Fue el mejor futbolista del mundo, pero no le va bien como presidente: George Weah, de los goles a las protestas

A dos años de su llegada al poder en Liberia, enfrenta manifestaciones callejeras y su popularidad está en baja. Una economía en recesión, inflación en aumento y denuncias de corrupción desataron la indignación de los más pobres, que habían confiado en él por ser el máximo ídolo deportivo del país

TE PUEDE INTERESAR