Las autoridades iraníes presentaron este jueves un nuevo sistema de defensa aérea de fabricación local llamado Bavar 373, que puede usar tres tipos de misiles para alcanzar objetivos a diferentes altitudes.

El nuevo sistema, capaz de detectar cien blancos de forma simultánea, fue dado a conocer durante una ceremonia en Teherán con motivo del Día Nacional de la Industria de Defensa, en la que estuvo presente la cúpula castrense y el presidente iraní, Hasan Rohani.

El viceministro iraní de Defensa, el general Qasem Qureishi, explicó que la capacidad de alcance del Bavar 373 es de unos 300 kilómetros, superando así la del sistema ruso S-300,  que ha servido de inspiración.

El lanzador, parte del sistema de misiles Bavar 373 (Reuters)
El lanzador, parte del sistema de misiles Bavar 373 (Reuters)

De hecho, el Bavar 373 comenzó a ser desarrollado en 2010 cuando la compra de los S-300 por parte de Teherán debió ser suspendida en el marco de las sanciones internacionales de las que en ese momento participaba Rusia. Irán finalmente obtuvo los S-300 en 2016, luego de que las sanciones fueran parcialmente levantadas por el acuerdo nuclear, pero el Bavar 373 ya estaba en un avanzado estado de desarrollo.

Se trata de un sistema móvil de lanzamiento vertical utilizado principalmente para la defensa aérea en buques de guerra que puede detectar y atacar blancos a hasta 65 kilómetros de altura.

Según el titular de Defensa, Amir Hatami, la República Islámica refuerza así sus capacidades militares para defenderse ante "amenazas extranjeras".

distintos vehículos parte del sistema Bavar 373 (AFP)
distintos vehículos parte del sistema Bavar 373 (AFP)

Hatami también destacó los logros defensivos alcanzados pese a las sanciones, en alusión al embargo armamentístico a la República Islámica que debe acabar en 2020 y que ha forzado a Irán a desarrollar a nivel interno esta industria.

La presentación de Bavar 373 coincide con un momento de escalada de la tensión entre Irán y Estados Unidos, país que impuso el año pasado sanciones a Teherán tras retirarse unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015.

Desde mayo pasado, se han registrado en el golfo Pérsico una serie de ataques a petroleros y buques cisterna, de los que Washington ha responsabilizado al régimen de Teherán.

El misil fue desarrollado en 2010 en reemplazo de los S-300 rusos (AFP)
El misil fue desarrollado en 2010 en reemplazo de los S-300 rusos (AFP)

Las autoridades iraníes han rechazado su implicación en estos incidentes pero sí se han atribuido el derribo de un drone estadounidense en junio pasado y la captura de un petrolero de bandera británica, el "Stena Impero" en julio.

Irán insiste en que su capacidad militar no representa una amenaza para otros países porque su política se basa simplemente en la disuasión, y asegura que no busca una guerra con Estados Unidos pero que se defenderá si es atacado.

Con información de EFE y AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: