antiguo secretario general de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), ha fallecido en la noche del sábado al domingo a causa del coronavirus.

Devedjian, de 75 años y en la actualidad presidente del departamento de Altos del Sena, había sido hospitalizado tras ser diagnosticado con Covid-19, según ha anunciado el propio departamento a través de un comunicado.

El político, quien fuera entre 2008 y 2010 ministro a cargo de la Aplicación del Plan de Recuperación tras la crisis económica de 2008, confirmó el jueves haber dado positivo por el virus. “Cansado pero estabilizado gracias a ellos, vuelvo a subir la cuesta y les mando un gran agradecimiento por su constante ayuda a todos los pacientes”, había escrito en Twitter, dando las gracias a los trabajadores sanitarios.

Devedjian fue además secretario general de la UMP, presidida por Sarkozy --del que fue asesor-- entre 2007 y 2008, cuando dimitió para asumir el citado ministerio, siendo reemplazado en el partido por Xavier Bertrand.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha lamentado el fallecimiento de Devedjian, al que ha descrito como “un hombre político comprometido que puso su gran cultura, su inmenso conocimiento del Derecho y su pasión por la libertad al servicio de su territorio y de la nación”.

Patrick Devedjian fue ministro durante la  Presidencia de Nicolas Sarkozy y antiguo secretario general de la Unión  por un Movimiento Popular (UMP),
Patrick Devedjian fue ministro durante la Presidencia de Nicolas Sarkozy y antiguo secretario general de la Unión por un Movimiento Popular (UMP),

Asimismo, ha destacado que "tuvo la pasión de las ideas" y que "nunca olvidó sus orígenes". "Tenía Armenia en su corazón y amaba profundamente Francia, su cultura, su imaginario y sus servicios públicos", ha dicho.

"Sus últimas palabras públicas fueron para el personal de enfermería que, hasta el final, lo ayudó a luchar contra el virus y para los agentes del departamento de Altos del Sena, movilizados al servicio de sus ciudadanos", ha destacado.

Francia reportó este sábado 319 nuevos muertos en las últimas 24 horas con lo que el número de fallecidos por la COVID-19 se eleva a 2.314, según datos del gobierno. Según el último balance, el número de contagiados confirmados se eleva a 37.575, de los que 17.620 están hospitalizados (+1.888) y 4.273 en cuidados intensivos, 486 personas más en un solo día. Otros 6.624 han podido regresar a sus casas en las últimas 24 horas tras superar la neumonía.

El número de fallecidos anunciado solo corresponde a los que han sucumbido al coronavirus en los hospitales por lo que se desconoce el número real de muertos por la pandemia que ya ha dejado más de 20.000 víctimas mortales en Europa.

Según el director general de Salud, la letalidad del virus era del 6% en Francia la semana pasada. Pero estos datos ocultan la disparidad por regiones, ya que no todas están afectadas de la misma forma.

Según los datos publicados el sábado, las regiones con más personas hospitalizadas son París y su corona (Ile de France), con 6.523, de ellos 1.570 en cuidados intensivos, el Gran Este (3.525, de ellos 756 en cuidados intensivos) y Auvernia-Ródano-Alpes (1.904, de ellos 432 en reanimación).

Por su parte, el primer ministro Edouard Philippe, advirtió a los franceses de que “los primeros 15 días de abril serán todavía más difíciles que los 15 que acaban de pasar” en el combate contra la pandemia, “que no ha hecho más que comenzar”.

Francia espera ver “los primeros impactos” del confinamiento “a finales de la semana que viene”, indicó por su parte Arnaud Fontanet, virólogo del instituto Pasteur y miembro del Consejo Científico instalado por le gobierno. “Para poder estimar el impacto de estas medidas de confinamiento en el indicador principal, que es el número de casos diarios de admisiones en reanimación, habrá que esperar un poco”, declaró en una conferencia de prensa con el primer ministro.

Con las medidas adoptadas -guantes, mascarillas, distancia social, confinamiento- el objetivo es reducir de 3 a “menos de 1” el “número de reproducción de base” del virus, es decir, el número de personas infectadas por un enfermo. “Si un enfermo infecta a menos de una persona, la epidemia va a remitir”, aseguró el profesor Fontanet.

Por su parte, el ministro de Salud Olivier Veran, informó que el país ha encargado “más de mil millones” de mascarillas a China para hacer frente a la epidemia COVID-19. “Se ha establecido un puente aéreo estrecho e intenso entre Francia y China para facilitar la entrada de mascarillas en nuestro territorio”, declaró el ministro durante una conferencia de prensa, en la que recordó que el país necesita 40 millones de mascarillas por semana.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Hallaron muerto a un ministro alemán: “Estaba muy preocupado por las consecuencias económicas del coronavirus”

El misterio de Portugal: tiene muchos menos casos de coronavirus que España, su castigado vecino

MAS NOTICIAS