Un hombre con una máscara facial cerca de una pantalla gigante que muestra una propaganda para luchar contra el coronavirus en Pekín. REUTERS/Tingshu Wang
Un hombre con una máscara facial cerca de una pantalla gigante que muestra una propaganda para luchar contra el coronavirus en Pekín. REUTERS/Tingshu Wang

Todas aquellas personas que regresen a Beijing tras las prorrogadas vacaciones del Año Nuevo lunar deberán pasar una cuarentena de 14 días en casa para ayudar a prevenir contagios del coronavirus COVID-19, informaron medios locales.

De acuerdo con el diario oficial Beijing Daily, que cita un grupo de trabajo local para la prevención de la epidemia, quienes no hagan una cuarentena de 14 días tras su vuelta serán castigados según la ley, aunque no especifica qué medidas se tomarán ni si las restricciones también se aplican a no residentes o a extranjeros.

Desde ahora, todos aquellos que regresen a Beijing deben quedarse en casa o en centros de observación durante 14 días tras su llegada”, agrega la información.

Cientos de miles de trabajadores chinos debían regresar el pasado lunes a oficinas y fábricas tras las vacaciones del Año Nuevo Lunar pese a que el país sigue luchando contra el nuevo coronavirus, que deja ya al menos 1.523 fallecidos en China.

La vuelta está siendo escalonada, y en la capital china la mayoría de los ciudadanos se mantienen aún encerrados en sus viviendas, las calles siguen desiertas y la mayor parte de los locales comerciales cerrados, con la excepción de supermercados y algunas pequeñas tiendas de alimentación.

En los bloques de viviendas, los residentes que deseen salir a la calle deben acudir antes a unos improvisados centros de control donde los guardias de seguridad miden la temperatura corporal y entregan unos pases identificativos.

Un hombre con mascariila revisa su teléfono móvil mientras viaja en metro por la mañana después del prolongado día festivo del Año Nuevo Lunar causado por el novedoso brote de coronavirus, en Pekín, China, el 10 de febrero de 2020. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Un hombre con mascariila revisa su teléfono móvil mientras viaja en metro por la mañana después del prolongado día festivo del Año Nuevo Lunar causado por el novedoso brote de coronavirus, en Pekín, China, el 10 de febrero de 2020. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Según la circular hecha pública por Beijing Daily, quienes regresen a la ciudad a partir de ahora deben comunicarlo antes a sus comunidades vecinales.

Asimismo, muchas empresas han pedido a sus empleados que trabajen desde sus domicilios para evitar contagios.

Las autoridades tratan de que la vuelta al trabajo se realice “de manera ordenada” con un doble objetivo: evitar que se disparen los casos y que no se frene completamente la actividad económica, según la directriz marcada por el propio presidente chino, Xi Jinping.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, se contabilizaron además 2.641 nuevos casos, lo que eleva a 66.492 el número de infectados detectados hasta ahora en China.

En el caso de Beijing, se han confirmado tres fallecidos y 372 casos hasta la fecha, de los cuales 80 ya han sido dados de alta.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: